De brillante porvenir

"¿Era una dama? Bueno… Era una mujer".
John Dos Passos. De brillante porvenir.

Aquí estamos a mediados de mes publicando reseña del club porque como tenemos pocos padecimientos hemos decidido redoblarlos en verano leyéndonos un libro del club cada quince días.

Como podéis ver por la foto el de este mes es toda una novedad que parece que debe llevar más de 40 años sin publicarse en español. Hemos apostado todo a un tesoro oculto. Ya sabéis la afición por el riesgo que tenemos en este vuestro club de referencia.

El libro de este mes se llama de brillante porvenir. Me he leído un libro que me ha gustado bastante, la verdad. Por resumir un poco la historia os diré que trata de un hombre que triunfa en la vida, pero que es muy tímido, tímido hasta la enfermedad. Por circunstancias de la vida se le muere su mayordomo que es quien se encargaba de realizar todas las tareas mundanas y por no atreverse a decir la verdad el médico se cree que el que se ha muerto es el dueño y el que está sin decir nada es el mayordomo.

A partir de ahí nos encontramos con un libro muy tierno y divertido en el que Priam Farll que es el nombre del protagonista tiene que enfrentarse a la vida. Él había sido un pintor famosísimo en vida y la vida anónima le trae ventajas e inconvenientes. Todo está contado con un fino sentido del humor que me ha hecho muy entretenida la lectura que es totalmente recomendable.

Bueno, basta ya de imposturas. El libro no me lo he leído. Ni lo he intentado. Me avisaron Bichejo y Carmen de que me iba a horrorizar y no estoy yo ya como para meterme según que cosas entre pecho y espalda. En lugar de de brillante porvenir me he leído otro libro que se llama enterrado en vida que me ha parecido que es un título relacionado y que es lo que a lo mejor me hubiera pasado si me hubiera leído al bueno de John.


Hay que decir que lo que he contado sobre el libro que he leído es totalmente cierto, me ha parecido súperentretenido y lleno de candor, humor y amor. Yo os lo recomiento. He de decir que para engordar el libro (y cobrarlo más caro) no hay sólo un prólogo sino que también hay un epílogo. No me los he leído, por supuesto. Leerse prólogos y epílogos es generalmente perder el tiempo.

Os pongo algunos párrafos (además de la primera cita que, claro, no es de Dos Passos):
"¿Quiere usted que le diga qué es lo que me molesta a mí de todos estos hoteles y restaurantes? —dijo Alice—. La sensación de no saber por dónde han pasado los alimentos ni lo que han hecho con ellos. Cuando ve usted la cocina al lado del comedor y las cosas a la vista, comprende lo que se hace con los alimentos, y, bueno, uno sabe dónde está y eso. Y además, siempre te llegan los platos calientes. Una cosa razonable, me parece a mí —añadió—. Pero aquí… ¿Dónde está aquí la cocina? —Por ahí abajo, en los sótanos —contestó Priam, como excusándose. —¡La cocina en los sótanos! —exclamó Alice—. ¡Vaya! En Putney ya ni siquiera se alquilan casas con la cocina en los sótanos. No. Los hoteles y los restaurantes no son para mí… Si puedo elegir, es decir, normalmente".

"¡La industria cervecera había quebrado! Esa era la verdad. ¿Quién habría podido imaginar que la industria cervecera iba a quebrar en Inglaterra? Los hombres más sabios y prudentes de Lombard Street habían depositado su confianza en la cerveza como el último gran baluarte de la nación, y, sin embargo, hasta la cerveza había quebrado. Los cimientos de la grandeza de Inglaterra, si no estaban hundidos, iban camino de hundirse. Era inútil excusarse en una mala administración o en las imprudentes compras de licencias a precios muy elevados. ¡En los buenos tiempos una compañía cervecera habría resistido indefinidamente los efectos de una mala administración! Los tiempos habían cambiado. El obrero británico, arrastrado por la nueva moda de la moderación, ya no bebía. ¡Ya no podía confiarse en que el obrero bebiera! Aquello era el colmo de todas las ofensas contra la sociedad. Los sindicatos nada podían contra aquel último capricho del trabajador, que sembraba la desolación en miles de distinguidos hogares".

