El leopardo

"Personalmente, pienso que la capacidad de asesinar es fundamental en todo hombre sano. Nuestra existencia es una lucha por las cosas buenas, y aquel que no es capaz de matar a su prójimo no tiene derecho a existir. Matar es, pese a todo, anticipar lo inevitable. La muerte no hace excepciones, y mejor así, porque la vida es dolor y sufrimiento. Visto de ese modo, todo asesinato es un acto de compasión. Solo que no lo vemos cuando el sol nos calienta la piel, cuando el agua nos refresca los labios y sentimos a cada latido ese absurdo deseo de vivir; e incluso por unas migajas de tiempo estamos dispuestos a pagar con todo lo que hemos conseguido en la vida: dignidad, posición, principios. En ese momento debemos ir hasta el fondo, dejar atrás la luz que nos desorienta y nos ciega. Hasta la oscuridad fría y esclarecedora. Y sentir la dureza del núcleo. La verdad. Que era lo que yo debía encontrar. Que fue lo que encontré. Lo que hace de una persona un asesino".
Jo Nesbø. El Leopardo.

Como casi todos los años por estas fechas os hablo del nuevo libro de Jo Nesbø. Ya os he comentado que es mi escritor actual de novela negra favorito. Siempre me engaña, siempre me tiene con el corazón en un puño y siempre hace que me devore sus libros. Creo que este es el quinto suyo que me leo de la serie del comisario Harry Hole y todos me han encantado. La verdad es que cada vez son más enrevesados, con más giros y más sorprendentes, pero a mí me enganchan. En la novela negra o entras o no entras. Si ves el cartón pues el libro se acaba, pero si no descubres antes de tiempo quién es el asesino y la historia te tiene pillado es un pasatiempo de lo más recomendable para desconectar y disfrutar.

En esta ocasión, por centrar un poco las cosas, Harry Hole ha dejado la policía y está malviviendo en Hong Kong lleno de deudas de juego y aficionado al opio. Llega alguien con la misión de traerlo de vuelta a Noruega donde se están sucediendo unas muertes extrañas con unos aparatos de tortura monstruosos llamados la manzana de Leopoldo. Y hasta aquí puedo leer.

Harry sigue con su vida desastrosa, sus problemas con el alcohol y las drogas, su incapacidad de ser feliz y su imán para atraer desgracias a la gente que tiene cerca.

Aparecen varios sidekicks habituales y otros nuevos.

Por ponerle un pero, es bastante minucioso en los nombres de calles y barrios de Oslo de los que yo no tengo ni la más remota idea. También es bastante snob. No Harry, sino el escritor y describe platos gourmet o vinos de una manera que se ve que solo es para fardar.

Unos párrafos

"pensó en lo vulnerable que era todo, en lo rápido que cambiaban las cosas, y en cuántas cosas podían destruirse en cuestión de segundos. En que eso era la vida: un proceso de destrucción, una descomposición de algo que, en el punto de partida, es perfecto. Lo único que le otorgaba un poco de tensión era si la destrucción sería repentina o lenta".

 "La luz se filtraba hacia el interior a través de unas persianas grises de acero, y Harry se caldeaba las manos con una taza de café blanca con el nombre de Kripos en letras azules. La sala de conferencias se parecía, para variar, a aquella otra de Delitos Violentos en la que tantas horas de su vida había pasado. Luminosa, costosa a la par que espartana de esa forma fría y moderna que no implica minimalismo, sino solamente cierto grado de falta de espíritu. Una sala que incita a la eficacia, para poder salir de allí echando leches".

"El sol bajo de la tarde arrancaba destellos a los dientes de cristal de las ventanas rotas en las fachadas de ladrillo. El ambiente estaba impregnado de esa sensación de abandono que uno solo encuentra en las fábricas cerradas, donde todo lo que uno ve se ha construido para una actividad febril y eficaz de la que no hay ni rastro".

 En fin, un libro muy entretenido. Si os gusta la novela negra y no habéis leído ningún libro de Nesbø yo os recomiendo que le déis una oportunidad. La merece.


5 comentarios:

  1. ¿Recomiendas leer la serie en orden? ¿O no importa demasiado? ¿Cuál es el primero?

    ResponderEliminar
  2. Yo también soy fan de Nesbo, creo que el único que disfruté menos fue uno ambientado en Australia, pero no puedo recordar el título.
    Saludos
    Q.Beta

    ResponderEliminar
  3. Sí hay que leerla en orden, Loquemeahorro. Sobre todo los primeros porque hay una intrahistoria que sucede en varios libros. El primero que hay de la serie en español es o la estrella de la muerte o el petirrojo. Creo que hay otros anteriores, pero que yo sepa no están traducidos.

    Q.Beta, ese de Australia no me suena, a lo mejor es uno de los primeros que no están publicados en España o se me ha olvidado.

    ResponderEliminar
  4. A mi la novela negra no me apasiona pero "Petirrojo" que tú recomendaste me entretuvo, así que no la descarto.

    ResponderEliminar
  5. Es un autor que sabe entretener y eso se agradece, Pseudosocióloga.

    ResponderEliminar