Se acabó

Al fin. Al menos por ahora. Llevo meses casi desaparecida de aquí. La culpa la tiene el trabajo. La mayoría de los posts los escribo desde aquí, no os voy a engañar.

Al principio, con la emoción de la novedad escribía también desde casa. Luego llegó tuiter y casi nunca escribo ya fuera del trabajo.

Pero llevo unos meses que en las horas de trabajo no tengo tiempo ni de levantarme más que a reuniones (absurdas la mayoría). Durmiendo fatal y desvelándome por culpa del trabajo. Unos meses de mucha presión, no solo de mucho trabajo, porque se supone que este era un proyecto estratégico y además tenía que salir barato, cómo no. Sí, un proyecto estratégico que no han dudado en arrancar y parar ochenta veces para, cuando finalmente se han decidido, tener que hacerlo todo a toda prisa. Pero eso sí, bien y barato.

Y, claro, yo no puedo alargar la jornada sin más ni más, así que tengo que concentrar lo que tengo que hacer en las horas que tengo para irme después con la losa de los pendientes encima y con la losa todavía más grande de los marrones inaplazables que voy dejando a los que sí están por la tarde. Creo que no saben cuánto se lo agradezco.

Y sí, me parece que lo he hecho bastante bien. Incluso me han felicitado. Pero, qué queréis, yo prefiero menos felicitaciones y un poco más de calma, mesura y orden. Pasar desapercibida haciendo mis cosas pero vivir tranquila.

Lo triste es que, si todo va bien, lo que debería pasar es que esto nos vuelva y nos dé más trabajo. Espero que entonces nos lo planteemos mejor.

En fin, no os quiero aburrir. Solo quería dejar dicho que tengo intención de volver por aquí más a menudo. Y para que me tiréis de las orejas si sigo remolona (lo mismo ya ni me echáis de menos).

Este fin de semana espero descansar lo que no he descansado desde mayo. Me voy sin dejarle marrones a nadie ni deberle nada a nadie. Qué tranquilidad.

Y cómo se acabó pues quien mejor que María Jimenez para ilustrarlo. Ale, ahí la tenéis.

Vamos, que ya vais tarde...

Y es que sois unos desastres. Menos mal que me tenéis a mí para avisaros de que las navidades están a la vuelta de la esquina y ya vais muy justitos para pedir a Papá Noel o a SS.MM. los reyes de oriente esos regalos que seguro que hacen las delicias de vuestra familia y allegados. Yo ya tengo encargados los regalos que por mi parte le traerán a Anniehall, a mis hermanos y cuñados, algunos de los niños e incluso uno para mi suegro. Aquí os voy a dar algunas pistas porque luego llegan las prisas y pasa lo que pasa. Por supuesto que no pondré los de gente susceptible de pasarse por el blog.

Yo he encargado dos sets de 14 DVDs de Alfred Hitchcock que tienen este aspecto:

Los he comprado en Amazon.co.uk y si queréis el enlace aquí lo tenéis. En este caso no me llevo ni un duro. Podría recomendaros que lo comprarais en Amazon España, pero cuesta casi el doble y no es plan de timaros para llevarme algún euro. No soy tan malo. El set cuesta 31 libras y me parece que está muy bien. Ahora, eso sí, es posible que haya películas que no vengan en español, pero aquí todos somos muy internacionales y sobre todo mis hermanos y respectivos.

Para los que os guste la fotografía tengo una sugerencia excepcional. Esta:

Es un libro de fotografías de animales de Tim Flach que es un fotógrafo increíble. El enlace a Amazon UK es este. Nuevamente es bastante más barato que Amazon España. ¡Qué se pongan las pilas! Si os gustan los libros de fotografías de animales también deberíais echarle un ojo a los libros de Nick Brandt que es otro crack o Paul Nicklen o David Doubilet, maravillosos. A lo mejor mis hermanos están hartos de que les regale este tipo de libros, pero de momento o son muy buenos actores o parece que les gustan mucho.

He comprado también para mis hermanos y parientes este pelador tan chulo:


También lo he pedido en UK que saben mucho de estas cosas. Joseph Joseph es un ganador seguro y aquí podéis ver más cosas.

Para mis dos sobrinitos hemos pedido esto que tiene pinta de estar bastante bien. Ya les pediremos algo más, no creáis que nos estiramos poco:

A nuestros niños les hemos comprado a cada uno un libro en inglés de Julia Donaldson que es la autora de El Grufalo y son libros maravillosos. Este es el de C:

Para los que tengáis curiosidad o tengáis hijos en edad escolar os recomiendo los libros de DK. Esta editorial es maravillosa y muy bien de precio. Hay libros traducidos, pero yo en previsión de que mis niños ojalá bilingües los puedan usar los pido en inglés. Yo he sugerido a SS.MM (aunque puede que les llegue antes) este:
Por supuesto que un kindle es un regalo estupendo para quien no lo tenga, aunque ahí sí que voy a poner un link a amazon españa porque están más baratos y porque me llevo unos durillos si lo compráis a través del blog como ya han hecho de manera admirable Hermano E. y Bichejo.

Bueno, pues eso quería deciros porque os veo muy perdidos. No os preocupéis que un día de estos pondré mi carta a los Reyes Magos para que os de tiempo a avisar a SS.MM. de oriente.

¡Venga, que ya estáis tardando, que luego Sus Majestades no dan abasto!

Nos toman por tontos

Esta es la nota que me he encontrado pegada en el vestíbulo de mi casa. En ella el ayuntamiento nos informa de que sólo va a pasar a recoger las bolsas de basura amarillas tres días a la semana. En principio no tengo nada en contra de ello. El problema es que a mí me cobran una tasa por recogida de basuras. No es un impuesto. Estuvo asimilada con el IBI durante bastantes años y en un momento se decidió que eso era ilegal y que había que separar ambos conceptos. En vez de separar se dejó el IBI como estaba (bueno, como estaba no porque cada año sube el 10%) y se añadió una tasa de basuras que en mi caso -casa de 90 m2- me supone abonar cerca de 150€. Estoy en el segundo escalón en cuanto a tasa de basuras, esto quiere decir que tengo casi la misma tasa que, pongamos por caso, la duquesa de Alba. Sea, mosqueado ya estoy un rato, pero si tiene que ser así...

El caso es que he encontrado estas dos definiciones de tasas aquí, no soy un experto en leyes:

DEFINICION DE GARCIA BENSULCE: "tasa es la contraprestación en dinero que pagan los particulares, el estado u otros entes de derecho público en retribución de un servicio público determinado y divisible".
DEFINICION DE FONROUGE: "tasa es la prestación pecuniaria exigida compulsivamente por el Estado, en virtud de una ley, por la realización de una actividad, que afecta especialmente al obligado siendo de notar al respecto, que la ultima parte del concepto no significa que la actividad estatal debe traducirse necesariamente en una ventaja o beneficio individual, sino tan solo que debe guardar cierta relación con el sujeto de la obligación por cualquier circunstancia que lo vincule jurídicamente con el servicio público instituido".

Por lo que se entiende es que tasa es lo que pagas por un servicio que te presta el Estado, en este caso el ayuntamiento. De manera que sólo pago por el servicio, no pago por reducir el déficit mostruoso del ayuntamiento, ni para que me cambien los bordillos de todas las aceras de mi calle, ni para nada. Solo para que me presten el servicio de basuras. Y ahí es donde quería llegar. Si me quitan parte del servicio, lógicamente deberían quitarme parte de la tasa, dado que el servicio que me prestan es menor de lo que era y ese servicio, como establece la ley, ha de ser pagado en su totalidad por tasas de los ciudadanos que reciben ese servicio y no por impuestos. ¿Creéis que el próximo año pagaremos menos? Yo tampoco.

Otro caso que me ha pasado hace unos días es al revisar la factura de la luz a la vuelta de las vacaciones. Era una factura altísima (317€) y me he puesto a hacer números. Ciertamente era muy alta porque era la de los meses de mayo, junio, julio y agosto menos la última semana. El por qué Fenosa (ahora Gas Natural) hace estas cosas no es objeto de mi queja, aunque no estoy nada de acuerdo en sus métodos de facturación. De hecho creo que lo han hecho para cobrar después de la subida del IVA todos esos meses que si hubieran emitido la factura en su momento no hubieran cobrado.

Pero a lo que iba: el caso es que haciendo números he visto que en el recibo se pagan dos impuestos: el IVA y el impuesto sobre la electricidad.Al hacer los cálculos (viene explicado aquí si queréis verlo) se suma el impuesto eléctrico a la base del cálculo del IVA, es decir, es un caso claro de doble imposición prohibido por la ley. No se puede cobrar un impuesto sobre un impuesto, cosa que aquí se hace y pago el IVA del impuesto sobre la electricidad. Esto está institucionalizado, como se puede ver en el enlace que os he puesto que es de la consejería correspondiente de la comunidad de Madrid.

