El cuarto Kindle

Bueno, pues sí, ya voy por mi cuarto Kindle después de haber roto tres... y un Sony antes... La verdad es que tampoco soy tan manazas ni los Kindle tan delicaditos. Se han juntado una serie de catastróficas desdichas. ¡Qué, sí! ¡De verdad! Bueno, yo también tengo culpa... ¡pero no toda!

(Para los que queráis profundizar más podéis ver mis desdichas aquí, aquí y aquí)

En fin, ya sabéis que no tengo más que loas para Amazon y aunque esta vez no me han dado otro gratis; porque eso sí, de los tres anteriores solo pagué uno y casi ni eso, aunque esa historia mejor no contarla...; sí que me ha hecho una oferta buena y me manda un paperwhite desde EE.UU, que es donde había comprado el otro, más barato.

Amortizado lo tengo más que de sobra y sigo siendo un ferviente partidario del libro electrónico. Tiene mejores precios per sé y para los que tenemos tenéis pocos escrúpulos se puede abaratar mucho la cesta de la compra lectora, incluso resultar gratuita.

Pero no estamos hablando de eso, o no mucho. Me habré leído en el kindle unos doscientos libros o más. Poned el precio que queráis a esos libros de papel y echad la cuenta de si me renta o no. Por mucho que se hable de papel sí, papel no y se argumenten cualidades casi místicas del libro de papel, la verdad es que en la variedad está el gusto. Y es indudable que con el libro electrónico hay más variedad. Yo, por ejemplo, ya puedo comprar libros que han salido hace poco en EE.UU. o en Reino Unido poco después de que se hayan publicado.

En cuanto a los precios... bueno, sí, suelen ser más baratos, pero a mi modo de ver no lo suficiente. Por ejemplo. Hace poco salió el nuevo libro de Javier Reverte, que es un autor que me encanta. Bien, precio libro en papel: 20 euros. Precio Kindle: casi 13 euros... en fin, no me puedo creer que 7 euros sea el coste de imprimirlo, almacenarlo, distribuirlo y el beneficio del librero, aunque a lo mejor sí, que del mundo editorial tampoco sé yo mucho. Me parece que están abusando del libro electrónico. Resultado: no me he comprado ninguno de los dos ni lo haré. Esperaré a que esté a un precio más adecuado o, al final, gratis. ¿Quién sale perdiendo? -Inciso: este libro me lo ha regalado Anniehall que es un cielo como regalo del día del libro, así que al final mi indignación ha sido más teórica que práctica...

Anniehall tiene otro kindle que le regalé y está encantada. Lee mucho más que antes. Y es que esa es una de las cosas mejores del libro electrónico: te hace leer más. No sé exactamente por qué, pero es así. Yo supongo que es porque hace más fácil la lectura. Tienes donde elegir, tienes diccionarios, puedes subrayar y doblar esquinitas sin estropear el libro... Y en el caso del de Anniehall puede leer en la cama a oscuras perfectamente y mientras yo me duermo, lo cual no es poca ventaja, ¡sobre todo para mí!

Al final de lo que quería presumir es de que Anniehall me va a regalar la funda del nuevo lector y me parece preciosísima. ¡Muchas gracias, Anniehall!


7 comentarios:

  1. Yo compro mucho, muchísimo, en el kindle flash y otras ofertazas, pero me duele pagar casi lo mismo por el libro electrónico que el de papel, cuando es evidente que el coste real, es mucho menor.

