Mother Tongue

Pues una vez terminados los fastos cumpleañeros volvemos a hablar de libros. Este libro me lo regaló Anniehall estas navidades. A mí me encanta Bill Bryson y este libro me ha gustado bastante. He tenido un handicap importante y es que en algunos puntos entra en sutilezas de pronunciación y de gramática que a mí me sobrepasan.

Por otro lado no es un libro divertido, es más estilo "En Casa" que "Notes from a small island" o "El chico centella". Además, nuevamente los chistes que hace sobre malas traducciones o formas de hablar y acentos están muy por encima de mi nivel de inglés para apreciarlos.

Dicho esto, el libro está muy bien. Es super didáctico y va tratando sobre diversos temas de la lengua inglesa: el inicio del lenguaje, de dónde vienen las palabras, la pronunciación, el deletreo, las diferencias entre ingleses y americanos, palabrotas...

Me gustaría leer un libro así sobre el español. Tengo pendiente la historia de la lengua española de Rafael Lapesa, pero ese es mucho más académico que de divulgación en general y, aunque he leído una parte, creo que es demasiado para mí.

El libro se lee bien, es un inglés que se comprende salvo, como he dicho, se mete en espesuras de pronunciación y muestra las diferencias de dialectos o las mil maneras de pronunciar una palabra que, en mi caso, todas me parecen iguales.

Por ejemplo, al principio del libro habla de frases hechas y de los estereotipos entre los distintos países. Así por ejemplo, "la palabra equivalente a extranjero en japonés quiere decir "apestoso de pelo extranjero"; para los checos, un húngaro es un "grano". Los alemanes llaman "cucarachas" a los franceses, mientras que los franceses llaman "piojos" a los españoles. Nosotros en el mundo de habla inglesa nos despedimos "a la francesa", mientras que italianos y noruegos se despiden "como un inglés", y los alemanes hablan de "correr como un holandés". Los italianos llaman a la sífilis el "mal francés", mientras que tanto los franceses como los italianos llaman a los timos "engaño americano". Los taxistas belgas llaman a alguien que da malas propinas "un inglés". Ser aburrido de morirse en francés se dice "ser de Birmingham (que realmente está muy cerca de ser cierto)". LA traducción es mía.

Habla de Quebeq y de sus leyes de primacía del francés como ejemplo de hasta donde se puede llegar, pero yo creo que por estos lares casi que podíamos darles lecciones a los canadienses sobre los absurdos lingüísticos. Hay que decir que este libro es del año 1990.

Es muy interesante cuando empieza a hablar sobre las distintas aportaciones de los distintos pueblos que invadieron Gran Bretaña y las palabras que trajeron consigo. Los daneses, los normandos, los anglos y los sajones... de verdad que es impresionante como sigue las palabras y las etimologías. Me quedo con la palabra "Dord" como sinónimo de densidad que se creó por error en un diccionario en el que en los apuntes ponía que se podía escribir D or d, esto es, que su símbolo físico era D o d.

Habla también del chino y el japonés y su escritura mediante ideogramas que tiene la desventaja de que necesitan decenas de miles de símbolos y que los diccionarios no pueden llevar un orden alfabético porque el alfabeto como tal no existe, pero por otro lado, como representa una idea, cualquiera puede leerlo, incluso aunque hable mandarín o cantonés porque se escribe igual e incluso los textos de hace mil años pueden leerse sin apenas dificultad.

Habla de la ausencia de autoridad que fije el idioma, no hay Academia del inglés, y lo presenta más como una ventaja que como un lastre y creo que tiene razón.

Tiene una parte que también está muy bien sobre los nombres de los pubs ingleses y cómo sus nombres se han ido deformando a lo largo de los siglos. Así cuenta como: "The Pig and Whistle (el cerdo y el silbato" viene de peg (un tipo de vaso) y wassail (una bebida especial para fiestas). The Goat and Compasses (la cabra y las brújulas) se dice que viene de "God Encompasseth Us" (que Dios nos acompañe). The Elephant and Castle (elefante y castillo) vendría de Infanta de Castilla. The Old Bull and Bush (el viejo toro y el arbusto) viene de Boulogne Bouche y para conmemorar una batalla en Francia. Alguna de estos resultados pueden parecer muy imaginativos, pero hay evidencias sólidas de que the Dog and Bacon (perro y bacon) fue una vez el Dorking Beacon (el faro memo o algo así, que the Cat and Fiddle (el gato y el violín) fue una vez Catarine la Fidèle y que la Ostrich Inn (la posada del avestruz) en Buckinghamshire comenzó siendo la Hospice Inn (taberna del hospicio)".

Viene la historia de donde viene O.K., pero creo que la voy a dejar para otro post, aunque os adelanto que no tiene nada que ver con la historia que se cuenta por aquí de la guerra de sucesión y el cartel con los muertos del día y que cuando no había bajas ponía 0 (cero) K (killed).

Un libro que está muy bien, pero que requiere un nivel de inglés más alto que el mío.

10 comentarios:

  1. Muy fan de Bryson…pero en español. Creo que mi nivel de inglés no da como para algo así, y es una pena porque en español hay muchos que no están editados. Éste no te lo voy a pedir en préstamo.

    Lo de OK, ni siquiera sabía la teoría de los cero killed, qué cosas.

    ResponderEliminar
  2. Aunque leo (y escribo) en inglés por curro, no asimilo leerlo por ocio, aunque pueda... es extraño...

    ResponderEliminar
  3. Es que en español hay poca cosa de Bryson, desgraciadamente. Pues si no me lo pides pues no te lo dejo! ;-)

    Biónica, yo también uso el inglés en el trabajo, pero no me importa leer libros por ocio en inglés.

    ResponderEliminar
  4. M'lo apunto. Me interesa y me gusta mucho Bryson. Pioja hispánica.

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo oído que ok es una contraposición de ko (knocked out). Lo de los nombres de los pubs es curioso, no lo había oído antes.

    ResponderEliminar
  6. Pues, DM, a ver si tienes mejor nivel de inglés que yo y le sacas todo el jugo.

    Juan Car, esa historia no la había oído yo y no es tampoco ninguna de las que cuenta Bryson.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que tenga más level, pero...me gusta el reto (éste), y estoy de acuerdo en que ojalá hubiera libros así sobre el espallano, o será casteñol -me pierdo con el nombre últimamente-.
      Lo de sífiles es errata, ¿no?

      Eliminar
  7. Me ha encantado lo del origen real de esos extraños nombres de las tabernas "El pato y el inspector de hacienda"... de hecho en Edwina sale uno, en serio.

    Yo he oído varios orígenes de OK pero siempre ponían la coletilla al final "pero no es seguro", como que no sé qué presidente escribía "Oll Korrect". En todo caso, uno con una ortografía dudosa.

    ResponderEliminar
  8. Andas muy cerca de lo que dice Bryson, Loquemeahorro...

    ResponderEliminar