Y así con todo. En una consideración más frívola, el otro día hablando de no sé qué feria del calzado se nos dijo en el Telediario que el sector del calzado en España exporta 75 millones de pares de zapatos en lo que llevamos de año y que ha facturado 1000 millones de euros al año por estas exportaciones. Salía un señor diciendo que nuestros zapatos son de gran calidad iguales o superiores a los italianos, pero con un precio más bajo. ¡Y tanto que más bajo! Si divides 1000 millones de facturación entre 75 millones de pares te sale un precio por par de zapatos de ¡tachán! 13,33€ ¡Eso sí que son zapatos de calidad! Podéis verlo aquí si queréis a partir del minuto 34:53.

Pues así con todo, amigos míos. Nos toman por tontos y es que -aunque duela- hay que sacar la conclusión de que lo somos.

Un oscuro fin de verano

Este fin de semana me he leído este libro de Inger Wolf. Es una novela negra al uso de una escritora danesa y es que estos nórdicos parece que tienen el monopolio de la literatura de crímenes. El motivo de leerlo con otro libro empezado, el del club de lectura, es que se me habían quitado las ganas de leer. Son cosas que pasan, hay veces que te apetece más y otras menos, pero quería saber si era por el hartazgo del libro del club, un tocho de 900 páginas, o porque estaba cansado sin más.

Y el resultado es que es el libro el que me tiene comida la moral, es mi némesis en el mundo de los libros. No pasa nada, es descriptivo, con diálogos saramaguianos (en el peor sentido del término), sin ninguna reflexión interesante, cambia de estilo y de época a cada rato, tiene monólogos interiores... en fin, lo dicho, mi némesis, pero de eso ya hablaré cuando llegue su momento, si es que consigo acabarlo.

Este libro es una lectura entretenida, aunque no es nada del otro mundo. Hay una pareja de policías principales, uno de padre croata, solitario y algo misántropo y una experta en informática que quiere dejar esa parte y convertirse en inspectora de homicidios. Así va pasando la historia, hay crímenes, hay muertos putrefactos, hay giros inesperados y final con tiros, persecuciones y demás.

Ya os digo que es lo que se le puede pedir a un libro de este tipo. No es Jo Nesbø, ni se aproxima, pero tampoco es Arnaldur Indridason, gracias a Dios. Un libro entretenido y que me ha venido bien para darme nuevos ánimos lectores.

Respecto a la tradución, es en exceso leísta (cómo no) y tiene algunos párrafos que no sé si son creación de la traductora o están así en el original como: "Al hombro llevaba el bolso desbordado de papeles. La correa se le incrustaba pérfidamente en la carne a cada paso que daba escaleras arriba entre suspiro y suspiro". Eso de que un bolso se clave pérfidamente no me acaba de gustar... O cuando dice que "La casa de Tony Hansen estaba igual de destartalada que la última vez que fueron a hacerle una visita". Ese destartalado me suena más a que hay que hacer obra que a que haya que ordenar y recoger, pero a lo mejor sí que está bien puesto. "-Gracias -dijo el comisario cogiendo la taza verde, un auténtico cangilón que jamás podría beberse". Está bien usar la palabra cangilón, pero no sé si en danés se usó la misma palabra o es una licencia de la traducción y me sospecho que es lo segundo. También aparece "La verdad es que fue lo más difícil de todo, porque no paraba de gañir; no le gustaba el olor a sangre". Gañir es un verbo muy específico. Si es una novela negra y la danesa utiliza esas palabras entonces está por encima de la media del género, pero no sé por qué a mí me da que es más trabajo de la traductora...

Hay otros párrafos como:

"Por eso luego no han querido entregar a nadie a La Haya, en su mundo no existen los criminales de guerra, sólo los héroes. Ellos no hacían sino recuperar lo que creían suyo. -Pero eso es algo que ocurrió en el ejército, no se puede juzgar por ello al resto de los croatas -objetó Lisa. -No, pero permitieron que ocurriese. Todo empieza cuando dejas de hablar con el florista de la esquina porque su origen es diferente, porque el antagonismo lleva años infiltrándose a través de los medios, y un buen día ese florista, como en toda psicología de guerra, se convierte en el malo según la maquinaria propagandística. Denuncias a tu vecino. Hay tanta gente que carga con algo en la conciencia que ya no tienen ganas de hablar de aquella época."

"-Qué sitio tan raro -reflexionó Jacob-. Según Sartre, estamos condenados a ser libres, de modo que si uno elige voluntariamente una situación en la que hay reglas para todo, puede llegar a sentir que han elegido por él.
-¿Qué quieres decir?
-Quiero decir que la libertad conlleva responsabilidad, pero la responsabilidad puede llegar a resultar bastante angustiosa. Y, como dijo no sé quién, el hombre se siente entonces atrapado aunque el compendio de su vida sean actos libres. Los miembros de esta secta están menos condenados porque lo que han de hacer ya está escrito, y eso tiene necesariamente que quitar de en medio un buen montón de dilemas y hacer la vida menos problemática."

"¿Qué pasaría si ya nadie se quejara del estrés que lleva a la depresión porque de pronto existiera una solución definitiva, una solución exenta de problemas y sin ningún efecto secundario? Es importante que la gente grite y se rebele contra un progreso que implica que las cosas vayan cada vez más y más rápido."

Un libro entretenido para los que os guste la novela negra. Y yo vuelvo a mis tormentos...

Chapuzas a domicilio


Sí, amigos, ha llegado el momento de volver a hablar de mis tentativas de mejorar algo en nuestra casa. Después del pasaplatos y de arreglar una DS con una goma de borrar. Después de montar un lavavajillas y llevar desde que nos mudamos a nuestra casa (hace más de ocho años) con un casquillo de obra en la entrada a nuestra habitación he acometido una tarea que podría parecer simple, pero que se me ha ido complicando: cambiar las luces de los cuartos de baño.

Sí, sí, parece que ahí no hay ninguna historia, pero cuando el diablo se aburre mata moscas con el rabo, así que ahí estaba yo para complicarlo un poquito. A partir de que se nos fundió un halógeno, decidí sustituirlo por uno de LEDs por eso de ahorrar energía y ser eficiente y que los dejamos encendidos por la noche por si los niños... En fin, que cuando me fui a un chino busqué una lámpara de LEDs y la puse y tan contentos. Visto el éxito y que en la tienda no había más lámparas similares decidí hacer un pedido a mi tienda de productos garrafón de confianza. Esto es, Dealextreme. Allí me perdí en innumerables clasificaciones, voltajes, candelas y lúmenes hasta que elegí las que me parecieron convenientes y... como habréis intuido me equivoqué. Cuando me las trajeron me di cuenta de que eran para corriente continua y no para corriente alterna. De esto me di cuenta cuando las puse y vi que el cuarto de baño parecía una discoteca en plena actuación de Locomía donde solo faltaban los láseres y el humo chungo ese.

Ni corto ni perezoso seguí insistiendo. No podía abandonar sin más el proyecto así que a grandes males, grandes remedios (o tortazo mayor, que también es posible) y me volví a meter en la página web a buscar unos convertidores de 12 voltios de alterna a continua y... los encontré! Lo que no haya en Dealextreme no existe, ya os lo digo. Los encargué, esperé otro mesecito a que me llegara, cambié algunos halógenos más y compré otro de LEDs en el chino.
Para cuando vinieron me di cuenta de que iba a necesitar unas clemas y unos casquillos porque los convertidores venían con unas clavijas amenazantes (ver foto superior) con las que no sabía qué hacer, pero esos conectores ya los compré en la tienda de electricidad del barrio porque no era plan de que pasara otro mes más. Monté los convertidores, las clemas, las lámparas y... no lucieron. El problema es que al ser de continua y no tener ningún elemento ni indicación de positivo ni negativo, me había confundido al poner todos. No acerté ni uno! Debe ser una especie de record absurdo, pero son ese tipo de records a los que puedo aspirar, no nos engañemos.

Total, que al final ya tenemos instaladas las lámparas LED, que dan una luz totalmente distinta a las otras lámparas y que con las idas y venida he estado más de tres meses entretenido. Tampoco a tiempo completo, pero al final todo ha salido más o menos bien. Tenemos luces, ahorramos un poco, yo he hecho el cabra y ahora cada vez que entramos en el cuarto de baño escuchamos un zumbido muy relajante. Ah! Me encanta que los planes salgan bien!

La belleza y el dolor de la batalla

Me he leído este libro de Peter Englund sobre la primera guerra mundial. Es un libro magnífico y que creo que será un muy buen regalo para estas navidades. El libro nos cuenta la vida de veinte personas reales a través de cartas, diarios, documentos, etc.

