Mudbound

"La Biblia está llena de mandamientos del tipo no-cometerás-esto-o-aquello. No matarás, ahí tenemos la primera. No hablarás contra tu prójimo falso testimonio, va la segunda. No cometerás adulterio, la desnudez de la mujer de tu hermano no descubrirás, ahí están la tercera y la cuarta. Llama la atención que ninguna deje alguna fisura legal. No existen causas atenuantes a las que aferrarse al responder de los pecados, cosas como: la desnudez de la mujer de tu hermano no descubrirás, a no ser que estés vagando entre los más oscuros infiernos, perdido de ti y de cualquier recuerdo de luz y de bondad, y descubrir su desnudez es el único modo de volver a encontrarte. No, la Biblia es un código absoluto en lo referente a la mayor parte de las cosas. Por esa razón no creo en Dios.
A veces es necesario hacer el mal. A veces es el único modo de hacer las cosas bien. Cualquier Dios que no lo entienda puede irse a la puta mierda.
No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano... Ahí va la quinta".
Hillary Jordan. Mudbound.

Tengo un retraso en cuanto a las reseñas de libros que se va agrandando con cada uno de mis viajes a Montreal. Leo, pero me falta el tiempo y las ganas de escribir las reseñas. Sufro bastante jetlag y estoy en un estado de cansancio casi continuo que hace que no me apetezca coger el ordenador para escribir sobre libros. Bueno, ni sobre libros ni sobre nada. 

Vamos a la reseña.

Este libro me lo regaló Anniehall por mi cumpleaños. Es una novela sobre la vida en el sur, entre los plantadores de algodón después de la segunda guerra mundial. Es un libro sobre la subsistencia, los prejuicios, el racismo, las relaciones familiares, la renuncia... sobre muchas cosas. Cuenta la historia de dos familias. Una es dueña de una parcela y arrienda parte de ella a otra familia por parte de la cosecha. Unos son blancos y otro son negros.

El libro está escrito con varias voces. Cada capítulo está contado por alguno de los protagonistas y se nos va contando parte de la historia según su punto de vista. Esto está bien, pero a la vez es bastante raro porque cuando hay diálogos ves que la mayoría no tienen educación y hablan muy mal, pero cuando escriben, escriben bien. Eso no lo acabo de ver, pero es así como está escrito.

El libro es un bestseller que se lee deprisa. Es entretenido y la historia es trágica, como se ve desde un principio. Por lo que pone en la portada hay una película basada en él. No sé si la veré. El libro me ha gustado, pero no como para tirar cohetes. La novela, en general, cada vez me atrae menos. Me queda un regusto de "bueno, ¿y qué?", de entretenimiento sin más. El entretenimiento es bueno, por supuesto, pero me cuesta más empatizar con las tragedias inventadas cuando hay tantas reales. No me pasa lo mismo con los libros de humor o de otros estilos. Y tampoco me pasa con todas las tragedias, claro. Pero de manera general sí que siento cierta distancia. Hace unos años este libro me hubiera gustado bastante más.

Espero que vuelva a reconciliarme con el drama ficticio. A los que os siga gustando un drama sureño de tintes raciales y con familias difíciles este libro os gustará bastante.

2 comentarios:

  1. Vi la peli, que está en Netflix, y la verdad es que me dejó bastante indiferente.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no creo que la vea. Es un libro que entretiene y punto.

    ResponderEliminar