Ideas oblea

A lo mejor me meto en un lío hablando de lo que voy a hablar. No es de obleas, nadie se mete en un lío por hablar de obleas. Es algo que gusta a todo el mundo, o a casi todo... porque siempre hay algún rarito por ahí.

No, de lo que quiero hablar es de ideas oblea. Es un término que se me ha ocurrido mientras reflexionaba sobre la actualidad y me deprimía con ella.

No sé si me creeréis, pero yo hace un par de meses no tenía ni idea de quién era Pablo Iglesias. Bueno, sabía quién era el original, el fundador del PSOE, pero no este individuo que nos asalta a todas horas desde todas partes y que parece que va a convertir si le dejamos a España en una nueva Venezuela.

Yo llamo ideas oblea a todas las que presentan estas gentes. Son aparentes, pero son casi transparentes y si las tocas, se rompen. Si intentas hacer algo práctico con ellas no aguantan el peso de la realidad. Incluso si simplemente intentas pensar en ellas pueden llegar a deshacerse. Por ejemplo, ayer alguien retuiteaba esta reflexión de Andrés Aberasturi sobre el ínclito Monedero, otro que tal baila. Parece ser que en alguno de estos programas disertaba sobre quién puede opinar o no del país que quieren tener. Según él, ya lo habrán adivinado, de política puede hablar él y la gente que ha estudiado para ello (politólogos, científicos sociales, filósofos) y la gente del pueblo que acude a sus círculos y asambleas. Nadie más. Bueno, de momento pueden opinar, pero su opinión no debe ser tenida en cuenta. Oblea.

Igual que el vídeo que me dió a conocer a P. Iglesias y que yo creía que era de broma:


Otra oblea.

También tenemos a Beatriz Talegón que tiene más obleas de las que parecen posibles. Incluso tenemos un duelo en la cumbre entre Bertín Osborne y Beatriz Montañez. Pura oblea:


El mundo está lleno de ideas oblea y parece que van a más. Entiendo que una sociedad que ve Hombres, mujeres, bíceps y berzas (como acertó muy bien Phaskyy a renombrarlo) tiene que tener su equivalente político. Lo que pasa es que yo creo que los políticos que teníamos (o que seguimos teniendo) ya estaban a un nivel bastante lamentable. No creía que hubiera demanda para lúmpenes políticos, pero se ve que sí.

Y lo peor de todo es que casi todos son profesores universitarios: Iglesias. Monedero, Junqueras... incluso Revilla! Ya sé que la Universidad no está en sus mejores momentos y que la genta más valiosa no se queda en ella, pero de que no se quede la más valiosa hasta que se quede esto... quiere decir que la cosa está muy malita porque es que esta gente no sabe ni hablar ni escribir.

En fin, tampoco quiero darle mucho más a la manivela, pero la verdad es que cuando creía que no podría deprimirme más. Cuando veo que nombran a Chuache embajador de Madrid o que destrozan desde dentro de su partido al que seguramente sea el único que vale algo... no sé. ¡Me dan ganas de comerme unas obleas!

24 comentarios:

  1. Yo estoy intrigadísima con qué será un científico social

    ResponderEliminar
  2. El otro día, un editorial del Mundo titulaba: "cuando la política es un espectáculo, los ciudadanos se convierten en espectadores", o algo así. Se refería al paso de P. Sanchez por Sálvame o por un programa basura de ese tipo. Cuando un político busca votos ahí donde la gente va buscando cómo se rebozan los frikis en la basura y el cotilleo es porque ha tirado la toalla. Se busca llegar al poder como sea, y luego ya haremos lo que nos dé la gana.

    No podemos olvidar de dónde sale la popularidad de este tipo (lúmpen político es una definición muy acertada). De un programa de subdebate, plagado de tertulianos profesionales que hablan de todo y no saben de nada, siempre a gritos, y en los que temas serios son tratados con una frivolidad y una superficialidad asombrosa.

    Lo que dice este tipo, en efecto, no aguanta medio análisis. No ya sus ideas económicas, que sólo puede convencer a los más ignorantes. Simplemente, atacar la democracia representativa pero presentándose como el representante del "pueblo" en en sí mismo una contradicción.