Esta reconstrucción nos lleva desde la alegría desaforada cuando se declara la guerra y corren para alistarse hasta los horrores posteriores y como cambia a todas estas personas. Dentro de menos de dos años se conmemorará el centenario del inicio de la Gran Guerra y supongo que habrá muchos libros al respecto y exposiciones y eventos.

Estos veinte personajes son muy variados y aparecen en escenarios y campos de batalla a lo largo de todo el mundo. Al principio, en el prólogo, se nos dice que dos morirán, dos quedarán hechos una piltrafa, dos serán héroes de guerra, a dos los harán prisioneros y uno se volverá loco y poco a poco iremos sabiendo qué destino le espera a cada uno.

El libro está narrado a través de pequeños capítulos de pocas páginas y vamos saltando de una persona a otra lo que hace que sea muy ameno, aunque tiene bastantes páginas. Yo iba a proponerlo para nuestro club de lectura, pero entiendo que puede ser un poco duro si no te atrae el tema, aunque ya digo que es un libro magnífico y que compré en uno de mis arrebatos de 1,89€ en Amazon. Esta vez acerté, sin duda.

El autor dice: "Pese a todas las diferencias en cuanto a destino, roles, sexo y nacionalidad les une el hecho de que a cada uno de ellos la guerra les robó algo: la juventud, las ilusiones, la esperanza, la humanidad; la vida." Al final te sientes próximo a todos ellos y sientes su miedo, su emoción, su deseperación, sus esperanzas, su indignación. Es muy cercano. En el libro vienen un montón de fotos y yo ahí voy a hacer una crítica respecto a la versión digital, que es la que he leído. Entiendo que en la versión en papel se agrupen las fotos en esos cuadernillos en páginas satinadas cada cien o doscientas páginas, pero en la versión digital no es necesario. Se puede poner cada imagen en el fragmento correspondiente y quedaría mucho mejor.

He subrayado infinitud de fragmentos y a continuación os pongo algunos:

"Lo que queda anegado en este maremoto de emociones inflamadas es la cuestión de por qué hay que luchar. Son muchos los que como Stumpf creen saber de qué va la cosa «en realidad» y esa «causa real» está ya sepultada bajo el hecho de estar en lucha. La guerra muestra los primeros signos de convertirse en su propio objetivo. Pocos son ya los que mencionan Sarajevo".

"Esta guerra solo se volvió inevitable en el momento en que se consideró como tal. Cuando las razones son vagas y los objetivos difusos hay que echar mano de la energía que contienen las palabras sabrosas y chorreantes".

"Los búnkeres suelen estar decorados con irónicas consignas. Una muy popular: «Los alemanes solo tememos a Dios y a nuestra propia artillería»".

"Mastico y me concentro. Pero mi paladar no reconoce el gusto, así que saboreo este pan blanco como si de algún alimento nuevo se tratara, uno cuya reputación y sabor fueran completamente desconocidos para mí. Más tarde comprendí que el pan realmente era el mismo que había en casa. Soy yo quien ha cambiado; a ese pan blanco tan bueno que antes daba por sentado, la guerra le ha dado un sabor nuevo y extraño".

"Se vuelve hacia uno de los soldados que le quedan, a fin de entregarle un saco con granadas de mano, cuando el hombre se derrumba. Al mismo tiempo, [...] nota que su brazo derecho cae hacia abajo y que el saco se le escurre de la mano. Una bala ha traspasado al soldado que [...] tenía delante, luego la bala ha girado sobre sí misma continuando su trayectoria encarada por el extremo romo hasta penetrar en el hombro [...], donde se ha detenido. Mareado, [...] ve crecer una mancha roja en la manga de su guerrera. Las rodillas se le doblan. Alguien le da a beber una mezcla de agua con ron. Se levanta con paso vacilante, exhorta a sus hombres a que sigan. Entre lo último que recuerda está la idea de que no puede desmayarse: «Solo las chicas se desmayan». Después se desmaya".
He quitado el nombre para no destripar nada.

"«En tiempos de guerra la peor de las torturas mentales se da cuando tus pensamientos se desbocan y anticipan aquello que aún no has realizado o vivido»". Esto enlaza con lo que tan bien escribía Molinos sobre el luto hacia delante, pero en este caso es el luto respecto a tu propia vida, que le da una vuelta de tuerca más y te hace pensar sobre muchas cosas.

"Pude bajar del cadalso del sufrimiento para regresar a un mundo de paz y vida. Creí que era la misma persona que había sido antes de pasar diez días cara a cara con la muerte. Me equivocaba. Había perdido mi juventud".

"Y ha sobrevivido. Escribe en su diario: Mudo asombro ante este renacimiento, ante la posibilidad de poder captar nuevas impresiones sentado al sol en la entrada de mi tienda. La vida es un bocado delicioso que masticas en silencio con buenas muelas. Los muertos son camaradas impacientes que partieron con prisa para cumplir misiones desconocidas; en cambio, nosotros sentimos la cálida caricia de la vida al saborear algún entrañable recuerdo de familia: el alivio de poder comunicar una vez más a los pobres padres de allá abajo el retorno del hijo pródigo, cosa en la que no tenías valor para pensar el día de la partida".


En fin, un libro impresionante, conmovedor y maravilloso que os animo a leer a todos. Una curiosidad: el autor es un escritor sueco que es secretario de la Academia sueca y es el encargado de comunicar el ganador del premio Nobel de literatura, además de participar en las deliberaciones.


Búsquedas (VIII)

Pues aquí nos vemos de nuevo para hacer un repaso de lo que ha sido el verano en cuanto a búsquedas absurdas y desconcertantes que han terminado llegando a esta nuestra casa y que no sé yo si habrán encontrado consuelo en estas páginas entre libros y tonteridas. Espero que sí. No voy a hacer una relación de lo más buscado, pero sirva de dato que la mesa cero del blasco está en el noveno puesto, cada vez más abajo en la clasificación. A este paso no nos vamos a encontrar ni nosotros mismos... Y no me extraña, ¿eh? Porque parece que hay por el mundo bastantes Blascos que no hacen más que el mal. Así alguien ha buscado blasco psicoanalista estafador, tambien ha aparecido alguien, no sé si el mismo, que ha puesto en google odio a blasco, espero que no sea a nosotros... Siguiendo con Blasco tenemos otro más cachondo como pedro blasco el demoni cojonudo. Eso está bien, si eres un demonio y eres cojonudo es que lo haces bien. Más críptico es este: explica el significado del titulo en la linea recta de martin blasco. Me lo expliquen, sí.

Pero no es que google vaya dando palos de ciego. Por ejemplo, también ha habido quién ha llegado aquí buscando bocadillo salchichon con. Has acertado, amigo, Anniehall es capaz de darte miles de sugerencias a cual más extraña para hacer bocadillos de salchichón. El otro día se hizo uno que tenía mayonesa, tomate, jamón york y salchichón, creo. Así que pregunta, pregunta... también ha habido quién ha preguntado por crema de salami para sandwich tipo de ferpal, que suena a guarrería y Anniehall también podrá dar asesoramiento al respecto.

Estamos pensando en montar un servicio tipo shazam, pero en vez de que identifique la canción que suena en la radio que lo haga a través de las pistas que nos dáis: cancion brasilera ooohohh balada, cancion brasilera que empieza asi - ohh ohh ohh, ohh esa na balada, como se llama es cancion que empieza tururu, como se llama la cancion que dice tururu claro la tenia, ohh ohh na balada tema brasilero como se llama y ohh ohh na balada tema brasilero lento. Ahí veo un campo que puede ser una mina de oro. Ahora, no sé como hacerlo. Lo que sí que sé es que con todos estos salía un buen disco de bossa nova!

Por si acaso os pongo una, a ver si acierto (si es así dad las gracias):




Ha habido un repunte en cuanto a carteles, carteles de todo tipo como carteles de avisos de seguridad e higiene, que siempre es importante como bien sabe el que buscó: cartelito eres importante, pero si vamos a cosas importantes no nos andamos con tonterías y buscamos cartel puticlub. Así con dos cojones oréganos.

Hay otro tema que parece preocupar a nuestros lectores y es el de los deberes. Supongo que esta preocupación se debe a la vuelta al cole y así hay quien se desahoga en google con deberes nooooo, no me extraña, pero no lo mires como deberes, míralo como obligaciones... eh... seguimos. Otro ha buscado deberes del adulto mayor que no sé si se refiere a un jubilado, pero yo me imagino que habrá sido un chavalillo investigando sobre lo que se le viene encima. Tranquilo, que tendrás deberes para aburrir -cada vez más-, que te estamos preparando una... un consejo: vete ahorrando. Y por último hay quien hace preguntas extrañísimas como de deberes sociales que debemos cumplir como ciudadanos para pintar. WTF? Para pintar basta con un papel y unos pinturines, ¿o me he perdido algo?

Hay un tema que me preocupa y es que alguien ha venido buscando regalo tipico de rumania. Escalofríos me da pensar de nuevo en el plato... Este año nos ha traído un licor de ciruelas que dentro de lo que cabe está bastante bien.

Cosas que me resultan extrañas. No porque lo sean en sí, sino por qué vienen aquí a buscar respuesta. El tema gáyer está bastante presente con relato gay cuñado, gayspasivos.blogspot o relato gay pin pon, aunque no todo son risas y hay quien confiesa ante google sus problemas: tuve muchos problemas con mi familia y le pedi a la virgencita que aceptaran mi homosexualidad.

Ya para terminar con el tema sexual (o casi) tenemos mujeres desnudos sin taparse lavando autos (no entiendo esa fantasía muy de videoclip americano), tetas firmes bellas mujeres rusas y series (menudo combo!), ricas tetas normales (ummm!), nenasespañolas.blogspot.com (manía con blogspot), maduras enseñando el oño (que a saber qué es eso), tapa de disco mujer dandole teta a un gato o follar con los pies, aunque lo raro sería follar sin ellos, ¿no?

La teoría conspiranoica también tiene sus adeptos y hay quien identifica a google con el diablo y le presenta sus ofrendas: diablo este es el chico del que te hablaba.

Hay un tema que me tiene preocupado y sobre el que tengo que preguntar a lo que me ahorro porque a lo mejor Edwina está más en la onda. Y es que me preguntan novela histórica romántica, él médico hacer lavativa y novelas románticas, médico, lavativa. Llamadme raro, pero lo de romántico y lavativa junto no acabo de verlo...

Respecto a la ortografía y, aunque sea cogérmela con papel de fumar, hay cosas que merecen quedar inmortalizadas como dibujo de conosco y defiendo mis derechos xesuales en caricatura, estoy arto de tragar tierra, fotos de de felisitaciones de cumple años en ingles con el nombre anthoy, himajenes de personas feas o que tienpo se cura eltalon de aquiles.

Hay preguntas que me intrigan y que me crean una necesidad de conocimiento que no tenía. Por ejemplo: como elaborar la puntada del pavo real, como se invita a cumplir el octavo mandamiento con las leyes actuales (este era... ¿no mentirás?... er...), dom perignon murio queriendo quitar las burbujas o con más datos aún: dom perignon no quería que el champán tuviera burbujas y estuvo toda su vida intentando que no aparecieran, pantalones ilustrados, bob esponja a trapillo, chulas de la bandera de london, george orwell , no digais que no os lo adverti (¿el qué? no nos dejes con la intriga!)

Dibujos y fotos también dan para mucho y si no mirad: dibujos de mis propositos en el colegio (espero que sean buenos y que google lo sepa), dibujos de saltando leyendo{en ingles para imprimir (saltar y leer a la vez no es para imprimirlo, es para salir por youtube! y encima en inglés!), disenos para forrar libretas de espanol segundo grado (¿y los de tercer grado son distintos? ya no solo los libros cambian cada año, sino también los forros!), fotos de paisajes con rayos con frases (¿rayos con frases? me intriga...)

Los hay que lo que esperan es una confirmación de lo que escriben y que google les diga: tienes toda la razon o tú es que estás tonto. Tenemos china: saqueadores, no he visto lost, odio al amor y retraso mental escarchado (esta última me la apunto. Como concepto es buenísimo)

Hay otras indagaciones que me dejan perplejo, me quedo asombrado como si ante un anuncio de Aquarius me encontrara. Son frases que piden mármol a gritos como estas: frases de patin artistico sobre ruedas (como no sea algo del axel o piruetas... tendré que preguntarle a la discípula de Cionín si sabe algo al respecto), frasesde queso de mesa casero (esto se torna siniestro, quesos que hablan...), lavar tu ropa y que no salga el sol (¿por un eclipse? ¿tiendes de noche?), mapache ejemplos de oraciones (¿? (me he quedado sin habla)), odio a ramón langa (hombre... ¿qué te ha hecho? ¿es algo personal o es por el doblaje?), pensamientos sobre los lavaplatos (voy a proponerla como nueva asignatura en filosofía, veo un filón), reciclando la java de huevos (¿de qué huevos? ¿qué java?).

Como veis nos vamos acercando a la cumbre de vuestras perlas. Me llama la atención peticiones como estas: como festejar el cumpleaños de mis compañeros de trabajo, lo suyo es que el que cumple años lo festeje, pero si quieres ser tú el que lo haga... seguro que te agradecen un regalo. Llevais el kindle sin funda?, mejor no, te lo digo por experiencia. Poemas cortos de aniversario de novios, eso, cortitos que tampoco vamos a herniarnos copiándolo... porque me toco a cada rato el pene?, no lo sé... ¿porque te gusta? Que puedo ponerme para mi primera cita si eres gorda, no lo sé... ¿ropa? me fascina ese cambio de persona en la frase. Esta me inquieta: tacones de matrimonios blancos alto de niñas de 8 años pie pequeños, ¿quiere decir que con 8 años está casada? y ¿que lleva tacones? Prefiero no imaginármelo, que sois muy raritos.

Los hay que preguntan cosas rarísimas como peliclas mato graoso (¿estabas tocándote el pene mientras escribías?), ptm x ke no soy normal (esto lo entiende un niño de cinco años, ¡que me traigan uno!) y ya lo que faltaba: день рождения que he visto en google que quiere decir cumpleaños. Esto de los cumpleaños en el trabajo se nos está yendo de las manos...

Ya vamos terminando con barba de gin tonics, había oído hablar de barba de tres días, pero barba de gin tonics me intriga... ¡me apunto voluntario para un experimento! Eres imbecil pero tranquilo me lo tomo de manera filosofica, ya se ve... traje brazer para mujer de pocas tetas ¿cómo os ha traído eso aquí? Encapsulado antropologia culinaria (cuando digo que sois raritos...), q es un entropia (parece como un fama de Cortázar, ¿verdad?)

Y para finalizar lo podemos hacer con y quien iba a imaginar que terminariamos asi, aunque yo prefiero terminar con el que puso cuanta verdad tetas. Espero que os haya divertido y que sigáis buscando esas cosas tan rarunas!

La noche de los tiempos

Este es el libro de este mes en el Club de Lectura 2.o. El libro lo eligió Livia y es de Antonio Muñoz Molina. De él solo me había leído El Jinete Polaco y recuerdo que me gustó. Sigo a Antonio Muñoz Molina en twitter y leo ocasionalmente sus artículos en Babelia. Lo tengo por una persona con una gran capacidad de intentar comprender al 'otro', alejado de fanatismos y de ideas preconcebidas.

Es otra historia más de la guerra civil. En este caso de un personaje que podría representar a eso que podría llamarse la tercera España o la España que no fue. Al ser un libro sobre la guerra civil habrá a quien no le gusten las opinones de los protagonistas, los sucesos, que pueda pensar que es partidista... es algo totalmente legítimo y más cuando es muy difícil llegar a complacer a unos, ya no recuerdos -porque cada vez hay menos gente que viviera la guerra en persona-, sino casi ensoñaciones e idealizaciones maniqueas de buenos y malos. Al menos es lo que me parece a mí.

El libro es un libro inmenso de más de 900 páginas en el que cuenta la vida en torno al comienzo de la guerra civil de un arquitecto llamado Ignacio Abel, jefe de la oficina técnica de las obras de la ciudad universitaria de Madrid. Se nos cuenta su vida y su ascenso social hasta el estallido de la guerra y las consecuencias que tuvo para él. No es desvelar nada porque viene en la contraportada que termina exiliándose porque él, educado, culto, inteligente, hecho a sí mismo, rico gracias a su trabajo y a los contactos en 'las dos Españas', tiene enemigos en ambos bandos y genera más odios por su diferencia que amistad por sus similitudes:

"— Veo que usted es de los que tienen dudas todavía. De los que sospechan que nuestra propaganda es exagerada y que nuestros enemigos no son tan sanguinarios como decimos nosotros. Usted conserva el escrúpulo humanista de no trazar una raya definitiva entre ellos y nosotros; usted no quiere aceptar que nosotros tenemos toda la razón y ellos toda la animalidad y toda la barbarie. ¿Cómo era esa boutade de Unamuno? ¿Los Hunos y los Hotros?"

