Momentos estelares de la humanidad

"El exponente de la ley había aprendido al fin el amargo secreto que todos los empeñados en una carrera pública deben aprender a la larga que un hombre no puede defender permanentemente la libertad de las masas, sino únicamente su propia libertad, la libertad que viene de adentro".
 Stefan Zweig. La cabeza sobre la tribuna.

Pues ya es uno de Junio y toca nuestra electrizante cita con el libro del mes del club de lectura. Este mes tenía puestas muchas esperanzas en el libro y en reconciliarme con las lecturas del club que me tenían bastante baqueteado.

Y he conseguido reconciliarme... parcialmente. Es un libro que está bien (desde luego a millones de años luz de bodrios como Joyland o la casa de la alegría o Noche Salvaje), pero que tampoco es para tirar cohetes.

Yo al libro le veo dos fallos. El primero es que es un cajón de sastre en el que Zweig junta historias sin ton ni son que o ya había publicado por separado o que no le dieron para escribir un libro más largo en la línea de las biografías noveladas que lo hicieron famoso. Y el segundo es que puestos a buscar momentos estelares... a mí me salen muchos más sin rascar  mucho... La caída de Bizancio es un hecho notorio, pero no estelar, fue una tragedia para los bizantinos y para Europa. La elegía de Marienbad de Goethe puede ser un poema maravilloso y la historia entretenida, pero tampoco cambió la historia. La historia de Suter y la fiebre del oro es interesante, pero tampoco es un momento estelar de la humanidad... podría seguir.

El caso es que el libro es entretenido, pero se nota mucha diferencia entre unas historias y otras. En el modo de contarlas, en la longitud, en el interés... a mí me dio la impresión de ser un libro de recortes o de descartes de otros libros. Un poco ideas fallidas. No le salió una biografía larga tipo María Antonieta, ni Fouché, ni Magallanes...

Eso por no entrar en la glorificación de personajes mediocres como Scott.

Además no sé si es la traducción que he leído o el estilo del propio Zweig me ha parecido bastante apolillado. Como viejo. Hay que recordar que Zweig fue contemporáneo de Proust, de Joyce, de Hemingway... y ha envejecido bastante mal.

De todas las historias las que más me han interesado han sido la de Cicerón, la de Dostoievski, la de Vasco de Balboa y la de El Mesías de Haendel. Es un libro entretenido. A lo mejor me ha quedado una crítica un poco amarga y es un libro que se lee bien y del que se aprende. Pero mentiría si no dijera que me esperaba más. De Zweig me he leído varios libros y me sigo quedando con sus memorias que me parecen lo mejor que ha escrito.

He subrayado poco, solo dos párrafos. El primero y este:

"Inexplicable mezcla la que existe en el carácter y naturaleza de estos conquistadores españoles. Devotos y creyentes como ninguno, invocan a Dios Nuestro Señor desde lo más profundo de su alma, pero cometen atrocidades. Obran a impulsos del más sublime y heroico valor, demuestran el más alto espíritu y capacidad de sacrificio, y al punto se traicionan y combaten entre sí del modo más vergonzoso, conservando a pesar de todo, en medio de sus vilezas, un acentuado sentido del honor y una admirable conciencia de la grandiosidad de su misión".

 Hablaremos del libro (o no vista la racha) durante este mes en el blog del club. Y tenéis reseñas más entusiastas y seguro que mejores en los blogs de Paula (cuando tenga tiempo de escribirla), Carmen, Juanjo y Bichejo.


13 comentarios:

  1. Me has roto el corazón, el de Scott era mi más favorito y es todo mentira, buaaaaah

    Podrías hacer en el blog del club un post contando qué es verdad y qué es mentira, molaría mucho.

    Las memorias están ya apuntadas, porque sí es cierto que es un señor muy ameno, y además estáis todos muy entusiasmados con ellas, así que a la saca.

    ResponderEliminar
  2. Y yo que creía que esta vez no te rompería el corazón... lo intentaré. Este mes lo tengo bastante complicado en cuanto a viajes, pero lo intentaré.

    ResponderEliminar
  3. Bah, es una grietecita pequeña, que yo soy muy dramas. Si no puedes, un día que nos veamos me lo cuentas. Que me interesa. Me he dejado engañar, el que más me gusta y es mentira, muy fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, lo que es mentira es que fuera un héroe luchando contra la naturaleza adversa. Se cavó su propia tumba.

    ResponderEliminar
  5. El capítulo de Scott está en el fondo de mi memoria, sepultado por la epopeya de Shacketon, que me parece mucho más ganadora.

    No he tenido yo esa impresión, de que sea un libro de recortes. No da para más la historia de la Marsellesa, o la de Suter, o la toma de Constantinopla. Y no creo que lo de "estelares" se refiera a "claves" (no lo he entendido yo así), sino más en un sentido de momentos brillantes, o momentos que aportan luz.

    A mí me parece que las historias cortitas son muy agradecidas. ¿Y lenguaje apolillado?

    ¡En fin, que no estoy en casi nada de acuerdo contigo hoy!

    ResponderEliminar
  6. Era yo la de antes, que venía logada del Club porque he estado quitándole las telarañas XDD

    ResponderEliminar
  7. Carmen a mí párrafos como: "ahora debía encontrarse con un hombre más fuerte que él. Julio Cesar, a cuya elevación él (contando con más años y más renombre) contribuyó al principio confidencialmente, había utilizado, de la noche a la mañana, las legiones gálicas para conquistar el dominio supremo en Italia. Poseyendo Cesar el mando absoluto de las fuerzas militares, le bastó simplemente alargar su mano para asir la corona regia que Marco Antonio le ofreció ante el populacho reunido" o "el joven príncipe, a pesar de su abatimiento por la triste nueva, monta sobre uno de sus más briosos corceles y en una sola etapa salva la distancia de doscientos kilómetros que lo separaba del Bósforo y pasa a Gallípoli, en la orilla europea. Revela allí a sus adictos la muerte de su progenitor; luego, a fin de evitar cualquier pretensión al trono, reúne tropas escogidas y las conduce a Adrianópolis, donde sin vacilar es reconocido como jefe del Estado otomano". Me parece apolillado. No ya de principios del s XX, sino de mucho antes.

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado una reseña descorazonadora, si la hubiera leído sin leer el libro hubiera huido de él como de una cita con Malena Gracia...

    Dicho esto, opino como tú que el libro es desigual, pero no me parece que sean recortes, simplemente me parece que ha contado lo que le ha ido apeteciendo. Me uno al lamento por Scott, porque mis lágrimas han sido inmerecidas, por favor, ilustra a la sección de plañideras del club. En lo que sí discrepo es en que la caída de Constantinopla no sea un momento estelar de la humanidad, fue la desaparición después de casi veinte siglos de la herencia de los que en algún momento se llamaron a sí mismos romanos :____)

    Y tomo en consideración leer sus memorias, espero que antes de que acabe el año.

    ResponderEliminar
  9. Pues no era mi intención. Me ha decepcionado, pero porque quizás esperaba demasiado. Es un libro entretenido e interesante, pero a mí se me queda corto.

    La caída de Constantinopla es muy interesante. Es una fecha clave en la historia de la humanidad, pero no es estelar en cuanto a brillante. No trajo un mejor mundo y fue una masacre.

    ResponderEliminar
  10. Parecía que apostábais sobre seguro ¿eh? Pero la maldición del Club de Lectura puede con cualquiera.

    Yo he leído unas cuántas de Zweig y me gusta, pero los libros de refritos (sean de quien sean), me dan prevención.

    ResponderEliminar
  11. El libro está bien, Loquemeahorro, lo que pasa es que me esperaba más y por eso me ha dejado un poco así.

    Es mejor leer sin expectativas previas. Y sobre todo en el club!

    ResponderEliminar
  12. Pues te iba a decir que he visto un par de títulos en vuestras lecturas futuras que me han gustado mucho, sobre todo uno, pero ahora no te digo cuál es para que vayas sin expectativa ninguna.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias. Ahora me lo esperaré de todos... XD

    ResponderEliminar