Nos vemos allá arriba

"Todos los que pensaban que aquella guerra acabaría pronto habían muerto hacía mucho tiempo. Precisamente a causa de la guerra".
Pierre Lemaitre. Nos vemos allá arriba.

Me he leído este libro que tiene la pinta de que vaya a ser el último de mi cuarto año kindle del que os daré cuenta dentro de poco. Es un libro situado en la primera guerra mundial y en la posguerra.

Parece ser que la novela ha ganado el premio Goncourt en Francia y está teniendo bastante éxito. Y yo no es que no me lo explique, ya os he contado que cada vez me gusta menos la novela, pero no lo comparto. No me parece un gran libro, la verdad.

Le faltan personajes para que realmente te interesen sus penalidades y tomes partido por alguno. No hay ninguno bueno, ninguno que merezca salvarse o que esperes que se redima. Todos son más o menos malos. Hay gradaciones, pero ninguno me ha sido simpático.

Y la historia... mezcla partes reales con partes inventadas y tampoco le queda muy atractiva, me parece. Al mostrar a Edouard como ejemplo de mutilado de guerra grotescamente transformado y con su vida cambiada completamente por la guerra y la historia que nos cuenta junta demasiadas excepcionalidades en una misma historia. Es cierto que en la posguerra hubo historias así, pero que todo le pase al mismo no ayuda a que sea creíble. Ya sabéis que la ficción es mucho más difícil que la realidad porque la primera tiene que tener sentido.

Es un libro que se me ha hecho largo y que no me ha interesado mucho, la verdad. No es que esté mal en sí, pero se me ha hecho lento y poco interesante. De todas maneras es solo mi opinión. Hay otras muchas favorables que podéis encontrar en todas partes.

En la página web de la novela dicen que "en una brillante fusión de literatura popular y alta literatura, Pierre Lemaitre ha creado una trepidante historia que progresa al ritmo de una trama detectivesca. Integrando con maestría elementos de géneros tan diversos como el relato de aventuras, el drama psicológico, la crónica social y política y el alegato antibélico, la narración es un derroche de humor, rabia y compasión que sin duda cautivará a todo tipo de lectores". Yo no he visto el humor en ninguna parte (por lo que conmigo sí que se puede considerar derrochado) ni la compasión y lo de trama de novela detectivesca... pero ya os digo que el que yo no haya visto nada de eso no quiere decir que no esté allí. Ya sabéis que a la hora de leer el lector es muy importante y hay tantos lectores como personas. Algunos párrafos:
"El enemigo, la guerra, la burocracia, el ejército: todo viene a ser lo mismo, cosas que nadie entiende ni sabe resolver".

"en casa de los ricos todo es bonito, se dijo Albert, hasta los pobres".

"Cada noche revivía las discusiones en las que no se había salido con la suya, las ofensas profesionales de que había sido objeto, para modificar el resultado a su favor, y rumiaba suficientes sinsabores y contrariedades como para permanecer despierto largo rato. Había en él algo profundamente egocéntrico: el epicentro de la vida de Merlin era Merlin. Como no tenía nada ni a nadie, ni siquiera un gato, todo se resumía en él, su vida se había enroscado sobre sí misma como una hoja seca".

"Péricourt no le dio más vueltas; Labourdin era un imbécil esférico: lo volvieras hacia donde lo volvieras, siempre se mostraba igual de idiota. Con él no había nada que entender ni que esperar".

3 comentarios:

  1. Vaya. Pues a mí me gustó mucho, lo pasé muy bien con este libro. Puede que no fuera detectivesco, pero sí tiene su intriga y te tiene interesado, al menos a mí, todo el tiempo. Y al lado de una sociedad pícara y un poco canalla, por no decir muy canalla y muy hipócrita, la actitud de Albert es compasiva y honrada dentro de la penuria.

    Lo que me pareció un poco raro fue el final. un poco increíble, algo forzado. Pero por de demás, me encantó la novela. Ya se sabe que en gustos...

    ResponderEliminar
  2. A mi si me gustó,
    https://www.goodreads.com/review/show/1003812442

    y el de Alex aún más.


    ResponderEliminar
  3. La actitud de Albert, Carmen, no creo que sea compasiva. Es sentimiento de culpa y responsabilidad por lo sucedido. A mí no me ha parecido nada del otro mundo. Ni siquiera me ha entretenido.

    Hermano E, me alegra que te haya gustado, pero tu opinión tiene que ser distinta que la mía dado que te ha gustado Perdida, cosa bastante grave.

    ResponderEliminar