Respecto a si me ha gustado tengo que decir que sí, pero. Muñoz Molina escribe muy bien, eso es indudable, pero tuve que sufrir un periodo de adaptación a su escritura. Me perdía a mitad de la frase y tenía que volver a empezar, no pillaba el ritmo de lectura, las frases y párrafos me parecían demasiado largos... y creo que son demasiado largos. Según mi punto de vista no hay nada malo en describir las escenas y los movimientos de los personajes ni en describir sus pensamientos y emociones, pero hacerlo todo junto en párrafos interminables me hacía percibir las cosas como a cámara lenta. Un ejemplo de lo que digo:

"Ignacio Abel irrumpió en la quietud de su cuarto trayendo consigo la prisa de la calle, de la vida activa, como si al abrir la puerta hubiera dejado pasar una corriente fría. Con una mirada que Moreno Villa percibió había abarcado el desorden de la habitación, que nadie limpiaba, la mezcla de estudio de pintor y biblioteca de erudito, y también de madriguera de solterón, los cuadros contra las paredes y las láminas de dibujo apiladas de cualquier manera por el suelo, los trapos manchados de pintura, las postales clavadas sin orden por las paredes. El traje de pantalón ancho y chaqueta cruzada de Ignacio Abel, su corbata de seda, sus zapatos relucientes y sólidos, su buen reloj de pulsera, lo hacían consciente de la penuria de su propio aspecto: la blusa llena de manchas, las zapatillas de paño que se ponía para pintar. A Moreno Villa, que había pasado tal vez demasiado tiempo de su vida con gente más joven, le confortaba sin embargo que Ignacio Abel tuviera casi su misma edad, y más todavía que no se esforzara en fingir juventud."

No hay nada que reprocharle, pero el irme imaginando a la persona que entra con prisa, el desorden de la habitación, los cuadros, los trapos, las postales, volver a Abel y su vestimenta, la de Moreno Villa, sus pensamientos... me hace que vaya a cámara lenta que tenga que rehacer contínuamente la escena y no me lo hace fácil. Creo que al libro le hubiera venido bien menos descripciones y, tal vez, menos páginas. Él mismo es consciente de esto y en su blog el otro día puso una reseña de un escritor (Harry Mulisch) en la que dice: "Contiene muchas historias y largos períodos de tiempo, pero está todo comprimido en menos de doscientas páginas( gran lección para los que tenemos tendencias expansivas)".

Las reflexiones que hace son muy interesantes, hay frases maravillosas que te hacen pensar o te emocionan, pero -y es mi opinión- quedan un poco tapadas entre los párrafos gigantescos de páginas y páginas de duración y con descripciones sin fin. Además, desde el principio están todas las cartas, o casi todas, sobre la mesa. Se sabe que se va a exiliar en condiciones penosas alejado de la familia, que tiene o ha tenido una amante, que su mujer lo descubre, que estalla la guerra... todo esto se sabe desde el principio o desde la contraportada, no es destripar nada porque todo ya se sabe.

Como digo hay reflexones muy interesantes como cuando se pregunta cuándo se vuelve inevitable el desastre, en qué punto no hay marcha atrás, como poco a poco se va volviendo sin darse cuenta normal lo que no lo es y cómo cuando te das cuenta ya no hay marcha atrás. Así escribe:

"Hubiera querido saber en qué momento fue inevitable el desastre; cuándo lo monstruoso empezó a parecer normal y gradualmente se volvió tan invisible como los actos más comunes de la vida; cuándo las palabras que alentaban al crimen y a las que nadie daba crédito porque se repetían monótonamente y no eran más que palabras se convirtieron en crímenes; cuándo los crímenes se fueron volviendo tan habituales que ya formaban parte de la normalidad pública."

"Hay un momento y no otro; un punto más allá del cual no existe regreso; una mano se alza sosteniendo una pistola y se acerca a la nuca de alguien y aún hay unos segundos en los que el disparo puede no producirse; incluso cuando el dedo índice empieza a oprimir el metal del gatillo aún permanece intacta la posibilidad de volver atrás, extinguida sólo un instante más tarde; el agua se infiltra poco a poco en el tejado de un edifìcio que nadie repara, durante meses o años, pero hay un solo momento en el que ocurre una modificación decisiva y una viga se parte por la mitad y el techo entero se hunde; en décimas de segundo la llama que estuvo a punto de extinguirse revive y prende la cortina o el puñado de papeles que van a alimentar el incendio que lo destruirá todo."

He leído por ahí que Muñoz Molina tardó tres años en escribir el libro y no me extraña. La cantidad de investigación que ha hecho, la cantidad de periódicos antiguos, memorias, información que ha tenido que leer debe haber sido gigantesca. Los detalles que da de canciones, de atuendos, de películas, de tiendas... ahí hay un afán de exactitud y documentación inmenso. Os pongo algunos extractos que me han gustado y me han hecho pensar:

"los favores que menos se hacen son los que no costarían casi nada: la necesidad demasiado visible provoca rechazo; la vehemencia de una solicitud es la garantía de que no obtendrá respuesta."

"Lo que parece que viene durando toda la vida y que durará para siempre se interrumpe de un día para otro y no deja ni rastro."

"Uno deja de tener cuarto de baño, cama limpia, agua corriente, y qué pronto se degrada. Muy pronto y a la vez muy poco a poco."
"Creíamos ser hombres hechos y derechos, con experiencia, con juicio, y no éramos nada ni sabíamos nada. Y lo poco que sabíamos es ridículo y no sirve para nada. [...] Uno cree que sabe que la guerra es espantosa pero no tiene idea de nada hasta que no lo ve. La imaginación no sirve, es impotente y cobarde. Vemos a los soldados caer en las películas y nos creemos que es así, que todo acaba rápido, a lo mejor con una mancha de sangre en el pecho. Pero hay cosas peores que morir."

"A la guerra, a los sitios donde de verdad se está expuesto a morir, no van más que los que no tienen más remedio porque los llevan a la fuerza o porque se han creído la propaganda y los han emborrachado con las banderas y los himnos. Todo el que puede se escapa, salvo esos inocentes o esos alucinados que son los primeros en morir o en quedar mutilados o desfigurados. No en el primer día, sino en el primer minuto. A algunos no les da tiempo a enterarse ni de que están en el frente."

"Con excepciones, el mundo entero es un lugar espantoso, y lo más normal es el sufrimiento y el crimen."


OJO, POSIBLE SPOILER
El final me ha gustado también porque en ese momento cambia la forma de narrar y pasa al futuro siendo el final una conjetura, una posibilidad que deja abierta la posibilidad a que el lector se dibuje su propio final o comparta el que presenta el autor.

FIN DEL SPOILER

Un libro que me ha gustado, aunque a ratos se me ha hecho algo pesado hasta que cogí el ritmo de lectura y me amoldé a la forma de escribir del autor. Os lo recomiendo, aunque no es una lectura fácil.

Bueno, antes de terminar tengo que decir que no entiendo el afán por presentar a Negrín como alguien presentable, incorruptible y alejado de fanatismos y sin responsabilidad en el devenir de los acontecimientos. Tampoco es que yo sea un experto en Negrín, pero episodios como los del Vita me hace muy difícil pensar en él como en esa persona idealista e incorruptible que pinta en la novela. Eso por no entrar en su relación con la URSS.

Tenéis otras reseñas seguramente mucho más interesantes que esta sobre el mismo libro en los blogs de Bichejo, Livia y Carmen y durante este mes estaremos destripándolo en el Club de Lectura 2.0.


Mi lista para Cowboys de Medianoche

Esta semana ha vuelto a la radio Cowboys de Medianoche con Luis Herrero, José Luis Garci y Luis Alberto de Cuenca. Es un programa que me encanta. Lo peor del programa es Luis Herrero, sin duda. Y era mejor cuando estaba el señor fiscal. Pero aún así es un programa que está muy bien y en el que se aprende mucho.

Esta semana han pedido a los oyentes que mandemos listas con nuestras veinte películas preferidas. Esto es muy difícil y seguro que dentro de un mes o dentro de cinco minutos me sale otra lista con otras tantas porque esa lista también depende de tu estado de ánimo, de cuánto hace que las has visto, de cuando las viste por primera vez, de un montón de factores, pero he aceptado el reto y les he mandado mi lista que es (por orden cronológico) esta:

  1. El mago de Oz de Victor Fleming (1939)
  2. Ser o no ser de Ernst Lubitsch (1942)
  3. Casablanca de Michael Curtiz (1942)
  4. Perdición de Billy Wilder (1944)
  5. La reina de África de John Huston (1951)
  6. El hombre tranquilo de John Ford (1952)
  7. Cantando bajo la lluvia de Stanley Donen y Gene Kelly (1952)
  8. Seven men from now de Budd Boetticher (1956)
  9. Con la muerte en los talones de Alfred Hitchcock (1959)
  10. Con faldas y a lo loco de Billy Wilder (1959)
  11. Río Bravo de Howard Hawks (1959)
  12. El hombre que mató a Liberty Valance de John Ford (1962)
  13. Mary Poppins de Robert Stevenson (1964)
  14. El Golpe de George Roy Hill (1973)
  15. La guerra de las galaxias (saga) de George Lucas (1977)
  16. Indiana Jones (las 3) de Steven Spielberg (1981)
  17. La princesa prometida de Rob Reiner (1987)
  18. Amanece, que no es poco de José Luis Cuerda (1988)
  19. El silencio de los corderos de Jonathan Demme (1991)
  20. Pesadilla antes de Navidad de Tim Burton (1993)

La estoy mirando y ya quiero hacer cambios, pero esta es a la que he llegado después de meter y sacar bastantes y leerme listas interminables para ver si me olvidaba de alguna. Es mi lista. Muchos me acusaréis de no haber metido El Padrino u otras muchas, pero como hay opiniones para todos los gustos, si queréis podéis hacer vuestra propia lista y comparamos.

