I love Paris

He estado en París un montón de veces. Es la ciudad a la que más he tenido que ir por trabajo. No sé calcular cuántas veces habré estado, pero creo que más de quince y seguramente más de veinte.

He estado solo y acompañado. Por trabajo y como turista. He visto exposiciones como las de Manet y Monet. He estado en el Museo D'Orsay o en el de arte medieval de Cluny. He subido a la Torre Eiffel. He visto por fuera el Instituto Pasteur. He visto sus cementerios.

He visto el Bon Marché antes de saber que fueron los primeros grandes almacenes del mundo. Casi mato a mi amigo P. haciéndo que se comiera un macaron sin saber que tenía almendra. He quedado con mi hermano algunas tardes en los que los dos coincidíamos en París.

He comido galletes y crêpes en Montparnasse por encima de mis posibilidades. He ido al restaurante más caro al que seguramente vaya en mi vida e intenté pedir una cerveza y me miraron como si fuera un extraterrestre. He sufrido huelgas de prácticamente todos los transportes. He visto las dos óperas, aunque solo por fuera.

Me he pateado el Bouleverd Magenta viendo los trajes más horrofascinantes de boda y ceremonia que os podáis imaginar. He paseado por los Campos Elíseos y le compré a Anniehall otra taza para diestros como la que se había roto y que le había comprado en Dresde.

Les he comprado a los niños casi la colección completa de Barbapapás y luego tuve que contárselos sin tener ni idea de francés. He sufrido retrasos en vuelos, aunque no recuerdo haber perdido ninguno. He montado en los trenes de cercanías, en el metro, en tranvías y en autobuses. Incluso en el Orlyval que es algo que no sé cómo calificar.

He visto París desde el Sacré-Cœur. He comprado kilos de macarons y no sólo con ánimo homicida. Incluso tengo unos favoritos que no son los de Ladurée, aunque alguna vez me han fallado. He estado en bastantes Gares, incluída la Gare de L'Est que es preciosa y la Gare du Nord que es un horror y están una prácticamente al lado de la otra.

He visitado monumentos y recordatorios del Holocausto y me he asombrado de la capacidad de los frances para echarle toda la culpa a la ocupación. He paseado por L'Ile de la Cité y he visto la Sante Chapelle. He comprado foie que luego estaba malo y otros que han sido deliciosos.

He tomado cervezas que cuestan barbaridades para lo que son. He leído sentado en parques mientras esperaba la hora de irme al aeropuerto. He comprado pasteles y me he maravillado de que en cualquier pastelería tengan los mejores pasteles del mundo.

Me he extrañado de la costumbre parisina de sentarse en las braseries viendo pasar a la gente por la calle. He dormido en hoteles que parecen salidos de una película de pesadilla. He subido en ascensores en los que tenía que poner los pies como Charlot para que pudieran cerrar las puertas.

He visto una exposición de Canaletto absolutamente impresionante. He ido a ver una exposición de mapas antiguos a la Biblioteca Francesa a la que arrastré a Anniehall, aunque a ella no le apetecía mucho. He pasado frío de verdad.

En fin, he hecho muchísimas cosas en París. Incluso hablar de atentandos justo el viernes pasado a la hora de comer y un poco antes de montarme en un avión para enterarme más tarde de lo que había pasado justo cuando yo ya no estaba allí. La tristeza es enorme. Justamente ese día en el aeropuerto de Orly rellené una encuesta sobre París y una de las cosas que destaqué es lo seguro que me siento. Casualidades de la vida.

En fin, he hecho muchas cosas en París y me quedan muchas más por hacer. Nuestra empresa ha suspendido los viajes que teníamos la próxima semana. Lo cual no sé si es bueno o malo. Y es que si una cosa he aprendido a lo largo de todos estos viajes es a amar París. Cole Porter lo escribió en esta canción:



Every time I look down on this timeless town
whether blue or gray be her skies.
Whether loud be her cheers or soft be her tears,
more and more do I realize:

I love Paris in the springtime.
I love Paris in the fall.
I love Paris in the winter when it drizzles,
I love Paris in the summer when it sizzles.
I love Paris every moment,
every moment of the year.
I love Paris, why, oh why do I love Paris?
Because my love is near.

2 comentarios:

  1. Gracias, Carmen. Me pareció una buena manera de homenajear a París recordando lo que he pasado allí.

    ResponderEliminar