Mucha Ignorancia

Ya he terminado los dos libros de la ignorancia. Los que me seguís en twitter los habéis sufrido de manera moderada, creedme. Porque, aunque os he abrasado a citas del libro (tampoco es necesario leerlas, que además es lo más sensato) podría haber puesto muchísimas más porque son libros muy buenos. El segundo es más corto y los temas los trata de una manera más extensa, mientras que en el primero trata casi infinitos temas y los despacha en una página o dos.

Ya comenté que es un libro muy de ingenieros. Con muchos datos, con explicaciones sencillas y tocando casi todos los campos. Además, como dice en el subtítulo, todo lo que creías saber es mentira (ellos lo dicen más 'polite' como buenos british diciendo que está equivocado). Y parece que es cierto, claro que tampoco se sabe si lo que ellos cuentan es verdad, pero se pasa un rato muy entretenido leyéndolos. Está en español y se llama 'El pequeño gran libro de la ignorancia', hay algún otro sobre temas concretos, pero no sé si son extractos de éstos o no. De hecho, entre el primero y el segundo hay algunas entradas que se repiten, al menos tangencialmente. Hay otras que para mí tienen poco interés como las que se refieren a dichos ingleses o personajes que no sé quienes son, o canciones infantiles... pero en general son muy interesantes.

Los libros parten de un concurso de la BBC que se llama Qi (Quite Interesting) y que presenta Stephen Fry que es el Peter de los amigos de Peter. Está contado con cierto sentido del humor tipo british que al que le guste le parecerá divertido y al que no le puede llegar a cargar un poco. Yo soy de los que sí que me hace gracia.

Me he enterado de que the V-sign, que es como el signo nuestro de los cuernos en la inglaterra no tiene nada que ver con los arqueros de la batallas de Agincourt, que el primer presidente de USA no fue Washington, que Buffalo Bill no mató un solo búfalo, sin bisontes, que la mayor construcción del hombre es el basurero de Staten Island, que las perlas suelen tener en su núcleo no un gano de arena, sino un gusano, que Atlas no lleva a hombros el mundo, sino el firmamento, que el champán fue inventado por los ingleses y que Dom Perignon no quería que el champán tuviera burbujas y estuvo toda su vida intentando que no aparecieran, que la penicilina no la inventó Fleming, que el primer hombre en circunnavegar la tierra fue un esclavo de Magallanes, que la bebida preferida de James Bond es el whisky (no podré güisqui ni aunque me maten), cómo las cucarachas serían de los primeros insectos en morir en caso de holocausto nuclear, cómo no hay relación entre el tamaño del pie y el del pene (aunque eso ya lo sospechaba...), que las gotas de lluvia según caen son redondas, que el vículo del bebé con su madre (no al revés) se establece a los dos o tres meses de haber nacido, que para dormir los delfines desconectan medio cerebro y medio cuerpo alternativamente, que el primer vuelo en aeroplano no fue el de los hermanos Wright, que el polvo de casa tiene muy poca piel humana, que Molotov no inventó el cóctel que lleva su nombre, sino que fueron los finlandeses para atacar a los tanques mandados por Molotov, que las rayas que te hacen parecer más delgado son en horizontal en vez de en vertical, que cuando ves que se empieza a poner el sol en realidad ya se ha puesto del todo y es un efecto óptico por la refracción del aire, que lo que la mayor parte del calor corporal se va por la cabeza es mentira, que Nadia Comaneci no fue el primer deportista en conseguir un 10 en las olimpiadas, que el alcohol no afecta a los antibióticos ni viceversa (esto también lo sospechaba, aunque no diré por qué...), que el gótico lo llamó así por primera vez Vasari de manera despectiva, cuándo se mostró el primer canalillo en televisión y cómo apareció la palabla cleavage...

En fin que hay cienes y cienes de cosas curiosas y si sois de los que os gustan este tipo de cosas, pues que ahí tenéis una sugerencia que os gustará, creo.

Ahora me he puesto con las memorias de Raul Hilberg, pero como veo que los libros de la segunda guerra mundial os tiene un poco fritos no os aburiré comentándolo cuando lo acabe. Sé cuando aburro, o al menos cuando aburro mucho y tampoco quiero eso, aunque os resulte sorprendente...

6 comentarios:

  1. jejeej yo este libro se lo regalé a mi suegro por navidad... :) Es curioso e interesante aunque de momento yo sólo le echo un vistacillo cuando estamos en su casa y no me he sentado a leerlo.

    ResponderEliminar
  2. Ya, ya lo comentaste y cómo era para que fuera un poco menos 'absolutista' con sus opiniones...

    A mí me ha entretenido mucho, pero es que esos libros de curiosidades me gustan un montón.

    ResponderEliminar
  3. Me lo anoto para regalar a ingenieros.
    Yo, lo de las rayas horizontales y el antibiótico lo sabía por propia experiencia, que es la madre de la ciencia.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente, pseudosocióloga, la experiencia es la madre de la ciencia, aunque a veces buscamos otras formas de aprender más directas, más fáciles...

    ResponderEliminar
  5. Estos libros son muy entretenidos si estan bien llevados.
    De pequeña lei unos cuantos del estilo "el por qué de las cosas" inventos curiosos...y pasaban un buen rato.
    Ademas tienen de bueno que puedes dejarlo y retomarlos sin problemas.

    Lo apuntaré.

    ResponderEliminar
  6. No tengo perdón, era el regalo ideal para el día del padre... Lo mismo aún estoy a tiempo, porque el mil no lee pero eso le gusta a cualquiera ;)
    Estoy estrenando el Opera y es verdad que es la bomba.
    Gracias!

    ResponderEliminar