    En fin, en Francia tiene caspa de derechas y a nosotros nos toca soportar caspa de izquierdas, pero vienen a dar lo mismo: el traje lo llevan igual, perdidito de polvo blanco...

    ResponderEliminar
  3. Bueno, con respecto a Podemos me quedo con la frase que le dedicaba hoy a Podemos : "Me gusta todo de ti, pero tú no". A parte de eso, me sorprende que tú caigas en lo de Venezuela (que lo diga Pedro Sanchez o Inda... pero tú....).
    Ni soy de Podemos, ni les he votado ni pienso hacerlo. Ni me gusta Pablo Iglesias, ni Monedero, pero sí q me gusta (debo admitirlo), que hayan dado un susto a esta gente que lleva el país. Me sorprende que la gente se eche las manos a la cabeeza xq estos salen en la tele, cuando en España se han hecho las cosas que se han hecho por parte de unos políticos que no han dado la talla ni profesionalmente ni moralmente. Mi generación lo está teniendo complicado con el panorama que se nos ha dejado y no te digo ya los que son más jóvenes que yo. Hablando con un amigo el otro día, coíncidíamos en que debimos nacer unos 10 u 8 años antes. Yo entiendo que la gente que tenga su vida más o menos organizada y acomodada no quiera cambiar hacia un sistema distinto, porque no quieren perder cosas...pero yo miro a mi alrededor y el panorama es tan desalentador que entiendo que los que están como yo estén hartos y aunque no quemen contenedores, quieran un cambio. Cuando ves que tus amigos de treintaytantos están fuera de España cuidando niños, o de camareros, o en España, con una licenciatura en arquitectura reparte publicidad, o un licendiado en ingeniería informática puede aspirar como mucho a cobrar 1300euros (con suerte), y la mayoría cobra 800, otros están en el paro, otros cobran 800 teniendo que trabajar doce horas diarias cambiando de provincia, y todos ellos han sido buenos estudiantes y trabajadores, pues la verdad.... Si añades que los actuales partidos políticos no han podido ser más corruptos ... y que encima están destruyendo la educación y sanidad pública ...pues la verdad...entiendo que cuando nada se tiene para perder, te de igual votar a uno que lleve coleta o a un actor con logotipo rosa.
    También te digo que, tras haber visto las cosas que he visto y saber lo que sé, en un hipotético caso en el que sólo pudiese votar al PPSOE o a Podemos, votaría al coleta sin dudarlo....

    Perdón x el escrito, pero estoy con el móvil.

    Ah, y al hilo del comentario anterior, lo de que aquí soportamos a caspa de izquierdas... Estooo..... ¿Ana Botella, Esperanza Aguirre o los de Vox?
    Yo no confío en ningún partido, me parecen todos lo mismo, y más después de conocer algunos desde el interior (por conocidos míos de varios partidos, yo no, Dios me libre!). Pero me hace gracia que esto de Pablo Iglesias haga a tanta gente echarse las manos a la cabeza, como si vieran al demonio, mientras tenemos sentados en los sillones a la gentuza sin moral incapaz de sentir culpa ni pena x las terribles consecuencias de sus acciones.

    Yo ya no tengo esperanzas, hubo un tiempo en que pensé q podía cambiarse algo...pero no hay más que ver que todo esto no hace más que empeorar. Que la regeneración democrática es Pedro Sánchez en el hormiguero, Pablo Iglesias en el debate de la Sexta, y un embajador turístico musculoso en Madrid.
    Buenas noches y perdón por el desorden... :-)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La frase era de joaquín Sabina,...jeje.

      Eliminar
    2. No necesito añadir a nada a lo que has escrito. Los partidarios del fundamentalismo económico, que tanto dolor produce a tantos ciudadanos, tienen miedo.

      Eliminar
    3. Mi post era más bien de incredulidad y vergüenza ajena que de miedo. Aunque sí, me daría miedo que esos señores gobernaran.

