Pantsdrunk

"Pantsdrunk entails an evening spent in a planned fashion without the pressure to accomplish anything. On the surface, this sounds counterintuitive, but it contains profound wisdom. Pantsdrunk is the courage to project your emotions and readiness to live in the moment regardless of your mood. When work-related stress threatens to crush the oxygen out of your lungs, pantsdrunk takes what life has to offer and refines it into quality time. Pantsdrunk allows you to recuperate emotionally, psychologically, and physically when life’s strains are twisting you into knots".
Miska Rantanen. Pantsdrunk.

Hay veces que no sé por qué leo lo que leo. ¿Por qué me interesó este libro cuando lo vi en Instagram? Pues no lo sé. Supongo que me pareció extraño.

El libro trata de describir el método de desconexión que hacen los finlandeses cuando quieren olvidarse de sus problemas o relajar el estrés del trabajo. Parece ser que su método para hacerlo es emborracharse en casa en ropa interior. Puede parecer algo excéntrico, pero bien pensado es algo que todos hacemos de vez en cuando. Básicamente se trata de quedarte en casa en vez de salir al bar viendo la tele y comiendo cosas no saludables. Lo de beber hay quien lo hace y hay quien no. De hecho el autor indica que hay que beber lo suficiente como para desconectar, pero no tanto como para tener resaca al día siguiente.

Hace falta experiencia, claro.

El libro es bastante corto y vienen diversas explicaciones del origen de esta técnica de relajación, de sugerencias para realizarlo, de testimonios de personas que lo hacen e, incluso, listas de música o comida adecuada para diversas ocasiones. Además tiene unas ilustraciones bonitas y fotos de casas nórdicas estupendas. 

Se nos habla de los altos estándares que tiene Finlandia en cuanto a educación, bienestar y felicidad y cómo parte de su cultura son esas desconexiones caseras ocasionales. De hecho tienen una palabra en su idioma que dice justamente eso: emborracharse en ropa interior: Kalsarikänni. Un país que crea este tipo de palabras no debe ser mal sitio.

Algunos párrafos:
"Pantsdrunk is R&R for a restless world. If we believe the husky-sized headlines barking at us every which way we turn, the end is nigh. It’s almost impossible to tell what’s real news, fake news, or both. Climate change, international terrorism, Auto-Tune pop, democratically elected presidents, the plastic surgery of aging celebrities— each bit of news is more depressing than the last. The Nordic countries have a range of traditional antidotes to weltschmerz. When the storms of the world rage, peace-loving Scandinavians know there’s little the individual can do to have an appreciable impact. What you can do is concentrate on yourself and your loved ones in hope of making things easier— or at least slightly more tolerable".

"Pantsdrunk is a pit stop for the soul, a quick pause for minirepairs and making sure the chassis makes it through the next stage in one piece. When necessary, it provides precision intervention in the engine block— the place where the average driver glances about five times over their lifetime. But it’s critical to make a distinction between those problems that can be addressed during normal use from those that demand more invested attention".

"PANTSDRUNK IS FIRST and foremost intended as a short-term therapeutic intervention to massage stress spikes into more tolerable dimensions. This Finnish form of short-term therapy is, when applied in moderation, an outstanding opportunity to bounce back from stressful situations and pressures on the job, to untangle emotional knots, or to serve as the impetus for their unravelling".
En fin, si estáis cansados del lagom sueco o no os llega el dinero para vivir el hygge danés podéis practicar el mucho más sencillo Kalsarikänni. Unas cervezas, una serie de Netflix o una lista de música, unas cervezas frías y... ropa interior y calcetines de lana. ¡Éxito seguro!


Octavo año de la era kindle

Bueno, pues llega el momento de hacer recuento de los libros leídos este año. Sera un recuento corto porque este año no he leído casi nada. Puedo encontrar muchas causas y podría hablar de ellas, pero no sé si a alguien le interesaría.

Básicamente tiene que ver con trabajar mucho más y con tener una sensación de cansancio que hace que lo que me apetece cuando venga a casa sea ver la tele o cosas que no exijan mucho de mi. También estuve tiempo enganchado a un juego de dinosaurios parecido al Pokemon Go.