Cualquiera de estas películas son de las que me atrapan si las veo haciendo zapping o que si me entero de que las ponen quiero verlas sin falta. He dejado muchas fuera con las que también me pasa eso. Así a bote pronto: El Dorado, Sonrisas y Lágrimas, Alien, Río Grande, My Fair Lady, West side history, Los intocables, Salvar al soldado Ryan, Luna Nueva... no sé, pero, claro, hay que dejarlas en 20 y eso que yo he hecho trampa con las sagas de Indiana Jones y La Guerra de las Galaxias... Es muy, muy difícil. ¿Os animáis?

Receta de rabo de toro con toque especial

especie, 1438. Tom. del lat. species 'tipo, especie', propte. 'aspecto, apariencia', deriv. del lat. arcaico spĕcĕre 'mirar'. Igual origen tiene especia, h. 1250, 'droga con que se sazonan los manjares', sentido que procede de la acepción 'artículo comercial, mercancía', ya usual en latín.
DERIV. Especiero, h. 1330; especiería, 1490. Especial, 1220-50, lat. specialis íd.; especialidad, 1611; especialista, especializar. Especioso, 1639, lat. speciosus 'hermoso', deriv del sentido de la 'bella apariencia' que también tiene el lat. species.
CPT. Especificar, 1438; especificación; específico, 1490, lat. tardío specificus íd.
Del Breve diccionario etimológico de la lengua castellana de Joan Coromines.

Voy a poner aquí la receta del rabo de toro que hice el fin de semana para que no se me olvide, dado que estaba bastante bueno y en la internete hay muchas recetas al respecto y luego es un lío volver a dar con la misma. Por otra parte he mezclado a mi libre albedrío varias tendencias y de una manera un poco absurda he echado cosas que no quería echar, además de desvelaros el toque especial, aunque ese creo que no influye en la receta (espero). Vamos allá:

Ingredientes:

  • Rabo de toro. Cuanto más, mejor porque así sobra para otro día. En mi caso fueron dos kilos y pico y dió para comer los cuatro un día. Hay que tener en cuenta que mucho es hueso, que no se come...
  • Tres zanahorias
  • Una o dos cebollas
  • Medio pimiento (yo eché uno amarillo que andaba por casa, pero puede ser el que más os guste.
  • Dos tomates rallados.
  • Una botella de vino tinto.
  • Pimienta
  • Orégano (imprescindible para el toque especial)
  • Hojas de laurel
  • Canela (por error)
  • Azúcar
  • Harina
  • Aceite
Preparación:

Se deja macerando el rabo con la cebolla, el pimiento, la pimienta y las zanahorias cortadas en el vino tinto durante al menos medio día. Luego se escurre y se pasa el rabo por harina y se fríe en la olla con aceite y fuego fuerte y se saca y reserva. En el aceite se sofríen las verduras a fuego medio y cuando están se añade el tomate rallado. Se sigue sofriendo y cuando ha reducido se añade de nuevo el rabo y un vaso del vino que usamos para macerarlo (no he echado todo porque me parece que queda muy ácido). Yo añadí un poco de azúcar porque me olía muy ácido entre el tomate y el vino. Echamos el laurel, echamos el orégano a poder ser sin el toque especial: este toque consistió en que se me escapó el bote del orégano, especia imprescindible, y al intentar cogerlo en el aire me di un golpe tremendo en uno de mis... testículos (hablando finamente), quedando yo doblado en la cocina y saltándoseme las lágrimas. El dolor me acompañó durante todo el día. No creo que eso le aporte nada al plato, pero si alguien quiere seguir la receta al pie de la letra, ¡allá él! Supongo que el toque especial se puede realizar en caso de necesidad con cualquier otra especia disponible.

Intenté añadir un poco de sal de ajo porque en varias recetas pone que lleva ajo, aunque yo no soy muy fan de él. Me confundí de bote y le eché canela (así de tonto soy) y cuando me di cuenta ya era tarde. No queda mal, le da un toque distinto y a mí me gustó, aunque Anniehall dijo que mejor sin el toque de canela.

Bueno, se deja cocer un rato para que el vino pierda parte del alcohol y luego se cierra la olla súperrápida y se deja una hora desde que sale el vapor a fuego medio (en mi caso al 6 de 9). No hay que ponerlo alto porque se puede pegar con la harina al fondo y hay que menearlo de vez en cuando para que no se pegue. Si tenéis olla exprés normal, tendréis que tenerlo dos horas y si no tenéis olla exprés, pues entonces cuatro horas y reponiendo agua cuando se vaya evaporando.

Una vez enfriado se desgrasa la salsa y se saca el rabo y se deshuesa y se aparta. Si queréis se puede reducir la salsa y luego triturarla. Por otro lado Anniehall hizo puré de patatas como acompañamiento. Yo lo prefiero sin leche, pero ella lo hizo con.

Se junta la salsa con el rabo desmigado y sin hueso, se añade el puré de patatas y sale un plato buenísimo. Al menos me hizo olvidarme durante un rato de los golpes de la vida, y del orégano...

Como no tenía pensado hacer un post al respecto, no hay foto. 'Graso' error para un post de cocina que subsanaré cuando vuelva a hacer la receta. Si os animais a hacerla contadnos cómo os ha ido, incluso sin el toque especial.

Descubriendo otros mundos

No sé si os he comentado que me he comprado un móvil nuevo. Aún no lo tengo, pero uno de los primeros pasos de todo tenedor de móvil que se precie es comprar la funda protectora. Es algo consustancial a la inversión. Tenemos las fundas de silicona, las que se llevan atadas al cinturón, las rígidas... hay todo un mundo. De hecho, cuando me asomé a ebay para elegir una encontré una tienda que tenía más de 2000 modelos entre los que elegir.

Al final es una manera de diferenciarte, de alguna manera das una imagen de ti a través de qué motivo eliges para tu móvil. Lo mismo pasa con los tonos de llamada o con la ropa que nos ponemos. Parte de quién somos va asociado a esas decisiones. Nos prejuzgan por nuestra apariencia, es así. Y, como dijo Punset, estos prejuicios aciertan mucho más que los juicios racionales.

De esta manera me he visto las 2000 posibilidades de personalización y me he encontrado con un montón de prejuicios, lo reconozco. De esta manera tenemos las carcasas de animales. Estas dan un cuqui infinito, sobre todo el último bicho ¿quién demonios puede comprar una carcasa así?

Bueno, la verdad es que todas ellas son horrorosas, sin duda. Pero, lamentablemente, aquí no acaba la galería de los horrores. También hay, como no, carcasas de chicas ligeras de ropa. Me imagino a alguien llegando a una reunión con un móvil así y... bueno, prefiero no imaginármelo.

Para que no se me acuse de sexista, tengo que decir que también hay chicos marcando tableta, aunque la verdad es que al pasar las páginas me fijaba menos. Aquí os pongo a algunos:

Ya os digo que me fijo menos, pero había también un montón. También estaba por ejemplo este chaval que alguien ha dicho que está muy epic tremendo (Anniehall también es de esa opinión), aunque la carcasa no es muy allá:

Tenéis también a todos los personajes de juego de tronos para elegir. Y también de the big bang theory y de series de todo tipo. También las hay referentes a 50 sombras de Grey, específicamente sobre el señor Grey. Son del tipo:

Que, vamos, no sé quién podría llevar algo así. De todas formas, aún no hemos llegado a lo peor. Os voy introduciendo en el mundo de las carcasas poco a poco porque si no saldríais corriendo. Hay gente que no sé si serán famosos, supongo que sí, pero que son bastante anodinos y no sé si merece la pena llevar algo así en el móvil:

No sé, con algo así las posibilidades de que te pregunten ¡y ese quién es! son altas y parece adivinarse el camino hacia la auto carcasa con fotos de la novia, de los hijos o de las mascotas. Eso ya sucede en tazas, bolsos y cortinillas de coche así que supongo que dentro de poco llegará a los móviles. Y si no, al tiempo. Sigamos descendiendo en los horrores. Hay otras difíciles de clasificar, en cuanto al gusto es muy fácil clasificarlas como horrores, pero dentro de estos...

