The road to Little Dribbling

"The British are surely the only people in the world who have made a culinary feature of boiled cartilage and phlegm", (los británicos son, con toda seguridad, el único pueblo del mundo que ha conseguido que el cartílago y la flema hervidos sean una especialidad culinaria).
Bill Bryson. The road to Little Dribbling.

Aquí estoy de nuevo para hablaros de libros. Y no de un libro cualquiera, sino de uno del señor Bryson, lo cual es casi sinónimo de diversión e interés. Digo casi porque tiene un libro que se me hizo bola pétrea, el de breve historia de casi todo, pero -aparte de eso- todo lo que me he leído de él me ha encantado. 

Este libro es una continuación de Notes from a Small Island que ya comenté en el blog. Veinticinco años después recorremos otra vez Gran Bretaña de sur a norte. De una manera un tanto errática, hay que decirlo, pero casi en su totalidad.

Bill Bryson es un cascarrabias y tiene que ser bastante insoportable, pero sus libros son muy divertidos e intructivos y a la vez las aventuras que le pasan no le pasan a nadie. El libro empieza con un golpe que recibe de una barrera de parking al bajar y contiene equívocos desternillantes como cuando se enfada porque le dicen que no hay recinto culinario en un Mark & Spencer para, finalmente, enterarse de que está en un H&M. También cuenta cómo tiene prohibido ir solo al McDonald's después de una vez que terminó con treinta hamburguesas cuando tenía que pedir 5.

Bill Bryson es un americano enamorado de Gran Bretaña que muestra tanto el lado malo e incomprensible como la parte buena. Es una persona que añora la Inglaterra que conoció cuando llegó hace todos esos años y que en gran parte se ha ido.

Os pongo algunos párrafos (la traducción es mía):
"La primera vez que llegué a Birmingham nunca había visto una ciudad que fuera tan fea a propósito. De donde venía había muchísima fealdad, pero era en su mayor parte inintencionada. Esta parecía haber sido construida para ser fea, y vaya si lo era. El culpable era un señor llamado Sir Herbert Manzoni, planificador urbanístico desde 1935 a 1963, que pensaba que los edificios antiguos eran más sentimentaloides que valiosos y quería construir una nueva Birmingham. Él es el hombre que llenó la ciudad de circunvalaciones, pasos para peatones oscuros, enormes intercambiadores de transporte y torres de apartamentos de aspecto brutalista - en resumen, hizo de Birmingham un lugar tan horrible como se pudiera conseguir".

"¿No es increíble cuantísima gente en el mundo te odia? La mayoría de ellos nunca te conocerán y aún así no les gustas en absoluto. Toda la gente que programa software para Microsoft te odia, y también la mayoría de las que contestan al teléfono de Expedia. La gente de Trip Advisor te odiaría también si no fueran tan jodidamente estúpidos. Prácticamente todos los recepcionistas de hotel te detestan, al igual que todos los empleados de aerolíneas sin excepción. Toda la gente que ha trabajado en British Telecom, incluyendo algunos que murieron antes de que nacieras, te odian. BT emplea a enormes equipos de personas en la India sólo para odiarte, Pero nadie, absolutamente nadie, te odia tanto como la gente que hace las paradas de autobús inglesas. No tengo ni idea de por qué, pero su deseo más imperioso, el único pensamiento que les anima cada día de su vida, es asegurarse de que ningún usuario de una marquesina de autobús en Reino Unido pueda experimentar un solo momento de confort".
También nos habla del gran confort que le proporcionan todas esas sociedades y asociaciones de cosas absurdas. "En cuanquier momento en el que estoy decaído, cuando estoy tentado de pensar que la vida no tiene sentido y está vacía, voy a una página web de esas sociedades y me doy cuenta de lo enormemente interesante que es mi vida". Y es que hay sociedades hasta para la apreciación de las rotondas.

En fin, un libro muy, muy recomendable como casi todo lo del señor Bryson.

5 comentarios:

  1. Desternillante con lo gruñón que parece el autor? Habrá que leerlo ;P

    ResponderEliminar
  2. Ayer me compré un libro de Bryson!! Fue en vuestro honor, que conste. Eso sí, en castellano.
    Y sí, es cierto, mucha gente te odia. La mayoría de los camareros, sobre todo si son de cadenas tipo "Café y Té" o, mucho peor, de locales mediocres pero pretenciosos.

    Y eso que hace años que no voy a un Zara, ahí las dependientas de odian con saña, con profesionalidad, con vocación...

    ResponderEliminar
  3. Pues espero que te guste, Loquemeahorro. A mí me encanta y no puedo dejar de recomendarlo. Ya nos dirás...

    ResponderEliminar