Tampoco me quejo. Siempre dije que quería leer menos y lo he conseguido. Ahora a lo mejor me planteo leer más, ¡quién sabe!

Los libros que he leído este año son:
 Como véis es bastante poca cosa. Llegan justo a veintiuno y, ni eso, porque el de viva el latín ni siquiera me lo terminé.

De hecho es claramente el peor libro de todo el año, creo que sin discusión. Bueno, tampoco terminé de leerme el de la serpiente de Essex, pero creo que es algo mejor que el del latín o a lo mejor lo tengo más olvidado.

Así que en total diecinueve libros de los que dos son cómics.

Ahora que veo la lista veo con cariño el de la Ilustración de Pinker, el de Factfulness, el de the butchering art, cosas (y) materiales, el camino más corto... Ninguno novelas.

En cuanto a ficción puedo destacar el de hijo de la ira, que era bastante duro, Mudbound, la sed, del señor Nesbo, o el cuarto mono.

Espero que este próximo año me depare buenas lecturas y, para empezar, os pido consejo por si habéis leído algo interesante últimamente.


Causas naturales

"Hoy el lenguaje de la autoestima ha adquirido una cualidad indudablemente religiosa. Se nos anima a “creer” en nosotros mismos, a “valorarnos”, a ser fieles a nosotros mismos y, sobre todo, a “querernos” porque, de otra manera, ¿cómo va a querernos alguien? La interminable retahíla de consejos de autoayuda que empezó a inundarnos en el siglo XX nos conmina a ser nuestros “mejores amigos” y, a menudo, a “celebrarnos”. Si palabras como “creer” no bastan para sugerir una actitud religiosa, hay una página web que incluso nos urge a “adorarnos a nosotros mismos” creando un santuario personal que puede incluir fotografías (imagino que selfies), nuestras joyas favoritas y “cosas que huelan bien, como perfume, velas o incienso".
Barbara Ehrenreich. Causas naturales.

Pues aquí estoy con otro libro. La verdad es que todas las intenciones de escribir más en el blog han terminado en nada. Antes por lo menos escribía sobre libros, pero ya casi ni leo.

Tampoco he venido aquí a quejarme, sino a hablar de este libro de Barbara Ehrenreich. Y la verdad es que no sé muy bien cómo hacerlo.

Podría empezar diciendo que va sobre la obsesión de estar sano hasta que nos muramos o, incluso, la obsesión en vencer a la muerte. Hasta ahora no ha habido nadie que no se haya muerto, pero hay quien cree que puede ser inmortal.

El libro habla sobre la muerte, sobre la biología, sobre la medicina, sobre los movimientos sociales que han modificado nuestra percepción de lo que es una ciencia y lo que es la medicina. De movimientos como el mindfulness o de la importancia del yo como centro de nuestra vida.

En general es bastante interesante y aporta una serie de datos que yo desconocía como, por ejemplo, que uno de los principales vectores y protectores de bastantes tipos de cánceres son nuestros propios glóbulos blancos. Pinta una imagen del cuerpo humano alejada de esa máquina perfecta en la que todo tiene un propósito y todas las células cooperan entre sí y que cuando no lo hacen es porque algo se ha estropeado.

Puede que nada vaya mal y que sea algo normal que el cuerpo se destruya a sí mismo, o al menos lo intente, a partir de cierto punto de la vida. De hecho es posible que lo esté haciendo siempre y que vivamos con un conflicto permanente dentro de nosotros, una lucha a nivel celular y en la que puede que haya intereses contrapuestos a los del bien de todo el cuerpo.

En fin, ya podéis ver que es interesante. No es muy largo. A pesar de haber puesto la portada en inglés yo me lo he leído en español, está editado por Noema.

Podemos terminar diciendo que vivir sano está bien, es bueno, pero que hay que ser, sobre todo, feliz. Que incluso tomando verduras y haciendo deporte te puedes morir en cualquier momento y que hay que saber encontrar un equilibrio en la vida y no desvivirnos por vivir.

