Muñecas Rotas

"Rachel estaba tan emocionada como la primera vez que tuvo una cita. Casi tan emocionada, porque ya no era una adolescente, de manera que su emoción se veía atemperada por una dosis de inquietud. Ya había experimentado la decepción amorosa, ya sabía que la realidad no suele estar a la altura de nuestros sueños y que nuestras esperanzas siempre apuntan demasiado alto. Rachel conocía el dolor de un corazón destrozado".
Jamer Carol. Muñecas Rotas

Con este libro he buscado quien sustituya a Jo Nesbo. Me apareció de esos de oferta del día de Amazon y me lo compré.

El protagonista es un policía que resuelve casos de asesinos en serie por el mundo. Es un superespecialista en el asunto. Desde el principio nos enteramos de que su propio padre fue un asesino en serie y él, de alguna manera, trata de huir de las últimas palabras de su padre antes de ser ejecutado en el que le dice que los dos son iguales.

Eso no es cierto, claro. El protagonista está obsesionado con atrapar a esta gente, pero sí que, de alguna manera, se pregunta si su gran cosecha de éxitos en este campo pueda estar ligada con que realmente piense como un asesino en serie.

Por centrar un poco este libro, la acción sucede en Londres y comienza con una mujer secuestrada que es liberada después de un tiempo y a la que le han hecho una lobotomía.

La verdad es que es un libro bastante entretenido. No es que sea el colmo de la originalidad o de la novela negra, pero está bien. Supongo que me leeré alguno más de este señor. Por lo que puedo saber hay como cinco libros o así de la serie de Jefferson Winter, que es el nombre del protagonista.

Si os gusta la novela negra con sangre, con asesinos despiadados y con un detective que parece que se pasa de listo, esta es vuestra serie.

4 comentarios:

  1. Hay una colección de Salamandra que empezó con "Still life" de Louise Penny y su inspector Armand Gamache que igual te gusta.

    ResponderEliminar
  2. Pues me alegro de que hayas encontrado sustituto. A ver si el segundo es igual!,

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Carmen. Sí que voy a seguir. Ya os contaré.

    ResponderEliminar