      Eliminar
    4. Gracias, Saramaga.
      Muy de acuerdo con todo. Yo no hubiera expresado mejor lo que pienso

      Eliminar
  4. Un científico social es... autoexplicativo. Es un científico que tiene tuiter.

    Carmen, totalmente de acuerdo, as usual. Lo que me sorprende es que tanta gente comulgue con esas ideas, aunque a lo mejor tiene que ver con lo que dice Saramaga.

    Saramaga, lo de Venezuela es lo que ellos mismos proponen, no me lo he inventado: nacionalización de empresas clave como electricidad, gasolina, telefónica... ; expropiación de empresas y pisos y limitación de ganancias, renta básica para todo el mundo... En fin, ver que detrás de todo eso está el llegar a quedarnos sin papel higiénico como en Venezuela no es exagerado, me parece. Otra cosa es que vayan a conseguirlo, pero que es hacia donde iríamos si ganaran.

    Yo también tengo muy mala impresión de los políticos, pero el que estos sean distintos no los hace mejores.

    Y respecto a la desesperanza, yo también tengo amigos y hermanos fuera de España. Yo también veo cómo están las cosas y entiendo el enfado que yo también tengo. Ahora, no son los políticos los que nos han metido ahí. O no solo. Somos nosotros mismos porque como he dicho muchas veces los políticos son un reflejo de la sociedad. Ni más ni menos. Están ahí porque los votamos.

    ResponderEliminar
  5. Hasta cierto punto estoy de acuerdo en lo de que nosotros votamos...pero también te digo que es que el menú que se nos presenta....
    Para mí no es tan fàcil, o sea...tienes para elegir tres variedades de patatas fritas y te presentan unas un poco crudas, otras aceitosas y otras quemadas. O eliges la que menos te repugna o no comes patatas. También te puedes meter en la cocina y hacerte cargo de la freidora, pero dudo que el dueño del restaurante te lo permita. ¿hasta donde tienes la culpa?
    A lo mejor la culpa la tiene la gente honrada, que no se presenta.
    Hoy me enterado de que para la alcaldía Madrid se presenta un tertuliano de Ana Rosa... Y asi todo. Repugnante. Un circo.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que al final los políticos son comerciales. Si ven que hay negocio o nicho de mercado para "vender" un producto, pues lo hacen. Pasó por ejemplo con Rosa Díez o con Ciudadanos y ahora con Podemos. Los políticos no son tontos y saben surfear entre la opinión pública. Si no hay más menú es porque no lo compramos, por triste que parezca.

    ResponderEliminar
  7. No debiera comentar puesto que no se trata de mi país, pero entiendo bien la incredulidad y vergüenza ante el descaro e ineptitud de muchos (todos?) políticos,
    Espero que en España no lleguen al punto en que tienen gobernando a una pareja de telenovela y el plan de gobierno está escrito como un plan de negocios en donde es el país mismo y su fuerza de trabajo el que se ofrece como garantía. Eso está sucediendo en mi país, y aunque hace tiempo que no vivo ahí permanentemente las consecuencias me rozan de muy cerca.
    Ya me dieron ganas de llorar y comer obleas.
    Q.Beta

    ResponderEliminar
  8. Es un post fantástico y estoy muy de acuerdo contigo.

    Igual esto es muy políticamente incorrecto, pero siempre pensé que el salvapatrias nos vendría por la derecha. Que me daría el mismo miedo que Tanio, la verdad.

    Y se van a la tele y al Sálvame porque es lo que ve la gente. La gente. Que no es tuiter, ni los blogueros ni nada, son los que les dan muchos millones de votos a los partidos mayoritarios y que se los van a volver a dar. Cuando todo tu TL es de tu misma opinión puedes llegar a pensar que la gente es culta, que lee, que pasa de GH y de los berzas...pero no. La gente es la famosa señora de Cuenca, que dicen los que producen las teles, el público mayoritario al que hay que convencer. Y que está convencida (o convencido, era un ejemplo) y seguirá votando lo de siempre porque va con su partido a muerte.