"Como ser humano, ocurría que era tímido. Pero no era tímido como usted o como yo. Nosotros, usted y yo, nunca sentiremos secretos temores o desmayos ante la perspectiva de tener que hablar con alguna persona desconocida, o al inscribirnos en la recepción de un gran hotel, o al entrar en un gran edificio por primera vez, o al cruzar un salón lleno de gente, o al despedir a un criado, o al tener que discutir con una orgullosa aristócrata a través de la taquilla de una oficina de correos, o al pasar por delante de una tienda donde debemos alguna cuenta que otra. No se nos pasa por la cabeza ruborizarnos, o retroceder, o simplemente parecer contrariados cuando nos ocurre cualquiera de esas cosas, tan comunes en la vida ordinaria, pues no constituirían más que actitudes infantiles. Nosotros, usted y yo, actuamos con naturalidad en todas esas circunstancias, pues… ¿Por qué un hombre normal tendría que portarse de otro modo? Pues bien, en el caso de Priam Farll era totalmente distinto. Llamar la atención del mundo hacia su persona le resultaba angustioso. Pero por carta podía atreverse a todo: le daban una pluma, y no tenía miedo a nada".
En fin, un libro muy entretendo que se lee muy fácil y que los demás miembros del club no han leído. Si queréis enteraros del libro de esta quincena no tenéis nada más que hacer que pasaros por los blogs de Paula, Bichejo, Juanjo y Carmen.


8 comentarios:

  1. Buuuu, tramposo XDDDD
    (te has ahorrado 300 páginas de ZzZzZz, te hubiera horrorizado, afortunado tú)

    ResponderEliminar
  2. Tengo muy buenas referencias de Enterrado en Vida, del otro no he oído hablar jamás, pero saber que lo habéis incluido en el Club de Lectura es toda una garantía de... no sé de qué, pero vamos, que me da miedo que lo reediten.

    ResponderEliminar
  3. Estuve pensando en cogerlo cuando salió hace unos días en kindle flash, y tanto lo pensé que se me pasó.

    El de Dos Passos te hubiera quitado las ganas de vivir, no merece la pena sufrir a lo tonto.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, nos vamos conociendo, Paula. Y si intentando acertar fallamos, ya cuando me dijisteis que no me iba a gustar... ni lo intenté.

    Loquemeahorro, enterrado en vida está muy bien, muy entretenido.

    Bichejo, ¿tú reflexiva? ¿Qué va a ser lo siguiente? ¡COCOON! ¡COCOON!

    ResponderEliminar
  5. Hola. Qué tal si alguna vez pones los libros que más te han gustado? Esos que estás contentísimo por haberlos leído? Y a ser posible que no tengan diálogos del tipo:

    "¿Quiere usted que le diga qué es lo que me molesta a mí de todos estos hoteles y restaurantes? —dijo Alice—. La sensación de no saber por dónde han pasado los alimentos ni lo que han hecho con ellos. Cuando ve usted la cocina al lado del comedor y las cosas a la vista, comprende lo que se hace con los alimentos, y, bueno, uno sabe dónde está y eso. Y además, siempre te llegan los platos calientes. Una cosa razonable, me parece a mí... "

    Quién habla así????

    Lo sé, mi petición es un poco gandula jijiji pero estoy segura de que para tí no resultaría complicado y, francamente, últimamente tengo muy mala suerte con los libros. Necesito reconciliarme con la lectura. Así que espero que atiendas esta humilde petición....;)

    ResponderEliminar
  6. Anónima, en la barra de la derecha puedes buscar en las etiquetas Resumen Anual y allí destaco los mejores (y peores) libros que me he leído cada año. La verdad es que la mayoría de los libros que leo y reseño me suelen gustar bastante y hay de todo.

    ResponderEliminar
  7. Me he reído al principio pensando que te estabas inventando un libro, después me he venido abajo viendo que se trataba de otro. Eres un cobarde, fistro, pecador de la pradera.

    ResponderEliminar
  8. No tengo esa imaginación. La verdad es que lo pensé, pero luego me pareció una señal contraponer de brillante porvenir con enterrado en vida.

    ResponderEliminar