La sangre de los libros

Me he leído este libro que le regalé a mi padre las navidades pasadas. Es una especie de continuación de la noche en que Frankenstein leyó el Quijote en la que Santiago Posteguillo vuelve a recopilar artículos publicados en el diario Las Provincias de Alicante.

Es un libro corto, con capítulos cortos que se leen con mucha facilidad. Las historias, en general, son interesantes, aunque algunas ya son sabidas y otras son mera especulación.

Como os digo tiene los mismos aciertos y errores que el libro anterior. En esta ocasión nos habla de Pushkin, de Quevedo, de Pessoa, de Dante, Calderón de la Barca... en fin, una plétora de grandes artistas.

No os puedo poner ningún extracto porque no tengo el libro conmigo, pero tampoco recuerdo nada especialmente reseñable.

También tiene, a veces, ese tonillo que es un poco como si fueras tonto y te tuvieran que explicar las cosas muy despacito y otros en los que mete morcillas sobre la crisis financiera o lo malos que son políticos y banqueros que tampoco creo que aporten mucho.

Si os gustó el anterior, este también lo hará. Y, si no os gustó, me temo que este tampoco.

2 comentarios:

  1. A mi me gustó mucho el libro, lo mismo que el de Frankenstein, eso de las curiosidades literarias me llama mucho la atención.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por pasarte por el blog,Limeña introvertida. A mí también me han gustado. El de Frankenstein me lo he leído dos veces...

    ResponderEliminar