Las cuentas aún me salen peor

Hace unos cuantos días os di la chapa con un post sobre las cuentas del Estado y el déficit y os ilustré sobre cómo me tocaba trucar números. Bueno, pues como no soy ningún experto en el tema, me la colaron y es que las argucias presupuestarias son miles. El caso tiene relación con las nuevas cifras de déficit de las administraciones públicas que se han conocido la semana pasada después del consejo de política fiscal y financiera. Ahí he caído en ver parte de la trampa, que es muy evidente, pero a la vez está muy bien escondida y es que cuando te dicen que el Estado o los presupuestos tienen un déficit del 8,9% lo que cualquier persona piensa es que gasta un 8,9% más de lo que ingresa, pero eso no es así. Resulta que es un 8,9% de déficit sobre el PIB de España. Eso significa un desajuste entre ingresos y gastos brutal.

Lamentablemente no hay muchos datos disponibles más que el resultado final, ese 8,9%, pero poco más se puede rascar. Lo más que he conseguido en internet es un pdf con la evolución de las recaudaciones entre 1999 y 2009 y es el que voy a usar de base para hacer los cálculos porque no tengo otra cosa.

El PIB de España en 2009 fue de 1.117.624 millones de euros, según esta página. Según el pdf de antes la recaudación por impuestos indirectos en 2009 fue de 71.136,3 millones de € y por impuestos directos 95.930,6 millones de €. Lo que quiere decir que los ingresos por impuestos, que al final es lo que cuenta, fueron de 167.066,9 millones de Euros.

Sobre esas cifras que son las que tenemos completas y de las que no nos habremos separado mucho, sobre todo de PIB, podemos calcular lo que significa un déficit del 8,9% sobre el PIB. Sería PIB*0,089= 99.486,5 millones de euros de diferencia entre ingresos y gastos. Es decir, que tendríamos unos gastos de 266.535,4 millones de euros con los ingresos anteriores. Dicho de otra manera tenemos un gasto del 159,5% sobre los ingresos. Es decir, gastamos un 60% más de lo que ingresamos, o lo que entendería cualquiera, tenemos un déficit, tomando los gastos como 100%, del 37,3%.

En fin, el copón bendito. Es que significa que nuestros gastos son un 60% más altos que nuestros ingresos. Poniendo por caso que cumpliéramos lo que dicen nuestros próceres que vamos a cumplir, esto es, un déficit del 4,4% del PIB... este año deberíamos 49.175,5 millones de euros más. O tendríamos un desequilibrio de cincuenta mil millones entre gastos e ingresos. Eso es austeridad y contención. Eso es esfuerzo. Lo digo con rechifla porque ese dinero que gastamos y no ingresamos alguien lo tendrá que pagar, por supuesto nosotros y por supuesto nuestros hijos. A lo mejor poniéndolo en pesetas nos hacemos una idea más cabal, a mí me pasa con los números grandes, el desajuste de este año es de más de ochocientos mil millones de pesetas.

¿Qué quiere decir? que o reducimos el gasto o subimos los impuestos. Si solo subiéramos los impuestos, para cuadrar este año, sigo refiriéndome a cifras de recaudacion del 2009, deberían incrementarse los impuestos (directos e indirectos) un 30%. Imaginaos la vida con un 30% menos de lo que ganáis ahora mismo. Con eso solo conseguiríamos equilibrar las cuentas. Luego nos intervendrán y ya sabéis lo que nos va a tocar porque, lamentablemente, nada sale gratis. ¿Austeridad? perdonad si me río.

9 comentarios:

  1. ¿Un lunes por la mañana hablando de estos temas?, demasiado para mi body ;P

    ResponderEliminar
  2. Bueno, es una manera de calentar para que luego salgan mejor los números del trabajo... La verdad es que me ponía malo según los hacía, pero es que nos tomen por tontos me da mucho coraje...

    Gracias por comentar en el blog, Doctora!

    ResponderEliminar
  3. Me has dejado estupefacto. Estaba convencido de que el deficit era un porcentaje sobre los ingresos, no sobre el PIB, y eso que lo habré oído mil veces. Supongo que es porque últimamente no leo periódicos y me entero de las noticias por la radio o la tele, y las cosas no entran igual oídas que leídas.

    Y como yo creo que está el 99,9% de la población.

    Como no daba crédito a lo que decías, y esperaba que estuvieses equivocado, he buscado por internet y he encontrado esto, que corrobora lo que dices y proporciona más datos.

    http://blogs.lainformacion.com/zoomboomcrash/2011/09/02/el-lio-del-deficit-explicado-a-estudiantes/

    ¿Como han podido ser tan irresponsables? Y están tan panchos, observando nubes o insistiendo en gastarnos aun mas en JJ.OO.

    ResponderEliminar
  4. Es que yo lo he oido esta mañana y lo habré oído cientos de veces, pero lo das tan por supuesto que no vas más allá. Y lo que hay más allá es terrible. Yo es que ya veo que vamos a la bancarrota.

    Ahora sí se entiende lo de la emisión de deuda y lo de la prima de riesgo. Así que tenemos que emitir deuda para pagar un treinta y pico por ciento del presupuesto...

    ResponderEliminar
  5. En el programa de la sexta de ayer hablaban de números y gráficos parecidos. Te dejo el enlace por si te sirve. Creo que lo pintaban aún peor.

    http://www.lasexta.com/sextatv/salvados/completos/salvados__al_filo_del_rescate/616923/1

    ResponderEliminar
  6. En los grandes números confieso que se me ha notado que soy de letras y rubia y me he perdido un poco.

    Al llegar a los pequeños me he escandalizado y puesto de mal humor. Que no es tu culpa, pero muy mal, esto no se le hace a tu audiencia (a la que te debes) un lunes.

    ResponderEliminar
  7. Diva, seguramente los números sean peores porque yo he usado los datos de 2009 porque no he encontrado otros. Seguramente la recaudación de impuestos se haya reducido y el PIB sea similar por lo que los porcentajes de déficit y de desequilibrio entre gastos e ingresos también sean más grandes.

    Le echaré un vistazo al vídeo cuando pueda, gracias.

    Bichejo, siento no estar a la altura de mi audiencia, pero es que me he calentado y he tenido que soltarlo!

    ResponderEliminar
  8. Ay, dudaba si venir a ver las cuentas o dejarlo para el martes... ;-)

    49.000 millones es posible. Yo soy muy pesada con esto, pero Esperanza Aguirre lo dijo bien claro: devolviendo las autonomías tan solo 3 competencias (Sanidad, Educación y Justicia), el ahorro que ella estimaba era de 48.000 millones. Aunque se equivoque en la mitad, son 24.000 millones, esto es, 6.000 millones más de lo que tienen que ajustar las CCAA este año. Y a continuación dijo algo que no podemos calcular pero que es una verdad como un templo: que muchísimos políticos y gente de los partidos se quedarían sin trabajo...

    ResponderEliminar
  9. Pues es cierto, Carmen, pero yo creo que también fue un poco brindis al sol porque en un futuro inmediato parece muy difícil que vaya a pasar. Ojalá!

    ResponderEliminar