Hay cosas que preferiría no saber


El otro día hice un descubrimiento terrrrible. Incluso me dio miedo. Y no se lo he confiado a nadie. Todavía.

Tengo manías. No, ese no es el descubrimiento.

Suponía que eran manías inofensivas como qué se yo, me gusta poner el rollo de papel hacia fuera y si me lo encuentro mal lo cambio.

O no me gusta nada leer un periódico que alguien haya destrozado antes aunque lenguas maledicentes digan por ahí que yo los destrozo al leerlos.

En el cajón de los cubiertos los tenemos mezclados de distintas procedencias. Aunque son muy parecidos yo los distingo y tengo mis preferencias.

Siguiendo con los cubiertos, no puedo tomar café con una cucharilla con la ¿cómo se llama la parte de la cuchara que no es mango?, bueno pues con eso cómo se llame, más alto que nivel del café. Cómo será esta manía que hasta en mi boda se nombró...

No puedo ir sin peinar. Soy adicta al secador y, desde que tengo flequillo, a las planchas. Lo paso fatal en los hoteles donde no se puede enchufar un secador en condiciones.

Tengo que untar perfectamente toooda la superficie de la tostada de mantequilla. Y con una capa uniforme.

Los bocadillos de salchichón, aunque sea ibérico, tienen que ser con mantequilla (perfectamente untada claro).

Todas las mañanas me doy cacao en un semáforo. Podría hacerlo de camino al coche pero lo hago siempre en un semáforo en rojo.

Del mismo modo, al ir al trabajo, las gafas de sol me las pongo en otro semáforo aunque ya haga mucho sol cuando cojo el coche.

Cambió poquísimo de colonia. Cuando empiezo un bote, salvo excepciones contadas, uso esa colonia hasta que se acaba.

No soporrrtto las rondas de comunidades que hacen los programas de radio hacia las siete y cuarto de la mañana. Me da mucha rabia si no cambio de emisora antes de que empiece.

No puedo ir con un bolso o un cinturón que no combinen con los zapatos. Deportivas con falda JAMÁS.

Soy una histérica de la lengua (en el trabajo empiezan a llamarme DRAE con retintín) y de los formatos de los documentos. Se me revuelve la tripa cuando leo cosas ofertar o conexionar (y las veo a diario). Cuando me pasan algo a comentar corrijo hasta los dobles espacios, me parece cutrísimo que la gente no sepa usar los tabuladores y use espacios... Imaginaos cómo me pongo cuando blogger se pone estupendo.

Cuando como arroz suelo apurar hasta el último grano, como si de él dependiera mi subsistencia futura.

Cuando escribo a mano lo hago en mayúsculas. Mi letra llegó a ser casi ininteligible para mí misma. Lo malo es que ahora empieza a pasarme lo mismo con las mayúsculas y además los que me ven piensan que soy rara.

En fin, supongo que con eso os hacéis una idea de mis tontás. Pero coincidiréis en que son eso, tontás. Pues sí, pero no pensaba yo que dependía tanto de ellas. Y resulta que sí. El otro día estábamos ND y yo recogiendo en la cocina. Tan normal. De repente él hizo algo, os juro que no recuerdo qué, que estaba bien hecho pero no a mi manera. Pues no pude dejarlo estar y, lo que es peor, inmediatamente y sin pensarlo lo cambié. Y en ese momento me di miedo, mucho miedo.

¡Diosss, soy una loca maniática y esto con la edad suele ir a peor!

Lo bueno es que creo que él no se dio cuenta. Hasta ahora claro. Por favor, ND no me lo tengas en cuenta.

23 comentarios:

  1. jajajajajaja..me he partido...¡¡Maniática!!!!

    Eres monisima...maniática pero monísima.

    Lo de la cucharilla no lo he entendido..explícamelo en directo.

    ResponderEliminar
  2. Y lo peor es que sé que tengo más...

    Te lo explicaré en directo pero por si hay más dudosos: A veces te ponen cafés en tazas diminutas con cucharillas enormes que vas a remover el café y se salen de la taza. No lo soporrrrto.

    ResponderEliminar
  3. Visita el blog SOY neurótico, ahí si que hay manias:o)
    Victoria.

    ResponderEliminar
  4. Por no hablar de como te pones con los que le dan vueltas y vueltas al café, sobre todo si lo hacen en sentido antihorario.

    ResponderEliminar
  5. Es que se enfría hombre, yo lo digo por su bien ;-) Esa me la he dejado, como tantas otras...

    ResponderEliminar
  6. ¿Y que me dices de poner espacios después de un punto y aparte? NO LO SOPORTO!!!
    Y yo remuevo el café en el sentido antihorario, y mucho rato (me gusta templadito).

    ResponderEliminar
  7. Pues si alguna vez te tomas un café conmigo seré tu peor pesadilla XD Todo el rato 'se te va a enfriar'.

    Síiiii, espacios después de punto y aparte: MUERTE Y DESTRUCCIÓN.

    ResponderEliminar
  8. Jo, yo doy vueltas al café al revés que las agujas del reloj... y créeme, le molesta a muchísima gente. Manías tenemos casi todos, siempre y cuando no molesten a los demás o no lleguen a obsesionarnos la de aquel...

    ResponderEliminar
  9. No sé cómo tienes el valor de meterte con mis inocentes manías despenseras. Una casa no es una casa si hay menos de 8 botes de tomate frito, todo el mundo lo sabe.

    ResponderEliminar
  10. Buenas tardes desde Londres. Pues no me di cuenta de lo que dices, pero tampoco me hubiera extrañado. Uno es mucho más comprensivo hacia sus manías que hacia las de los demás y yo pinto menos que un carioca gastado...

    ResponderEliminar
  11. Cuqui!!

    Coincido en: rollo de papel, periódico, peinado, bocatas con mantequilla, colonia, arroz.

    El resto no. Menos mal.

    ResponderEliminar
  12. Mis bocatas con mantequilla solo son los de salchichón, Bich. Hoy es el día de los post cuquis!!

    Doctora, de verdad a la gente le molesta o le sorprende?

    ResponderEliminar
  13. Lomo con mantequillaaaa, qué guarrería XDDD

    ResponderEliminar
  14. me arranco con los dientes los pelos de la tercera falange de los dedos indices de cada mano, eso es manía o estoy de encerrar...

    PS-. tercera empezando por la uña...lo aclaro por si eso hace de eximente o de agravante.

    ResponderEliminar
  15. Lo de la falange (con minúscula) es pasable, lo de publicar cuatro veces el mismo comentario... eso háztelo mirar ;-P

    ResponderEliminar
  16. Conicido contigo en muchas cosas, pero me sorprende que coincidamos en la de los formatos y los dobles espacios, creia que era yo la única....

    ResponderEliminar
  17. Te entiendo perfectamente...y pienso como tu, las manías van a más...o por lo menos a mí!!!!
    Pero...quién no tenga alguna que levante la mano!!!!

    ResponderEliminar