Otro año del club de lectura

Este fin de semana tenemos jarana en el club de lectura. Otorgamos nuestros famosos premios naranja y limón, cuando os escribo esto todo está en el aire, aunque para qué negarlo... tengo muchas posibilidades de llevarme el premio limón. En nuestro club pasan cosas inesperadas y mientras hay partido hay esperanza.

Fieles a nuestro sobrenombre de club de tortura hemos pasado un año anegados en libros insufribles. Tanto que yo me imaginé a mí en un futuro teniendo que enfrentarme con miedo cada mes a un nuevo... desafío. Y por primera vez hice mías las sabias palabras de Mirichán "¿por qué os hacéis esto?".

Y sí, es una buena pregunta. En términos generales nos lo pasamos muy bien y esa es la principal razón. Hay risas aseguradas incluso, o tal vez por eso, cuando estamos sumidos en el pozo de la desesperación lectora. Siempre llega un whatsapp que te hace sonreir. Es curioso, porque ese primer whatsapp desata una serie de conversaciones que pueden salir por cualquier lado. Puede que todos estemos de acuerdo en que es un bodrio o que unos digan que están encantados y otros horrorizados. Lo último es lo más habitual.

Este año nos hemos enfrentado a todos estos libros:
  • El cero y el infinito
  • Noche salvaje
  • La casa de la alegría
  • Joyland
  • El héroe discreto
  • Momentos estelares de la humanidad
  • Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie
  • El libro de la señorita Buncle
  • Lugares donde se calma el dolor
  • La posibilidad de una isla
  • El sentido de un final
  • La larga marcha
  • El libro de los vicios
 No os los voy a resumir, en los distintos blogs tenéis las reseñas por si os apetece adentraron en las profundidades del alma humana. Sentimientos encontrados, pero sobre todo desesperación y sufrimiento lector. Creo que el único que ha salido bien parado es el cero y el infinito de Koestler. Todos los demás han tenido acérrimos detractores. Para los premios naranja y limón hemos decidido ordenarlos por orden de gusto, del que más nos ha gustado al que menos, de manera que se suman los puntos de todos y el que queda el primero es el premio naranja y el que queda el último es el premio limón.

No os voy a negar que la competencia más descarnada es por el premio limón. Volviendo a mirar la lista me dan escalofríos. Ha sido realmente revelador ver la dura competencia para elegir al peor. Y en mi lista hay libros que no me han gustado hasta en el número 4. Eso da una idea de cómo está el nivel a la hora de elegir libros en el club.

Así que hemos decidido un nuevo método de elección de libros que es por sorteo puro y duro. Cada uno elegirá 3 libros, se meterán en una bolsa y se irán sacando los 12 libros del año. Quedarán 3 sin elegir (yo apostaría porque van a ser los mejores) así que es una mezcla de imposición dictatorial y de azar. Bueno, eso es lo que era cuando empecé esta entrada. Ahora mismo no se sabe cómo será la elección de los premios. Y es que el club, además de para leer, da para mucho más.

Yo no sé si será por las tragedias que vivimos juntos o por casualidad. Lo que sí que sé es que por suerte estamos juntos en esto. El club de lectura nos ha proporcionado muchas más alegrías que tristezas y nos hemos hecho más amigos. Es cierto que tenemos el blog olvidado y hace eones que no escribimos más que las reseñas, pero por otra parte hemos empezado con el podcast que también nos está dando muchas satisfacciones.

El saldo total es positivo. Lo que pasa es que a mí esto de elegir libros tan horrorosos me recuerda al chiste ese del señor que decía: ―A mí lo que me gusta es jugar al póker y perder.
―¿Cómo que perder? Será ganar...
―Bueno, es que eso ya tiene que ser la hostia leche.

Pues eso, que estar en este club y encima leer libros buenos ya sería pedir demasiado. Aunque sí que podríamos pedir que al menos la mitad de los libros no fueran detestables...

7 comentarios:

  1. Al final lo más importante es eso, que estamos juntos en esto y que nos hemos hecho más amigos. Seguimos pasándolo bien hasta en el sufrimiento, y eso no lo puede decir mucha gente.

    ResponderEliminar
  2. Se perdió mi comentario. Decía que me has hecho reír con el post. Suscribo todo, excepto lo del cuarto libro. Tal vez soy de mejor conformar, o tal vez he tenido más suerte.

    Y el limón va a estar reñido. Yo he preparado discurso de todo, no te digo más!

    Lo pasamos muy bien, y que siga así.

    ResponderEliminar
  3. A mí me dais mucha envidia. Y os admiro, también. Y me alegro por vosotros, porque estáis juntos, porque lo pasáis bien hasta en el sufrimiento, por los podcast, por todo.

    ResponderEliminar
  4. Bueno Carmen, tú en limones tienes experiencia.... Mañana veremos...

    Gordipé, tampoco es tan envidiable, o a lo mejor sí... Gracias por participar.

    ResponderEliminar
  5. Yo os admiro, por seguir intentándolo, además algunos libros están bien, lo que no podéis es poneros de acuerdo, pero casi es buena señal, demuestra que gente con gustos distintos puede mantener un club.

    Bueno, a veces estáis de acuerdo en que algo es horrible, no? ;-)

    pd. Sigo pensando que sacar Cuatro Hermanas de la lista fue para no romper la (mala) racha

    ResponderEliminar
  6. Pues verás este próximo año que hemos elegido 15 libros...

    ResponderEliminar