Bueno, como no sé cuánto más podréis resistir voy a ir acabando, pero qué mejor que pesonalizar tu móvil con un sencillo motivo que te defina como creyente. Algo que muestre tu orgullo de ser católico algo como esto:

Allá cada cual, pero a mí me parecen feas, feas. Claro que siempre hay algo que puede superar a la anterior. En este caso tenemos, ¡¡tachán!! a nuestras carcasas ganadoras en versión joven o jubilee:

Sí, amigos, el mundo está lleno de peligros, al menos estéticos. Y hoy en día elegir la carcasa del móvil es casi tan difícil como elegir nombres para tus hijos. Las posibilidades son casi infinitas y por lo tanto la posibilidad de cagarla también lo es. También hay algunos diseños bonitos o curiosos o al menos no estridentes (eso creo) yo he elegido una de estas que os pongo a continuación. ¿Podríais adivinar cuál?

Uy! La última se me ha colado sin querer, perdón!

Dos libros de Leonardo Sciascia

Me he leído dos libros de Leonardo Sciascia que es un escritor que tengo en muchísima estima. En esta ocasión me he leído la novela A cada cual, lo suyo y el ensayo Muerte del Inquisidor. He estado buscando en el blog y parece que nunca he hablado de él, me parece muy raro, supongo que se me habrá pasado o que los últimos que me leí serían antes de esta manía mía de no hablar en el blog más que de libros...

Leonardo Sciascia es un escritor italiano, siciliano, que escribe libros que podríamos denominar novela negra, pero no lo son, son retratos de personas o hechos reales o verosímiles que no suelen tener un final satisfactorio. Por lo tanto no es la típica novela en la que al final pillan al malo o la justicia triunfa, ni mucho menos. Así lo cuenta él en el primer libro del que os hablo, A cada cual, lo suyo:

"Que un crimen se ofrezca al investigador como un cuadro cuyos elementos materiales y, por así decirlo, estilísticos permitan, debidamente descubiertos y analizados, una inculpación segura, es corolario de todas esas novelas policiacas de las que bebe buena parte de la humanidad. La realidad, sin embargo, es muy distinta: el grado de impunidad y error es alto no porque sea bajo el coeficiente intelectual del investigador (o no solamente o no siempre por eso), sino porque los elementos que un crimen presenta suelen ser absolutamente insuficientes; son crímenes, digamos, cometidos u organizados por gente con toda la buena voluntad de contribuir a tener alto el grado de impunidad".

Además sus libros son bastante cortos y escribe muy, muy bien (al menos en las traducciones...). Leyendo un párrafo como este podéis entender a qué me refiero cuando digo que escribe muy bien:

"A Paolo Laurana, profesor de italiano y latín en el instituto de la capital, lo consideraban los estudiantes un tipo curioso pero buen profesor, y los padres de los estudiantes, buen profesor pero un tipo curioso. Con el término «curioso» querían indicar tanto alumnos como padres una rareza que no llegaba a extravagancia: opaca, grave, casi vergonzante. El caso es que esta rareza del profesor hacía a los alumnos más llevadero el peso de su enseñanza, y a la vez impedía a los padres saber por dónde entrarle para plegarlo, no a la clemencia, sino a la justicia (pues, ni que decir tiene, ya no hay alumnos que merezcan suspender). Era amable hasta la timidez, hasta el balbuceo; cuando le hacían una recomendación daba la impresión de tenerla muy en cuenta. Pero ya se sabía que su amabilidad ocultaba un juicio firme, una decisión inamovible, y que las recomendaciones por un oído le entraban y por el otro le salían".

Este libro trata sobre un crimen en un pueblo siciliano y cómo un profesor, el del párrafo anterior, intenta resolverlo tomándoselo como un desafío, un divertimento, un afán por encontrar la verdad y la cosa se va enredando. Es buenísimo, os lo recomiendo fervorosamente. Os encontraréis frases como estas:

"Proverbio, norma: el muerto está muerto, ayudemos al vivo. Si usted dice este proverbio a uno del norte, éste se imaginará un accidente con un muerto y un herido, y que lo razonable es dejar al muerto y ver de salvar al herido. Un siciliano, en cambio, piensa en el asesino y en su víctima; y el vivo al que ayudar es precisamente el asesino."

"el ceñido vestido negro, que ya en la inmovilidad que simulaba recogimiento y oración dejaba entrever abundante y lánguida desnudez, como de odalisca de Delacroix, al levantarse ella debía por fuerza dejar al descubierto parte del blanco muslo por encima de la muy tirante media. «Qué gente», pensó con un desprecio mezclado de celos; y pensó también que allí donde una falda subiera unos centímetros por encima de la rodilla, habría de fijo, en un radio de treinta metros, en cualquier parte del mundo, un siciliano, al menos uno, espiando el fenómeno. Y no tenía en cuenta que también él había captado ávidamente el blanco fulgor de la carne entre el negro de la ropa, y que había reparado en aquellos jovenzuelos simplemente porque él era como ellos."

"—¿De veras lo cree? ¿En la presente situación?
—¿Qué situación?
—Medio millón de emigrantes, es decir, casi toda la población válida; la agricultura abandonada, las azufreras cerradas y las salinas a punto de cerrar; lo del petróleo que da risa, las instituciones regionales que son un cachondeo, el gobierno que con nuestro pan nos lo comamos... Nos hundimos, amigo mío, nos hundimos... Esta especie de barco pirata que ha sido Sicilia, con su hermoso gatopardo rampante en la proa, los colores de Guttuso en su gran empavesado, sus más decorativos pezzi da novanta en quienes los políticos han delegado el honor del sacrificio, sus escritores comprometidos, sus Malavoglia, sus Percolla, sus estudiosos de lógica cornudos, sus locos, sus demonios meridianos y nocturnos, sus naranjas, su azufre y sus cadáveres en la bodega: se hunde, amigo mío, se hunde... Y aquí estamos usted y yo; yo, loco, usted, quizá comprometido, con el agua que nos llega a las rodillas, hablando de Ragana, que si ha saltado detrás de su diputado o se ha quedado a bordo con los que van a morir.
—No estoy de acuerdo —dijo Laurana.
—A fin de cuentas, tampoco yo —dijo don Benito."

El segundo también es corto, pero en este caso es un suceso real que investiga Sciascia y es el asesinato de un inquisidor, Juan López de Cisneros, por parte de un fraile preso, fray Diego La Matina en Sicilia en 1657: "el racalmutés fray Diego La Matina. Capaz no sólo de alimentar tales pensamientos, sino de llevarlos a cabo sobre el inquisidor en persona, el ilustrísimo señor don Juan López de Cisneros. Miércoles, 4 [abril de 1657]. Fue enterrado en la iglesia de Santa María de los padres recoletos, llamada la Gangia, el ilustrísimo señor D. Juan López de Cisneros, inquisidor de este reino, que habiendo ido a visitar a unos prisioneros que se hallaban encerrados en las cárceles del palacio de los inquisidores, se le puso delante un religioso de nombre fray Diego La Matina, de la tierra de Racalmuto y la orden de la Reforma de Agustín, llamados también los padres de la Virgen de la Roca, y el dicho fraile, con espíritu verdaderamente diabólico y rompiendo los grilletes que llevaba en las muñecas, con esos mismos hierros le dio muchos golpes, dos de ellos mortales, uno en la frente y otro más grave en la cabeza, a causa de los cuales murió."

El fraile asesino es del pueblo de Sciascia. Esta investigación nos lleva a la relación entre la Inquisición y la política, los autos de fe, el pueblo y la nobleza siciliana y la herejía desgranando las causas de este suceso, aunque no llegamos a saber la causa final de por qué estaba encerrado cuando mató al inquisidor. Es un libro muy interesante, aunque ya advierto de que es un ensayo, no una novela. Hay muchas citas, muchas notas al pie, mucha investigación y mucha erudición. Está también muy bien escrito y supongo que la traducción habrá sido complicada porque se mezcla el español antiguo con el italiano, el siciliano, el francés y el latin. El traductor es Rossend Arqués y desde aquí mi reconocimiento.

Se nota la simpatía por el 'hereje' y así leemos:

"me han acompañado los recuerdos de personas a las que quiero y estimo, de mi familia y de mi pueblo, y que ya han dejado de vivir. Hombres, diría Matranga, «de tenaz opinión»: tozudos, inflexibles y capaces de soportar una enorme cantidad de experiencias y sufrimientos. Y he escrito sobre fray Diego como si fuera uno de ellos: hereje, no ante la religión (que a su modo observan o dejan de observar), sino ante la vida."