Un par de párrafos más:
"Así que, con independencia de las buenas acciones que hagan las células inmunes en las personas jóvenes, tales como prevenir infecciones microbianas, su trabajo, o quizá deberíamos decir, su efecto en las personas de edad avanzada, es destruir el organismo. La pregunta de por qué hacen estas cosas podría simplificarse de manera infantil: las células inmunes, ¿son “buenas” o “malas”? ¿Amigas o enemigas? La mayor parte de los científicos esquiva esta pregunta aduciendo imprecisiones del tipo “efectos paradójicos” o “espada de doble filo”. Los macrófagos pueden salvar nuestras vidas o favorecer el crecimiento de tumores mortales. Los neutrófilos, que figuran entre las primeras células que llegan a una zona de infección, pueden matar intrusos o iniciar una espiral que desemboque en inflamación crónica".

"Así que, con independencia de las buenas acciones que hagan las células inmunes en las personas jóvenes, tales como prevenir infecciones microbianas, su trabajo, o quizá deberíamos decir, su efecto en las personas de edad avanzada, es destruir el organismo. La pregunta de por qué hacen estas cosas podría simplificarse de manera infantil: las células inmunes, ¿son “buenas” o “malas”? ¿Amigas o enemigas? La mayor parte de los científicos esquiva esta pregunta aduciendo imprecisiones del tipo “efectos paradójicos” o “espada de doble filo”. Los macrófagos pueden salvar nuestras vidas o favorecer el crecimiento de tumores mortales. Los neutrófilos, que figuran entre las primeras células que llegan a una zona de infección, pueden matar intrusos o iniciar una espiral que desemboque en inflamación crónica. [...] No hacer nada equivale a envejecer; la salud y la longevidad se ganan a base de actividad constante. Incluso los temblores de la enfermedad de Parkinson pueden verse, siendo optimista, como una forma de ejercicio saludable porque, después de todo, queman calorías. Lo único que no debemos hacer es sentarnos y ponernos a leer, por ejemplo, un libro sobre envejecimiento saludable".
El último párrafo es socarrón, claro. Es de la parte en la que describe en qué se ha convertido hacerse mayor.

En fin, una lectura recomendable en términos generales. Hay una parte que a mí me ha gustado menos que es cuando ataca la medicina convencional o por lo menos pone en duda sus métodos. Pero el que haya unos libros que te ofrecen miradas distintas a la tuya no es malo, eso hace que nos pongamos en el sitio de otros.

¡Viva el latín!

"Esta multiplicidad de sentidos, si bien por una parte exigía precisión y profundidad histórica y fe en el significado más recóndito y en el poder de la etimología, por otra me acostumbraba a la matización capciosa, al esplendor figurativo y, por tanto, también a la ambivalencia, a la evanescencia, al nimbo, a decir dos o incluso tres cosas en una. He aquí el ideal que aún estaba formando confusamente entre los pupitres del instituto: escribir en una lengua diáfana, pero «abismal»".
Nicola Gardini. ¡Viva el latín!

Primero de octubre y toca hablar del libro del club de lectura. Esta vez lo eligió Juanjo que, como sabéis, es muy de romanos. A mí me pareció que era una buena elección y que hablaría sobre la influencia del latín en el presente, sobre la etimología de las palabras, la manera en que ha dejado una huella en nosotros a pesar de llevar muchos siglos sin ser una lengua activa.

Desgraciadamente, y como suele suceder con los libros del club, la realidad ha sido mucho más demoledora y lo que nos encontramos es un libro escrito por un traumado pedante que hacía que me enfureciera cada vez que leía un capítulo. Tengo que reconocer que aunque al club se venga a sufrir al final no he sido tan masoquista y no lo he terminado. No he llegado ni a la mitad.  Libros como este me hacen añorar a Laura Díaz que, aunque sean un tostón, al menos tienen la excusa del 'lo he intentado' por parte del autor.

Este señor se nos presenta como un iluminado de la vida que nos explica como el saber latín es prácticamente una experiencia religiosa que te hace mejor persona y trascender a un estadío superior del ser. Hay que notar que para esa elevación no vale saber hablar un segundo idioma, no. Tiene que ser el latín. 

Según él ningún otro idioma guarda en su interior esa riqueza semántica, esa musicalidad y metonimias. Cualquier otro idioma es una mierda al lado del latín y, como son una mierda, hace que el que no sepa latín no desarrolle su cerebro y sea un infrahumano. Bueno, a lo mejor exagero un poco, pero no creáis que tanto, esa es más o menos la idea.

El libro en sí es un plomo insoportable en el que en cada capítulo se centra en un autor o en una obra latina y se pone a poner fragmentos que puede que te traduzca o no, según a él le parezca. Luego se pone a hablar de por qué el autor ha usado esta palabra o declinación y cómo se puede ver el tono arcaizante o la intención poética de enlazar con los aedos griegos. Totalmente carente de interés salvo para alguien que ya sepa latín nivel avanzado.

No es un libro de divulgación. Yo diría que es una mierda y que es de lo que más me ha enfadado leer en los últimos tiempos, pero tampoco quiero excederme porque si algo ha demostrado este club es que siempre se puede ir a peor.

En fin, si mi consejo sirve para algo os pediría que dedicarais vuestro tiempo a algo más valioso como, no sé, ver vuestra sombra en una pared durante varias horas, mirar las uñas hasta que las veáis crecer o dedicaros a algún coleccionable de estos de septiembre de montar una furgoneta por piezas semanales.


Varios libros

Llevo sin escribir en el blog un montón de tiempo. He tenido mucho trabajo y he tenido viajes de trabajo. También me he ido de vacaciones. Y he leído. La verdad es que poco, pero quiero poner por aquí mis opiniones para que no se me olvide lo que he leído y por si a alguien le interesa.

Espero que no se me olvide hablar de ningún libro.

The butchering art (de matasanos a cirujanos) de Lindsey Fitzharris

Este libro me lo regaló Anniehall creo que por mi cumpleaños. Básicamente es una biografía de Joseph Lister y del avance de la cirugía gracias a él y a sus estudios sobre la higiene y los antisépticos. El panorama que pinta cuando Lister estudia medicina es pavoroso: hospitales llenos de suciedad y gente hacinada, cirujanos que no se limpiaban entre operación y operación u operación y autopsia...

Es muy interesante. Lister fue una rara avis entre los cirujanos. Era cuáquero y muy disciplinado. Estaba obsesionado con cómo se propagaban las enfermedades, utilizaba el microscopio cuando todos los cirujanos lo despreciaban.

Os lo recomiendo si os interesa esta parte de la historia de la humanidad. Es de estilo similar a los dos libros de Jürgen Thorwald el siglo de los cirujanos y el triunfo de la cirugía. A mí me ha gustado mucho.

El cuarto mono de J.D. Barker

Realmente me leí el libro en inglés porque era bastante más barato en inglés que en español. Es un libro de novela negra sobre un asesino en serie y el policía que quiere capturarlo. El libro ofrece lo que esperas: un asesino listo y perturbado, un policía torturado, víctimas a las que quieren salvar antes de que sea demasiado tarde. Es del tipo de novela negra bastante de casquería y violencia. A mí me ha gustado bastante. Es entretenido, se lee deprisa y es muy para lectura de playa.

Cambiando muy poco algo pasa de estar bien escrito a estar mal esccroto de Luis Piedrahita

Este libro se lo regalé a Anniehall por navidades, creo. Ella aún no se lo ha leído y yo lo vi por la estantería y me lo llevé a algún viaje, creo. Es muy divertido en la tradición de humor suyo con juegos de palabras y mucha imaginación. Me he reido mucho leyéndolo. Son palabras inventadas para describir hechos o personajes cotidianos. Las explica como si fuera una definición de diccionario y da ejemplos de uso. También creo que es una lectura muy de verano que no exige ningún esfuerzo y que entretiene bastante. Lo recomiendo.

Hijo de la ira de Jim Thompson

Hacía tiempo que no me leía nada de Jim Thompson. Después del fracaso del club de lectura no me atrevía. Además ya hay poco suyo que no me haya leído. Vi esta reedición en Amazon y me la compré para el Kindle.

Es un libro con un lenguaje crudísimo y que cuenta una historia realmente dura de incesto, drogas, mentiras, racismo y discriminación. Este sí que no es para todo el mundo. Me ha resultado entretenido y puedo recomendarlo, pero es mejor estar prevenido.