El peligroso encanto de lo invisible

"Interpretamos la ciencia y la tecnología a través de lentes míticas, por grande que sea el abismo que separe lo imaginario de lo real. Los científicos constantemente fomentan esto, y no hay necesariamente daño alguno en ello. Pero cabría decir algo con el objetivo de no perder de vista esta distinción. Pues la invisibilidad no es en modo alguno el único sueño que se ha utilizado para este fin: también proyectamos en nuestros descubrimientos científicos e invenciones tecnológicas las fantasías relacionadas con la inmortalidad y la resurrección, los viajes en el tiempo, los viajes espaciales, la teletransportación, la antropoeia (creación de personas), la vida extraterrestre y la alquimia, por nombrar solo un puñado. Lo hacemos por una buena razón: los mitos, y esto incluye los modernos y los de la ciencia ficción, nos permiten explorar los temores y esperanzas invocados por lo que se pudiera alcanzar, y nos motivan a volverlo alcanzable. Pero como demuestra la historia de la invisibilidad, el mito no es un plano para el ingeniero. Es más importante que eso".
Philip Ball. El peligroso encanto de lo invisible.

Muchos perdones por no haberme pasado por aquí durante tanto tiempo y, además, simplemente vuelvo para hablar de libros. Una descortesía tremenda que espero poder reconducir de alguna manera.

La vida es la vida y la mía últimamente va por otros derroteros que los de la escritura bloguerística.

Me paso por aquí para hablaros de este libro de Philip Ball que me compré durante la Feria del Libro de Madrid. La Feria me causa ansiedad y malestar casi siempre. Mucha gente, mucho calor, mucha gente acalorada pensando que ser culto es pasear entre casetas de libros comiendo un helado, como si los libros se fueran a leer solos o por alguna transferencia mística.

Este libro es una especie de historia de lo invisible a lo largo de la humanidad. La posibilidad de ser invisible siempre ha estado presente en mitos, religiones, historias y cuentos a lo largo de distintas culturas y épocas. Siempre ha servido como aspiración del hombre y normalmente con aspiraciones poco honestas. Parece que el hecho de ser invisible se entiende como una liberación del cumplimiento de las leyes sociales y de la posibilidad de ser castigado por saltárselas.

De igual manera, al menos en las historias, la invisibilidad viene con una pesada carga de desgracia o de distintos tipos de infortunio. Es algo por lo que hay que pagar.

Este libro también habla de muchos asuntos relacionados con la invisibilidad como la videncia, el espiritismo, el espionaje...

La verdad es que es interesantísimo. No me había leído nada de este señor, pero seguramente repetiré. Hay otros libros suyos que, al menos por el título, parecen my atractivos como Al servicio del Reich, la ciencia en tiempos de Hitler; Curiosidad, por qué todo nos interesa; El instinto musical, escuchar. pensar y vivir la música; etc.

Algunos párrafos que he subrayado:
"Específicamente, la invisibilidad nos tentará con tres cosas: el poder, el sexo y el asesinato. Esta es la promesa que ha inducido a la gente a buscar la invisibilidad en todas las épocas, ya sea a través de conjuros mágicos o artes esotéricas o artilugios y ropajes que confieren la capacidad de desaparecer".

"Esta es una de las aparentes paradojas de la modernidad: que el florecer de la ciencia coincidiese con un resurgimiento del interés en los temas espirituales, el misticismo y la magia y los nuevos conceptos de invisibilidad".

"Además, los fantasmas todavía tenían una función social que cumplir. Como explica Keith Thomas, “personificaban los miedos y esperanzas de los hombres, haciendo explícitas muchas cosas que no se podían decir directamente”. Aprobaban la buena conducta garantizando que los muertos fuesen reverenciados y amenazando con horribles represalias contra nuestros pecados. Son la policía invisible, agentes omnividentes que custodian las normas y los límites. En este sentido los fantasmas tradicionales no son emisarios del caos, sino, por el contrario, conservadores. ¿No es justamente esto lo que hacía el fantasma de Marley, mostrándole a Scrooge los errores de su conducta?"

"La palabra inglesa magnet [imán] deriva de la región de Magnesia en el mar Egeo, donde se podía encontrar este tipo de piedra, pero acaso también comparte una raíz etimológica con la propia magia".
En fin, un buen libro que os recomiendo.

La gran migración

Aquí estamos de nuevo los esforzados miembros del club más de lectura torturada del mundo. El libro de este mes fue propuesto por la madre de Paula. Ella leía y escuchaba nuestros sufrimientos y no se podía creer que tuviéramos tan mala suerte en la elección de libros.

Tan es así, que decidió dejar de escuchar el podcast. Ese podcast moribundo que, la verdad, es que ya no se puede oír porque no publicamos nada. Shame on us!

Alargo la introducción porque yo tengo un problema añadido. No sé si sabéis, supongo que no, que estoy  de obras en casa. Pues bien, el libro me lo leí al principio del mes y ahora está dentro de alguna de las 15 cajas de libros que tenemos en un trastero. Así que tengo que hacer esta reseña un poco de memoria. A ver qué sale.

He de decir que el libro me ha gustado bastante. Es muy corto y muy profundo a la vez. Son trozos muy cortos, ideas, reflexiones de una o dos páginas, normalmente. El tema, como veis por el título, es la migración de personas. En ese aspecto es bastante actual, aunque el libro ya tiene unos años. Su autor, Hans Magnus Enzensberger, ha sido premio Príncipe de Asturias de humanidades, aunque he de decir, para mi sonrojo, que yo no había oído hablar de él hasta leer este libro.

Hans Magnus nos habla de lo que nos hace iguales y diferentes, del sentido de pertenencia al grupo, de que no somos tan civilizados como creemos o que somos más animales de lo que pensamos. Cómo hay distintas fronteras para personas y dinero (o para personas con dinero y sin dinero). Cómo los inmigrantes reciben rechazo para luego ellos rechazar a los que vienen después...

En fin, una lectura fácil y profunda a la vez. Es un libro para leerlo poco a poco y reflexionar. Si se lee de golpe, creo yo, no pasará de ser una serie de apuntes o paisajes que poco pueden aportar.

Encontraréis reflexiones más acertadas en los blogs de Paula, MG, Carmen y en el del club de lectura con la aportación de Juanjo.

El próximo libro es Grandes Esperanzas, de Charles Dickens y tengo grandes esperanzas en que nos guste a todos. ¡Es Dickens!