    A mí ya no me convence ninguno. Unos por patatas quemadas, otros por correosas y el tercero,el tercero porque para mí, jamás ha visto una patata.

    Pero vamos, no hacerme mucho caso. Que soy rubia.

    ResponderEliminar
  9. Q.Beta, claro que puedes opinar y valoramos mucho tu opinión. La opinión de la gente de sus políticos es pésima en muchas partes. Pero yo siempre me acuerdo del sueco que me dijo "we the people..." y que tenía razón. Los políticos somos nosotros. Y no nos gusta la foto, claro. Supongo que a los suecos les gustará más, aunque solo sea porque saldrán altos y rubios.

    Bichejo, gracias. Yo pensé que eso de los salvapatrias ya no nos tocaría, creía que ya habíamos aprendido la lección, pero incluso en Francia están con el Le Pen y esos sí que han tenido un poco más de democracia que nosotros. Mires a donde mires el panorama es desolador y encontrar alguien a quien no te de asco votar es difícil, la verdad. Yo voy cada vez con partidos más pequeños...

    ResponderEliminar
  10. Tercer intento: Suscribo tu comentario, "los políticos" no sólo son elegidos por nosotros, no sólo son jaleados por nosotros, no sólo construyeron disparates porque nosotros los queríamos (tengo tres teatros en menos de 20km en tres pueblos de 10000 habitantes funcionando una vez por semana como máximo, el otro día dije que era un disparate y casi me muerden. que no sólo se han hecho aeropuertos locos) sino que salen de donde salen, un lugar en el que puede trampear para whatever lo hace con el aplauso general porque cobrar el paro y "hacer chapuzas" es corrupción, cobrar/pagar sin IVA es corrupción, trampear para conseguir una beca, vender un ordenador que te ha dado la Junta de Andalucía para tu hijo es corrupción... y esas como son del pueblo las disculpamos o incluso las aplaudimos. Somos los ciudadanos que somos, por mucha vergüenza que dé nuestro nulo sentido de la convivencia ¡Qué coño vamos a ser ciudadanos! eso exige asumir responsabilidad en las decisiones que tomamos y aquí llevamos desde 1812 echándole la culpa a los demás.
    Ahora vienen unos iluminados que no sólo prometen unicornios para todos sino que refuerzan esa idea de que la culpa es del otro y zasca, picamos porque vale todo antes de asumir nada ¿Que con la deuda no sólo se pagan sueldos de funcionarios sino también obras faraónicas que aplaudimos? Pies decimos que es ilegítima y santas pascuas... Si Unamuno y sus compañeros volvieran a la vida ni cuenta se darían de que ha pasado un siglo...

    ResponderEliminar
  11. Pues yo lo siento pero no creo tener la culpa de que los políticos de mi zona se hayan hinchado a construir urbanizaciones vacías a cambio de jugosas comisiones, o construido aeropuertos para aviones inexistentes. Yo no les voté y de hecho, participé en acciones contra la construcción de despropósitos golfísticos... que oye, tendrá la culpa los que los votan o van a la carcel a apoyarlos (pasó en un pueblo de Murcia) y los que no votan a nadie pero yo tengo la conciencia muy tranquila.
    Hala...ya me he venido barriba.
    Me gusta a mí opinar por estos lugares, porque siempre soy la mosca cojonera que piensa distinto...jajaja. Espero no molestar y eso, es q me gusta opinar.
    De hecho, tú no te acordarás pero la primera vez que recuerdo haber escrito en este blog fue para opinar ( al revés que tú, y los comentaristas, para variar) sobre la inhabilitación de Garzón. Y fue cuando conoci a bichejo, con la que por supuesto tampoco coincidia, jajaja. Es q la lluvia me pone nostálgica.;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La discrepancia es stupenda siempre que sea desde el respeto ;) ¿Opiniones contrarias sobre la inhabilitación de. garzón? imposible, fui a manifestaciones y me pareció una atrocidad, tuvo que ser por otra cosa :)
      No digo que el ciudadano individual sea responsable, sino que lo es el colectivo; si tú le dices a la gente que no tiene sentido hacer una universidad por provincia te van a morder (el otro día tuve una discusión por quejarme de lo mal que va el transporte público en Andalucía -prácticamente no hay- frente al hecho de que haya un teatro estupendo infrautilizado... exacto, me mordieron)

      Eliminar
  12. Saramaga, tú puedes estar descontenta. Nadie lo duda. Yo también lo estoy. No digo que los políticos te representen a ti en particular. Digo que representan a la sociedad que los elige. Pau lo ha explicado muy bien. Tenemos una deuda que no podremos pagar en décadas y no todo ha sido ayudas para la banca. Ha sido para todo: estaciones de alta velocidad, aeropuertos, estadios, polideportivos, recalificaciones, subvenciones, fraude, economía sumergida, energías renovables falsas... en fin, que no acabaría.

    Y eso no han sido mil o dos mil políticos corruptos. Eso es la sociedad que nos rodea y la sociedad que a eso le da poca importancia o que le da más importancia a otras cosas: que sean de los míos, que no lleguen los otros, que vengan los que gastan y me contraten al hijo... así.

    Sí que me acuerdo de ese post y creo que en este blog se puede decir prácticamente lo que se quiera y se suele discutir de buen rollo, ¿no? XD

    ResponderEliminar
  13. Miedo me da el poder de convicción que tiene, o el de credulidad de la "peña", o será que se agarran a un clavo ardiendo.Espero que solo le votaran para castigar a "otros" porque si no...."apañaos" vamos.
    Lo de Bea discutiéndole a Bertín...sería por polemizar y ganar espectadores porque si no...no doy crédito.Y será periodista....

    ResponderEliminar
  14. Los políticos representan a las élites financieras: ese es el problema: el 1% contra el 99% (que por cierto no se entera de nada). El siguiente problema será que los que lo han perdido todo ya no tendrán nada que temer.

    Quizá os interese leer esto, que es bastante explicativo:

    http://www.globalizate.org/getArticle?authors=George+Monbiot&date=2014-09-15&title=La+camisa+de+fuerza+politica

    ResponderEliminar
  15. Pero hablas de obras faraónicas como si los ciudadanos las hubiesen pedido!
    Voy a poner un ejemplo de algo que me pasó hace unos meses. Estaba yo, por razones que no vienen al caso, en un restaurante compartiendo cena con buena parte de dos grupos políticos de una localidad de mi provincia. Uno de los miembros de uno de los grupos le dijo a otro que cómo podían ahora haber cambiado tanto el discurso cuando ellos mismos votaron a favor de la cesión de terrenos a precio rústico para la posterior construcción de un megaresort (que ahora está abandonado, como casi todos los de la región). Lo típico de por aquí, vaya. El "acusado", se defendió diciendo que cómo no iba a votar a favor de la recalificación de terrenos cuando la gente por la calle le decía que no votase en contra, ya que se necesitaba ese tipo de negocios para dar trabajo al pueblo. ¿Cómo iba él a negarse a lo que la gente le pide?
    Vale... ¿a quién culpas de la construcción de ese megaresort ahora vacío, la pérdida de los terrenos por parte del municipio a precio de saldo, las subvenciones otorgadas a la empresa, etc...?
    A la gente que le pidió que votara a favor o a los políticos que lo llevaron a cabo?
    A la señora de 60 años, ama de casa y sin estudios que le pedía que votase que sí para qeu su hijo tuviese trabajo, o al político que sabía desde el principio que no era viable construir de golpe una urbanización para 25.000 personas en un pueblo de 16.000?
    Si ese político hubiese sido responsable, habría explicado a sus votantes que el plan no era viable, que supondría muchas pérdidas a la población, que no había recursos para dotar esas urbanizaciones de servicios, de agua...
    La gente que en su momento manifestó su disconformidad con el proyecto, con manifestaciones, fueron criminalizados por los dos grandes grupos políticos que apoyaban el proyecto, acusándoles de desear la pobreza para el pueblo, de no querer que el pueblo avanzase...
    De verdad me vas a decir que la culpa de todo eso la tiene la gente? No todo el mundo tiene una carrera o entiende de economía, la mayoría cree (o creía) a sus políticos,y pensaban de verdad que ese resort iba a traer trabajo y prosperidad. No pensaban en maletines, o en enchufar a su hijo en un puesto directivo, sino en puestos de trabajo de lo más normales ... camareros, jardineros...
    Para mí los responsables de este despropósito son los gestores que lo llevaron a cabo, en este caso, los gobernantes del momento. La gente no debe saber de macroeconomía, sino que paga a los políticos para que gestionen sus recursos de la mejor manera posible. Lo que pasa es que los políticos no rinden cuentas ante sus ciudadanos y no son castigados, porque los únicos que pueden decidir que sean castigados son los mismos políticos que legislan. Ante eso los ciudadanos poco pueden hacer, y lo poco que han intentado (manifestaciones, escraches por ejemplo), se ha criminalizado. Se ha prohibido incluso hablar mal de políticos en redes sociales. Se ha perseguido a quien lo ha hecho. Y ahora, que la ciudadanía intentan cambiar el sistema mediante el voto, entonces van a intentar cambiar la ley electoral. Porque ellos tienen el poder y son siempre los mismo, y los mismos de siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí iba yo cuando hablaba de nuestra responsabilidad, si no asumimos que pedimos un crédito que no podíamos pagar SABIENDO que no lo,podíamos pagar porque "lo dijo el del banco" que es su negocio y no es nuestro padre ni nadie que vele por nuestros intereses tampoco asumimos que pedir al regidor que haga X nos hace corresponsables de que eso se haga... que ya está bien de "pobre señor analfabeto". El político debió explicar, sí, claro, algunos lo han hecho ¿conoces sus nombres? yo tampoco, no los votaba nadie, eran unos aguafiestas y había que apartarlos. Recomendación: Todo lo que era sólido de Antonio Muñoz Molina.
      Lo que quiero decir, en definitiva, es que "los políticos" y "el pueblo" no es un "ellos" Vs "nosotros", salen de donde salen, la élite nos parece mal, los queremos "muy pueblo" que nos den lo que pedimos por disparatado que sea... así nos va

      Eliminar
  16. Yo creo que sí que tenemos culpa por votar a quien votamos. Siempre hay opciones y aunque no estés cómodo con ninguna, al menos supondrá un cambio de quien estaba en la poltrona. Dar tu voto por una promesa de puesto de trabajo o porque en tu pueblo van a poner estación de AVE es pervertirlo. El Estado (incluyendo ayuntamientos y comunidades autónomas) se ha tragado el dinero de esta generación y de la siguiente. Y de eso somos responsables. No hemos sido los que lo hemos gastado directamente, pero sí quienes hemos permitido que ocurra refrendando la gestión en las elecciones. No yo ni tú, pero sí la sociedad en general que en un % enorme respalda al partido popular y al socialista.

    ResponderEliminar
  17. Muy de acuerdo con Saramaga y con Sabina. Me gusta todo de ti, pero tú no.
    Quizás tememos a lo desconocido? A lo diferente?
    Creo que hemos llegado a un punto en el que se necesita un cambio social profundo.
    Sus ideas no son malas. ¿Por qué hemos de pagar algo que nosotros no hemos pedido mientras unos individuos se están llenando los bolsillos con unas cifras que, a mi al menos, se me escapan de las manos?
    No hay justicia social.
    No los he votado. Pero no descarto nada.
    Esta conversación ya la he tenido en varios foros y me resulta curioso que el ataque a los que defienden esas ideas es que no entendemos de politica ni de economía. Y si. Es verdad. No estudié para ello. Y por ello ejerzo mi derecho al voto dándole mi confianza a quienes creo que van a defender lo que creo justo.
    Y hubo un tiempo en que confíe. Cuando aun se podía confiar.
    Hoy me cuesta mucho.

    Y ahora....llamadme ignorante, que es lo que mola.

    ResponderEliminar
  18. P.D eso si.....Admito que el Pablo es un triste de cojones. No me iria yo con el de cervezas...

    ResponderEliminar