The Strangest Man

Pues por fin me he terminado este libro. Al igual que el anterior, me lo compré en Nueva York hace año y medio y ha estado esperando su momento hasta que le ha llegado.

La verdad es que se me ha hecho eterno y es algo raro. No el libro, sino que se me haya hecho eterno. El libro me ha gustado, pero no sé qué pasaba en las páginas que no avanzaba. Son unas 450 páginas sin contar notas y demás, pero me ha llevado prácticamente un mes leérmelo. No sé por qué. Yo creo que había páginas sin numerar o algo así.

El libro es una biografía de Paul Dirac, premio Nobel de física y uno de los pioneros de la física cuántica. Aparece nombrado como libro del año en la portada por un montón de publicaciones y, como os he dicho antes, es bastante interesante.

Paul Dirac era una persona bastante rara. Era prácticamente incapaz de sentir empatía o ver los sentimientos de los demás. Al final del libro se especula con que podría haber sufrido algún tipo de autismo. La verdad es que sí que era un tío bastante peculiar y el libro está lleno de anécdotas suyas.

La relación familiar no fue nada fácil. Su padre, suizo, le obligada a hablar en francés y si se equivocaba le castigaba con severidad. Su madre siempre estuvo demasiado encima. Sus padres fueron infelices en su matrimonio. Su hermano se suicidó. Él tuvo siempre problemas de digestión hasta que descubrió, ya bastante mayor, que tenía un problema porque su estómago no producía suficientes ácidos gástricos. Al final de su vida se descubrió que tenía un riñón prácticamente necrosado debido a una tuberculosis no tratada de pequeño.

Dirac estaba convencido de que la teoría podía predecir los experimentos y que para que una fórmula o teoría fuera válida, esta tenía que ser bella. No le gustaban las relaciones complicadas o intrincados procesos algebraicos. Él tenía muy buena imaginación visual y tenía que imaginarse los fenómenos de manera visual.

En este libro salen prácticamente todos los grandes físicos de la primera mitad del siglo pasado como Einstein, Bohr, Rutherford, Schrödinger, Pauli, Fermi, Heissenberg, Oppenheimer... Incluso Feynman. 

El autor describe los descubrimientos subatómicos de una manera bastante ligera y sin meterse en ecuaciones ni complejidades que alejarían a la mayoría de los lectores. Es, como os he dicho, un libro entretenido sobre una época fascinante de la física y sobre un montón de gigantes del conocimiento.

Si os interesa algo de lo que he contado, este libro os gustará. Si no, pues hay más cosas que leer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario