La Sed

Harry Hole es mi debilidad. Ha salido otro libro de la serie cuando ya pensaba que no iba a haber más y a leerlo que me he lanzado. Creo que es el 12 de la serie y me los he leído todos menos el número 2.

Creo que ya os conté que en España empezaron a publicarlos desde el número 3 en adelante y ya más tarde publicaron los dos primeros.

Como hay una parte en la que Hole va haciéndose viejo, achacoso y a la vez va madurando no sé si me leeré alguna vez ese segundo libro. Es posible que sí.

Este libro no es una continuación en sí, pero sí que aparecen personajes que aparecieron en libros anteriores, especialmente del anterior, Policía.

En este caso, y es desvelar muy poco, se va tras los pasos de un extraño asesino que se bebe la sangre de sus víctimas. Harry está retirado del servicio activo y trabaja como profesor en la academia de policía y la comisaria responsable del grupo de delitos violentos es Katrine Bratt. A partir de ahí se va liando la madeja y, como siempre, el señor Nesbø va engañándonos de manera continua y nosotros cayendo en el engaño. Otra vez lo consigue y te va haciendo creer que sabes quién es el asesino para darte cuenta de que te equivocas.

También repito que esto es lo que me pasa a mí, a lo mejor hay quién lo lee y a la primera caza al asesino. Entonces este tipo de novelas pierden toda su gracia y se vuelven aburridas.

No sé si el autor seguirá escribiendo libros de esta serie, espero que sí. Ha escrito también uno que se llama el Hijo y que quiero leerme antes de que salga como película en los próximos meses.

En fin, si no me habéis hecho caso hasta ahora después de reseñar 9 libros suyos no me lo vais a hacer ahora, pero si alguno ha seguido mi consejo y le han gustado los anteriores que no dude en leerse este: Harry Hole sigue vivito y coleando.

3 comentarios:

  1. Leí "Petirrojo" en el 2011 cuando la recomendaste pero me dio "yu-yu" por lo del asesino sueco y ya no leí más.

    ResponderEliminar
  2. Pues ya lo siento. A mí me gusta mucho. Siempre pienso que esas cosas son invenciones y que en esos países no pasan esas cosas, pero sí.

    ResponderEliminar
  3. Me parece magnífico, como todos los de Jo Nesbo, aunque quizás un poco excesivo con el tema sangre e higadillos. El otro día leí una noticia de que el personaje que recordaba todas las caras, es real, o mejor dicho que si que hay gente que tiene esa capacidad y que suelen trabajar para la policía. Aprovecho la ocasión para desearos a ti y a Anijol que paséis una fantásticas fiestas en compañía de estupendos hijos y resto de familia, comiendo buen jamón(#yatusabeh) y bebiendo buen vino. Mucha suerte y salud para los años venideros. Un abrazo.

    ResponderEliminar