La final


Bueno, ya está aquí. Esta noche es la final. La verdad es que ya voy estando nervioso y es que yo soy de mucho sufrir. Bueno, tampoco es eso. Es más bien que sufro mucho. De hecho hay veces que apago la tele o cambio de canal o incluso me voy a dormir si lo que estoy viendo no me gusta.

Además creo que eso está bien. Si el fútbol te lo hace pasar mal, no lo veas. No te pagan por ello, no es tu obligación. Para pasarlo mal ya hay muchas cosas en la vida ¿para qué añadir otra?

Hoy es posible que incluso me ponga mi camiseta del Real Madrid que me regaló mi hermana cuando el Madrid ganó la séptima copa de Europa. Ese año estuve en Cibeles. Por entonces estaba en una residencia de estudiantes en Madrid y tuve que ver la final fuera de allí. El antimadridismo era mucho más abundante que el madridismo. Allí pasé las dos ligas que perdió el Madrid en Tenerife y la primera copa de Europa del Barcelona. He de reconocer que me curtió. Y, lamentablemente, me llevó a desear que el Barça no gane ni a las canicas. Da igual quién esté enfrente.

Bueno, que me voy del tema. Esa séptima yo creía que no llegaría nunca, que las copas de Europa era algo de lo que hablaba mi padre y poco más. Viví la época de la quinta del Buitre y de los desastres europeos frente al Milan.

Y llegó. Fue mágico. Lo había vivido. Ya podía poner una marca en la lista de cosas pendientes. Luego han venido otras dos y principalmente el gol de Zidane. Recuerdo ese balón y saber antes de que lo golpeara que iba a ser gol. Seguramente fuera más deseo que certeza, pero en esos momentos el deseo también es importante. Esa final también la vi con mi hermana en casa de un amigo y también fuimos a Cibeles. Además habíamos visto la semifinal contra el Barcelona en el Bernabeu. Yo he ido pocas veces al Bernabeu y, desde luego, ese es el partido más importante que he visto a pesar de que el Madrid no ganara. Además hubo un atentado antes del partido y recuerdo correr sin saber muy bien a dónde, el miedo y los nervios.

La octava fue de las de poco sufrir como espero que sea esta.

Viendo lo que yo he sentido en las finales de copa de Europa entiendo perfectamente que el Atleti quiera ganarla y saber lo que es eso, es algo que les recomendaría, pero mejor otro año. No os lo toméis a mal, pero prefiero que hoy gane el Madrid. También es cierto que es una final muy cruel porque es entre dos equipos de la misma ciudad y el que pierda tendrá que aguantar la celebración del que gane. Perder contra el Bayern y que lo celebren en Múnich es menos duro que perder contra el Atleti y que lo estén celebrando en tu propia calle.

Yo el partido lo veré en casa. Pensaba ir a verlo a Ávila con mi padre, pero ¡ha encontrado un mejor sitio! Mi padre y mi hermano estarán en el campo viendo la final. Sin ser socios del Madrid ni nada parecido es una cosa que sucede una vez en la vida y es un motivo más para querer que gane el Madrid, que puedan vivirlo en directo en el estadio.

Poco más os puedo contar. Tampoco pretendo convencer a nadie ni justificarme de ninguna manera. Yo soy del Madrid y punto profundo.



8 comentarios:

  1. No se me va de la cabeza desde el lunes. La sensación es muy especial.

    Te diría que no puedo dormir por esto, aunque en realidad es por un catarro horroroso que he cogido el jueves. Pero veré el partido. Y me emocionaré mucho. Porque esa copa la tenemos que ganar.

    Hala Madrid. Sea. Ea.

    ResponderEliminar
  2. Yo la voy a ver en casa, pero recuerdo muchos otros eventos similares que he visto fuera por razones de trabajo, y resultan mucho más emotivas. Por ejemplo la final del gol de Zidane la vi al mediodía, en un pueblo lleno de polvo en el pinche desierto de Sonora, y fue impresionante, salimos todos los que estábamos en la obra que habíamos ido a comer a ese restaurante, único de los sitios donde daban el partido, tocando los cláxones y gritando con la ventanas de los coches abiertas y las banderas improvisadas de plástico blanco al aire. Hasta que uno dijo, "Estos paisanos se van a cabrear con nosotros y nos van a plantar dos tiros, que esta gente es de dedo ligero" y ya volvimos tranquilamente a la obra a seguir alineando señales. ;-(

    Ese mismo año también en México vimos la eliminación de España del Mundial de Japón-Corea, y casi lloro porque aunque volvía a España a la semana siguiente me había comunicado que tendría que regresar en breve.

    Y años después en un país tropical de África, la eliminatoria de penaltis con Italia, del primer europeo que gano España. Esa estuvo bien......bueno voy a parar.(Esto del futbol despierta el cebollitinismo que todos llevamos dentro).

    ResponderEliminar
  3. Ya me parecía a mí que en esa Champios estábamos en el pinche desierto, Hermano E, aunque lo que recuerdo es que ND me contó por teléfono lo del aviso de bomba.

    También fui a Cibeles cuando la séptima. Estuvimos saltando a la vez sin conocernos.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mejorarse, Carmen. Y esta noche a disfrutar. Hala Madrid!!

    Hermano E. supongo que vivir algo así en el extranjero tiene que ser especial. Y creo que hicisteis bien en dejar de pitar por el pinche desierto.

    Anniehall, me acordaba de la final, pero había olvidado que entonces estabas por allí.

    ResponderEliminar
  5. Yo también fui a Cibeles cuando la séptima. Me agobié tanto que nunca he vuelto a ir a una concentración de gente. Y acabé dejando de ver fútbol por lo que tú dices, lo pasaba fatal y para eso no merece la pena.

    Hoy quiero que gane el Atleti por este chaqueterismo mío tan sospechoso. Pero este Atleti ha hecho que me vuelva a apetecer ver fútbol y que me lo pase bien viéndolo y casi sin encabronarme.

    Espero que sea un partidazo y ojalá gane el Atleti. Que si gana el Madrid lo voy a llevar bien, prefiero que gane otro equipo de mi ciudad a uno alemán, pero mejor si gana el Atleti.

    Voy a verlo en familia con los padres de N y wasapeando con mi madre, que se pondrá toda su parafernalia atlética y lo pasará fatal...

    ResponderEliminar
  6. Bueno, si te lo pasas bien no seré yo a quien le parezca mal. A mí el fútbol cada vez me aburre más y solo veo los partidos del Madrid (y pocos). Este sí que lo veré y yo espero que gane el Madrid.

    A mí me resulta extraño que se pueda cambiar de equipo. Uno es de un equipo y punto. Pero eso soy yo y mi circunstancia.

    ResponderEliminar
  7. Pues lo siento ND, pero mal lo tuviste que pasar. Recuerdo las mismas sensaciones que tú: golazo de zidane, la Séptima, la invencible Quinta del Buitre. ¿Edades parecidas ;)?
    Yo soy "de provincias", y siempre he dicho que una de las cosas que más me gustaría disfrutar, es de estar en el Bernabéu viendo el partido que haga al Madrid campeón de liga. E ir a celebrarlo a Cibeles. Qué envidia me dáis.

    ResponderEliminar
  8. Yo también soy de provincias. O lo era. Ya llevo muchos años en Madrid. Y sí, ir a Cibeles alguna vez es algo especial.

    ResponderEliminar