La comida por aquí

Otra de las diferencias entre España y Canadá es la comida. Bueno, eso es verdad entre cualquier par de países que se comparen. Pero como estoy por aquí, pues me parece que viene al caso.

Lo primero que se puede pensar es que la comida en Canadá es muy parecida a la de Estados Unidos. Y es verdad. Toda cadena de Estados Unidos que os podáis imaginar está implantada en Canadá. Desde cualquier fast food hasta Red Lobster o Steak houses.

En los supermercados hay en general bastante menos surtido de productos frescos que en España. De momento sólo he visto una pescadería en un supermercado y básicamente lo que tenían era salmón y mariscos, aunque también había algún filete de lubina. El que sea fresco ya es mucho y por lo menos está como opción. Tengo que enterarme a ver si en algún barrio de emigrantes hay alguna pescadería más parecida a lo que estamos acostumbrados. He visto algún sitio por internet, pero hasta que no se pueda ir y verlo in situ, no me fío.

Los supermercados también están llenos de comida procesada y de tamaños gigantescos. Una de las cosas que estoy intentando encontrar es arroz. Un arroz que no sea asiático de grano largo o de sushi. Y está siendo muy difícil. Hay muchísimos tipos de arroz asiático y a lo mejor alguno podría servir, pero los venden en paquetes de 2 a 10 kilos. He pedido online un kilo de arborio italiano que creo que me podrá servir para empezar a probar. En general no hay productos españoles como tal y hay que buscar otras culturas que usen productos parecidos. El aceite español es difícil de encontrar. Me ha dicho el Dr Fiestas que en el CostCo lo tienen, pero de momento para ir necesito coche. Los hay italianos, griegos, tunecinos... caros, pero al menos los hay. Respecto a embutidos y jamones lo único similar son los productos italianos. Sirven para quitar el mono de jamón malo o de salchichón. Es posible pedir en Amazon jamón ibérico, aunque a unos precios... También en la parte árabe se pueden encontrar cosas como pipas de girasol o calabaza. Hay cosas, como chorizo para cocinar, que parecen imposibles de encontrar. Al menos de momento.

Los canadienses también tienen sus propias cosas. De momento lo que más conozco es lo de Montreal, que es a dónde he estado viajando durante tres años. La Poutine, que son patatas fritas con queso, salsa de carne y lo que te apetezca es algo que es casi el plato típico de Quebec y aquí en Ontario también está en todas partes. A mí no me entusiasma, pero hay algunas que están muy buenas.

Un plato que es un monumento es el sándwich montrealés, como el de la foto. Es un bocadillo con carne y mostaza que a mí me encanta. La carne ahumada, en general, es algo que se estila bastante por estas partes. Todo lo cárnico en general está bastante bueno y no es excesivamente caro comparado con otras cosas.

En cuanto a carne, hay una cosa que también es diferente y son las hamburguesas. No es que sean diferentes per sé, es carne en un bollo igual que en todas partes. Lo que es diferente es que por ley tienen que estar por lo menos hechas al punto. No se pueden servir poco hechas.

También hay salmón del pacífico, que es más rojo que el del atlántico y que es bastante caro. He comprado un paquete a ver qué tal...

En cuanto a queso, todo lo que he visto son quesos industriales, salvo los de importación en alguna tienda gourmet en los que se pueden encontrar quesos franceses e italianos. He visto en alguna parte manchego a unos precios que asustan, pero que entiendo que es normal, poco mercado y mucha distancia.

Mi objetivo es conseguir productos que me permitan hacer platos parecidos a los que hacía en España con un toque canadiense: cocido, alubias o lentejas... no todo va a ser carne y precocinados...

Ya os contaré cómo me va...



No hay comentarios:

Publicar un comentario