La sangre de los King

"—Vamos, siéntate, siéntate —suspiró su tío—. No te hagas el ofendido tan rápido, Jim. Si quieres continuar desempeñando un cargo público, tendrás que recordar dos cosas. La susceptibilidad es un lujo que nunca te puedes permitir; esa es la número uno. Segundo, nunca te harás popular diciéndole a un hombre algo que ya sabe y haciéndole preguntas que no puede contestar".
Jim Thompson. La sangre de los King.

Pues esta semana ha tocado leerme este libro de Jim Thompson. Creo que es el décimo que me leo. Y todos buenos. ¿Todos? Todos no. Una aldea poblada por irreducibles galos resiste todavía y siempre al invasor. Efectivamente, todos menos el del club de lectura que todo malogra. Yo empiezo a pensar en una mano negra porque no es normal.

Este libro de Thompson me lo recomendó Loque a la que también le gustan los libros de Thompson (buen gusto, no se puede negar) y resulta que estaba desaparecido del mercado, descatalogado, pero justo este mes ha salido una reedición en serie negra y me lo he comprado.

Es una novela del Oeste. De esos tiempos del salvaje Oeste de las películas en los que los indios aún no han sido sometidos, en los que se viajaba en tren o en caballo y en los que la ley brilla por su ausencia. Son los tiempos de las grandes extensiones de tierra, de los revólveres y cuchillos.

Y en ese mundo se mueven como pez en el agua los King. Una familia para la que parece que las leyes no existen. O al menos si no son sus leyes. Hacen y deshacen a su antojo en Oklahoma. Y de repente aparece un hermano que ha estado alejado de la familia durante mucho tiempo. Su madre huyó de allí, aunque tampoco era un ejemplo de virtud, ni mucho menos.

En fin, tampoco cuento más. Es un libro que me ha recordado a los timadores. En este libro no hay nadie bueno. Todos intentan engañar a los demás y quedarse con todo y todos desconfían, y con razón, de todos los demás.

Es una muy buena novela. Es violenta y cruda y los personajes que aparecen son despreciables. Aún así los hay más despreciables que otros y vas tomando partido. Te atrapa y tienes que seguir leyendo. Además no es muy larga (224 páginas). Además aparece su propio padre como secundario, como ayudante del sheriff, y cuenta parte de su historia.

Algunos párrafos:

"—Recuerdo un caso suyo de hace años. Una fulana que hacía de bailarina estafó a un banco y se quedó prácticamente con todos sus activos. Bueno, todas las pruebas estaban en contra de ella; Temple prácticamente ni se molestó en elaborar una defensa. Pero naturalmente, no había tirado la toalla. Normalmente, esa mujer vestía para enseñar la zona norte y sur de su ombligo, pero Temple la hizo vestir con bonete y con un holgado vestido de matrona".

"Nunca le había importado mentir, y de hecho, prefería decir una mentira antes que la verdad, pues a la larga siempre era mucho más provechoso, e invariablemente más interesante".

"Le habló en español, como hacen todos los hombres sabios cuando tratan asuntos delicados y dolorosos".

"Critch se quedó mirando a la mujer. Ella le devolvió una mirada impasible, desdeñosa. Y entonces su expresión cambió, y enseguida volvió a cambiar. Y cambió y cambió y cambió, como si su propietaria pretendiera adaptarse y aclararse, encontrar alguna verdad con la que poder vivir. Y al final encontró solo lo que todos encuentran, lo único que hay, ya sea oro o metal de baja ley o escoria. Pero inevitablemente aceptable, en cualquier caso, porque es todo lo que hay y nada más".

Si os gusta la novela negra del oeste, ese amplio campo, seguramente os guste esta novela. Si no, pues, nada, otra vez será. A mí me ha parecido muy buena, aunque creo que no llega al nivel de 1280 almas o el asesino dentro de mí, pero casi.



2 comentarios:

  1. Cómo me alegra que te haya gustado, no hay cosa peor que recomendar un libro y que no triunfe, sobre todo después del desafortunado "Noche salvaje".

    Como te dije, fue mi primer Thompson, siendo yo muy moza, y me impresionó mucho. Además creo que es de los pocos libros de J.T. que acaban
    (spoiler)






    bien, o medio bien ¿no?

    Y sí, me recordó a Los Timadores, lo que por supuesto, es bueno.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que has acertado recomendándomelo, Loquemeahorro. Ahora, tampoco era difícil por lo que llevo leído de Thompson. Lo realmente difícil es acertar con el malo y eso solo está al alcance del club.

    Respecto a tu spoiler
    (spoiler)





    No sé si acaba bien. Porque al final bastantes caen por el camino... Es cierto que de alguna manera parece que los que quedan parecen más o menos felices.

    ResponderEliminar