    Tanto es así que yo, que son de Asuntos Internos, estoy empezando a flaquear en mis firmes convicciones, que a lo mejor no eran tan firmes como para aguantar que me tomen el pelo. Especialmente en los casos que el autor lleva muerto varias décadas (o siglos) y además ni la edición, ni la traducción son precisamente nuevas (y qué decir de la digitalización, que muchas veces es de pena)


    ResponderEliminar
  2. Hombre, es que con la cantidad de libros que lees, o tienes un kindle, o no comes, o te vas a la biblioteca... jajaja. A mí me gusta el papel, porque.. me gusta irme de librerías y traer un libro a casa, me gusta ordenarlos, ponerle mi exlibris.. y esas cosas. Y me gusta doblarle las esquinas y que estén usados. El kindle, lo acabaré comprando supongo, pero de momento no me hace falta. Mi suegra tiene uno y está encantada y yo soy la que se lo abastezco.. jeje. Además puede ponerse la letra lo grande que quiera, y todo eso... pero como digo, no leo tanto como para que me salga rentable y lo de comprar libros es casi un hobby más distinto al de leer.
    Muy chula la funda.. y muy bien que estés tan contentico con tu aparato. :-)
    PD. Comprar un libro electrónico, a no ser que cueste 1 o 2 euros... me parece un gastazo tonto, teniendo en cuenta que compras algo prácticamente abstracto, en un formato que quizá no puedas leer dentro de 5 años. Me dirás que compras una experiencia, como ir a un teatro o algo así.. pero para mí no es lo mismo. Mucho menos si lo puedes tener gratis... No conozco a nadie con libro electrónico que pague por leer... (pero es que me muevo en un entorno un tanto delictivo.. muahahaha).

    ResponderEliminar
  3. Lo de que compras un formato que tal vez no puedas leer dentro de cinco años no se me había ocurrido pensarlo!

    Yo leo en digital y me parece que el kindle es muy cómodo. Y me alegro de haberte hecho caso al comprarme uno. Yo voy por el segundo y me alucinó el buen servicio de Amazón. Y también leo en papel, aunque elijo el formato que compro, según la confianza que me dé el autor. Quiero decir, que compro papel si pienso que el libro me va a encantar. Una tonterida.

    ResponderEliminar
  4. Dice mi mujer
    que desde que tengo el Kindle
    compro más en papel.
    Y es cierto...
    voy probando
    repicoteando
    en digital
    (legal o ilegal)
    y cuando me gusta y me lo leo
    me lo compro luego
    en papel,
    para tenerlo.

    ResponderEliminar
  5. Yo también compro muchos libros, Loquemeahorro. Y me da mucho coraje el abuso que hay en los precios, sobre todo comparados con los de papel. Es cierto que también leo libros descargados de otras formas, pero, como tú dices, si las ediciones de los clásicos estuvieran accesibles a un precio más acorde al esfuerzo y a lo que ofrecen no pasaría eso o pasaría menos. Yo me he comprado algún libro que luego estaba fatalmente editado, con palabras indescifrables y he pagado por ellos.

    Saramaga, he mirado en amazon, en mi cuenta, y he visto que he comprado más de 150 libros en Amazon. Algunos son gratuitos y otros, la mayoría, son de la oferta del día. No te voy a decir que no me descargue libros gratis, pero si hay una opción legal y bien editada por un par de euros de un libro clásico, como David Copperfield, prefiero pagarlo.

    Carmen, yo compro en papel para regalar o libros especiales o que no los hay en digital, pero en general prefiero leer en el kindle. Respecto a lo de que no vas a poder leerlos en 5 años... no sé, yo creo que dentro de 5 años seguirá existiendo amazon y siempre te puedes hacer una copia de seguridad. De hecho a mí me da que es más seguro que los libros estén en la nube que en mi librería.

    Bueno, loqueleo, a mí así no me ha pasado. No creo que me haya comprado un libro que ya haya leído para tenerlo, pero sí que muchas veces me han dado ideas para regalar y he comprado uno o varios en papel para regalar. El último el de 14 que se lo he regalado a mi padre por su cumpleaños.

    ResponderEliminar
  6. Pues mi Sony, que es tan malo y que se pilla cuando le queda poca batería me dura más que a ti cuatro kindles, ñañañañaña

    ResponderEliminar