Back to the USSR


'Soy un Homo Sovieticus como Marina,' dijo, usando por primera vez la corrupción cínica y semi latina del Nuevo Hombre Soviético. 'Crecimos bajo el mismo sistema. Así que conocemos los engaños. Y conocemos la realidad. Por encima de todo conocemos a nuestra gente y cómo tratarla. Y te digo que la única manera de conseguir que actúen o de que cambien es apuntarles con una pistola a sus cabezas, y amenazar con disparar'.
'Y si ni así cambian?'. Respondí, demasiado impactado por su honestidad para saber cómo contestar de otra manera.
'Entonces uno aprieta el gatillo'.
Back in the USSR.

Hace poco hablaba Molinos de la posibilidad de ser mecenas. No quiere decir que me haya decidido a patrocinar su aventural, al menos todavía, pero sí que me parece que todo esto del crowdfunding está bastante bien. De alguna manera pagas por algo que te gustaría leer. O que crees que te gustaría leer.

Últimamente he tenido oportunidad de participar en varios de estos proyectos y hoy quiero hablaros de este libro. Ya sabéis mi gusto por los libros de viajes y este tenía el potencial para gustarme.

Este libro nos cuenta un viaje a Transnistria, un país no reconocido por nadie, ni por ellos mismos que siguen considerándose parte de la URSS.

Hoy en día es un paraíso del contrabando y del dinero negro. Este libro nos muestra a través de varios capítulos y muchas fotografías a las personas que viven en este sitio.

El libro está editado en papel bastante gordo tipo cartulina y las fotos son bastante buenas y parecen hechas hace cuarenta años. Eso es mérito del fotógrafo, Nick Danziger, y de lo fotografiado que parece detenido en el tiempo.

En Transnistria Putin es su héroe y sueñan con que un movimiento militar parecido al de Crimea los integre de nuevo en Rusia. Transnistria fue una especie de Benidorm para los antiguos militares soviéticos y varios de ellos siguen allí. Así, Rory McLean, el autor nos relata cómo un político le cuenta que  "nunca he aceptado la idea de Transnistria como un frente entre Rusia y el mundo atlántico. [...] debemos intentar liberarnos de esta ideología de la confrontación" cosa que proclamaba mientras el autor se preguntaba cuántos Kalasnikov habría en el armario cerrado con un candado que había detrás de él.

El panorama para la gente normal es terrible donde cada trabajador trabajador tiene que mantener a siete habitantes sin empleo.

Es un libro muy interesante que me ha durado dos suspiros y que os recomiendo si os gustan, como a mí, los libros de viajes o de reportajes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario