Los viajes de Gulliver

"De igual manera ordenó que todo senador del gran consejo de la nación, después de haber dado su opinión y haber argumentado la defensa de la misma, debería estar obligado a votar en contra; dado que si se hacía de esa manera, el resultado final será el bien del pueblo"
Jonathan Swift. Los viajes de Gulliver.

Aquí estamos de nuevo los intrépidos lectores del club en este nuevo año en el que hemos decidio leer menos y más clásico a ver si de esta manera tienen nuestros males remedio.

Yo creo que no hemos empezado mal. Los viajes de Gulliver es un libro que todos conocemos, pero no todos hemos leído. Eso va a pasar en varios libros de este año como será el caso de El Príncipe o Grandes Esperanzas, entre otros.

Yo me he animado a leerlo en inglés y ahí no sé si acerté o me equivoqué. Yo creo que acerté, pero es un inglés del siglo XVIII que es distinto al inglés actual (claro que lo es, no podía ser de otra manera). La gramática es distinta, la sintaxis, incluso la ortografía. Y, aunque en general lo he disfrutado bastante, había veces en las que era un poco difícil de entender.

Los viajes de Gulliver está estructurado como una falsa narración por el protagonista de los viajes que realizó a cuatro reinos lejanos. El narrador nos dice que son totalmente reales, como tantos libros de viajes ficticios que se hacían pasar por reales y que se publicaban por entonces o, básicamente, desde que el mundo es mundo. El título original es "Travels into Several Remote Nations of the World, in Four Parts. By Lemuel Gulliver, First a Surgeon, and then a Captain of Several Ships" que ya da el tono.

Estos relatos tratan de presentarnos un contraste con el mundo del autor, básicamente la Inglaterra de su siglo y de esta manera, mediante estos espejos del callejón del gato, se permite criticar a su país a través de los habitantes de esos mundos.

Son cuatro viajes de los que todos conocemos el primero, el de Lilliput. El segundo es simétrico respecto al primero en el que va al país de Brobdingnag en el que todo es gigantesco. En el tercero viaja por varias islas con distintos habitantes que están controlados por una isla flotante, la de Laputa, y en el que se muestran conductas tan diferentes (y tan actuales) que realmente es un sátira de las corrientes modernas. Finalmente, en ese juego de espejos, el último viaje es al país de los Houyhnhnms que son unos caballos educados e inteligentes y en donde son los humanos, los yahoos, los que son bestias sin raciocinio y utilizadas como animales de carga o cazados por los caballos.

Como ejemplo un párrafo en una parte en la que después de explicar lo mejor posible cómo funciona Inglaterra recibe esta respuesta:
"dio curso a las siguientes palabras, que no olvidaré nunca, como tampoco el modo en que las pronunció: «Mi pequeño amigo Grildrig: habéis hecho de vuestro país el más admirable panegírico. Habéis probado claramente que la ignorancia, la pereza y el odio son los ingredientes apropiados para formar un legislador; que quienes mejor explican, interpretan y aplican las leyes son aquellos cuyos intereses y habilidades residen en pervertirlas, confundirlas y eludirlas. Descubro entre vosotros algunos contornos de una institución que en su origen pudo haber sido tolerable; pero están casi borrados, y el resto, por completo manchado y tachado por corrupciones. De nada de lo que habéis dicho resulta que entre vosotros sea precisa perfección ninguna para aspirar a posición ninguna; ni mucho que los hombres sean ennoblecidos en atención a sus virtudes, ni que los sacerdotes asciendan por su piedad y sus estudios, ni los soldados por su comportamiento y su valor, ni los jueces por su integridad, ni los senadores por el amor a su patria, ni los consejeros por su sabiduría. En cuanto a vos -continuó el rey-, que habéis dedicado la mayor parte de vuestra vida a viajar, quiero creer que hasta el presente os hayáis librado de muchos de los vicios de vuestro país. Pero por lo que he podido colegir de vuestro relato y de las respuestas que con gran esfuerzo os he arrancado y sacado, no puedo por menos de deducir que el conjunto de vuestros semejantes es la raza de odiosos bichillos más perniciosa que la Naturaleza haya nunca permitido que se arrastre por la superficie de la tierra.»".
El capítulo en que Gulliver va a ver la gran academia de ciencias de Lagado es realmente muy divertido y a la vez muy triste porque es una recreación de nuestra Universidad y centros de investigación actuales. Cuando le presentan a los ciegos empeñados en mezclar colores por el olfato, o cuando intentan extraer rayos de sol de pepinos, yo me moría de risa y de tristeza a partes iguales.

En general es un libro que me ha gustado, me ha parecido entretenido y que merece su puesto entre los clásicos. Creo que no es así entre otros miembros del club, pero es que, si no, no seríamos nosotros. Podéis leer sus reseñas en los blogs de Paula, MG, Carmen y Juanjo y espero que encontremos algún momento para poder hablar de libros en el podcast de nuestro club al que le están saliendo telarañas por todas partes, pero que debido a los trabajos y demás está muy complicado que coincidamos todos.



6 comentarios:

  1. La parte de la academia es lo que más me ha gustado de un libro que no es para mí.

    Con todo, no hemos empezado mal.

    ResponderEliminar
  2. Tampoco se lee facilísimo en español, tiene una prosa de otro tiempo, al menos en la traducción que yo he leído. Pero a mí me ha gustado mucho, crítica feroz aparte, por lo que tiene de fantasía y de ironía.

    ResponderEliminar
  3. A mí me ha gustado y ya sabemos que que MG y yo coincidamos es una cosa que pasa muy de vez en cuando. Por lo menos no te ha horrorizado.

    Carmen, supongo que sí que será difícil en español, o al menos no lectura infantil como se suele vender... Me ha gustado bastante y me alegro de habérmelo leído en inglés.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad que tiene miga. Antes de leerlo uno cree que es un libro que se hizo famoso por sus invenciones y aventurillas (porque tantas versiones infantiles acaban afectando). Luego se descubre que no, que se hizo famoso porque despedazaba los usos y costumbres de la época con gran finura.

    A mí también me sorprendió. Y además, tenía la sensación al leerlo de que el Swift mientras lo escribía se partía de risa.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, me alegro de que te haya gustado tanto. Yo comencé a leerlo en inglés pero sólo duré una parte, al final cambie porque veía que se me estaba haciendo bola.
    Los capítulos de los científicos son estupendos y, curiosamente, nada conocidos. Tengo curiosidad por saber cómo fue recibido el libro en su época y creo que investigaré un poco. Imagino que tuvo que dar la campanada.

    ResponderEliminar
  6. Tengo las mismas sensaciones que tú, hombre Revenido. Es un libro que tiene mucha miga y también creo que el señor Swift tuvo que pasárselo muy bien escribiéndolo.

    Juanjo, lo que descubras cuéntanoslo. Tiene que ser interesante saber si pasó desapercibido o fue polémico.

    ResponderEliminar