"el molinista fray Romualdo (su nombre secular era Ignazio Barbieri) había afirmado que fray Diego La Matina era un santo mártir y que tuvo el honor de ser martirizado por el Santo Oficio, igual que su penitente y seguidora sor Geltrude (cuyo nombre secular era Filippa Cordovana), en el Auto de Fe celebrado en Palermo el 6 de abril de 1724. Un santo mártir. Pero nosotros hemos escrito estas páginas para dar otra imagen de él, para decir que era un hombre y que mantuvo alta la dignidad del hombre."

El Santo Oficio estuvo funcionando en Sicilia hasta 1782 y he visto que en España se abolió definitivamente en 1834 en la regencia de María Cristina. Su poder fue inmenso y sin duda, al menos para mí, su influencia sobre el pensamiento, digamos mediterráneo, ha sido bastante funesta y parte de que España esté como esté. No se sabe qué fue antes, si el huevo o la gallina, pero esta España de rencores, envidias, escaqueo, egoísmos y falsedad tiene un claro entronque en esa Inquisición.

Dos buenos libros, a mí el primero me ha encantado y el segundo me ha resultado más árido, que os animo a leer. Me han interesado y os los recomiendo, al igual que cualquier libro suyo.



Pensamientos

Acabo de encontrarme por la calle con unas señoras que iban poniendo publicidad en los limpiaparabrisas de los coches sobre autoescuelas y me ha dado que pensar. No sé si dará para un post, la verdad, pero si me ha dado para unos pensamientos.

El primero es si es lógico poner publicidad de una autoescuela en un coche. La probabilidad de que la persona que lo vaya a conducir ya tenga carné es alta, o al menos eso espero! No sé, aunque a lo mejor triunfa y es el sitio perfecto para poner esos papelillos. Yo creo que tendrían más posibilidades con la gente que va andando o con los que van muy cargados por la calle, claro, que a estos sería difícil darles el papelillo... aunque de igual manera que pillan la publicidad con el limpia podían meterlos en los cinturones de esos señores (o señoras) que se ve que pasan dificultades por, es posible, no tener un coche o no saber conducir. No sería mucho más molesto que lo de pillar los papelillos en el limpia y que cuando no te das cuenta y tienes que usarlo te dejan el cristal hecho una obra de Tàpies. Pero ¿quién soy yo para dar consejos a nadie? Pues eso, nadie. Por si acaso es un método de publicidad que, por un raro arcano, funciona les propongo que amplien el negocio de las clases de autoescula y se vayan a dar papelitos de clases de natación a la salida de las piscinas, preferentemente a la gente que salga con el pelo mojado, que esos son los que más cerca de ahogarse han estado.

El segundo pensamiento es sobre qué tanto por ciento de esos papelitos que te ponen en el coche tienen éxito. Yo nunca he llamado a ninguno, ni la información que me han dado me ha sido útil nunca. ¿Vosotros que sois más sociables qué me decís al respecto? ¿Esos papeles os han convencido en alguna ocasión? ¿O más bien os habéis acordado del padre o la madre de alguien cuando se ha puesto a llover o le habéis dado al agua para limpiar el parabrisas? Creo que sería más útil, siempre que no seas impresor, poner directamente billetes de 5 euros con el nombre del negocio (en este caso autoescuela Trébol) y el número de teléfono escritos directamente en el billete. Cierto que el alcance sería menor dado que cada papelito, supongo, no les habrá costado cinco euros, pero la disposición del que lo recibiera sería mucho mejor, ¿o no?

Mi tercer pensamiento va con el nombre de la autoescuela ¿Trébol? ¿Qué clase de nombre es ese para una autoescuela? ¿Qué tiene que ver un trébol con un coche? Porque lo de trébol suena a suerte o algo así, parece que dice ya que tú no te sacarías el carné por tus propios recursos ni en cien años nosotros te ofrecemos... suerte. Cierto es que los nombres de autoescuelas dan para mucho. ¿A qué autoescuela fuisteis vosotros? La mía se llamaba Picasso y tenía un añadido de lo más curioso que era 'el arte de conducir'; mola, ¿eh? Así que podríamos decir que yo soy un conductor picassiano lo que bien pensado no sé si me deja en muy buen lugar...

En fin, razonamientos todos estos seguramente absurdos. Pero ¿qué esperábais?

A todo esto se me ocurre que no he pensado en la posibilidad de que alguien tipo Farruquito fuera a coger el coche para delinquir y al ver el papel se convirtiera y sufriera una caída del caballo (en este caso de vapor, sí, chiste malísimo) y se convirtiera en un probo ciudadano con sus papeles y licencias en regla. ¿Qué probabilidad es más pequeña? ¿La de que alguien haga caso al papel o la de que el que haga caso sea un conductor sin carné y decida redimirse?

No sé, voy diciendo tonterías y no llego a nada, seguramente igual que los papeles en los limpiaparabrisas...

En bici

Todos los veranos de mi infancia que recuerdo son en bici. Porque el verano-verano empezaba realmente cuando nos íbamos al pueblo. Sí, llamadme loca, mis vacaciones consistían en alejarnos de Santander y sus playas para pasar un mes entero en un pueblito en Segovia. Al principio ¡sin piscina! Para que os hagáis idea, entonces todavía no había piscina municipal y todavía no hay donde comprar el periódico.

No sé a qué edad empecé a montar en bici yo sola. Sé que me enseñó mi padre. A los cuatro: mis dos primas, mi hermano y yo, nos enseñó él. A los cuatro en la era, detrás de casa. Recuerdo vagamente esa sensación entre el pánico y la satisfacción al darme cuenta de que él había dejado de sujetar el sillín y saber que era mi pedaleo lo que mantenía el equilibrio.

La bici y el pueblo eran la libertad total. Desde bien pequeños salíamos por la mañana y no volvíamos hasta la hora de comer. En cuanto nos dejaban ‘espera un poco, hija, que ahora hace mucho calor y no hay quien pare por la calle’ volvíamos a salir hasta la merienda (o nos la llevábamos puesta) y otra vez no se nos veía el pelo hasta la cena. De casa a la plaza, de la plaza a la ermita, de la ermita al frontón, del frontón al parque, del parque a comprar chuches a la Conce, otra vez a la ermita… alguna incursión en los campos de girasoles para arrancar una cabeza y comernos unas pipas. Eso eran nuestros: días, bici bici y más bici.

Primero una orbea naranja con sillín blanco, luego una bh azul. Las dos heredadas de mi prima mayor. Luego tuve una propia. Roja y blanca. Es uno de los regalos de cumpleaños que mejor recuerdo. ¡Qué nerviosa estaba esperando que la trajeran! Mi padre flipó cuando, mientras hacíamos tiempo, al no salirme algo se me escapó un ‘joder’ de lo nerviosa que estaba. Fue bastante comprensivo a pesar de lo pequeña que era para decir semejante cosa.

Luego me hice mayor, dejamos de ir al pueblo y se acabó la bici. Los veranos no fueron iguales y nunca he vuelto a tener tanta libertad como entonces. No, nunca.

La semana pasada, C aprendió a montar en bici con sus abuelos. Ha sido capaz de guardar el secreto hasta que fuimos a buscarla para darnos la sorpresa. Es maravilloso verla pedalear toda orgullosa con sus piernas largas, la espalda recta y los ojos sonrientes.

Pero yo no puedo evitar sentir un poco de pena. Porque ella no tendrá esa libertad que yo tuve. Porque ya no tenemos pueblo, porque son otros tiempos y vivimos en medio de Madrid. Y porque su madre, la de C, es un poco más histérica que sus abuelos entonces. Ayer ya se ponía nerviosa si la perdía de vista y tardaba diez segundos más de lo previsto en dar la vuelta al parque.

Supongo que entramos en una nueva etapa. Bienvenida sea.

Salvajes y Antes del fin

Terminando las vacaciones me he leído estos dos libros: Salvajes de Don Winslow y Antes del fin de Ernesto Sábato.

La verdad es que después del Loro de Flaubert necesitaba algo que me reconciliara con los libros y me metí con Salvajes. Me había leído El poder del perro que me gustó bastante, aunque es un libro muy duro. Este libro es muy similar, aunque más sencillo de estructura y más corto (son 350 páginas). También trata sobre los cárteles de la droga, ahora de Baja California, de los policías de la DEA y en este caso de tres amigos que cultivan marihuana en San Diego y los problemas que tienen con ello. Es un libro sobre drogas, violencia y sexo. Mucha violencia. Al que se haya leído el primero y le haya gustado, este también le gustará. Al que no, pues tampoco y al que no haya leído ninguno, no guardan relación entre ellos salvo una breve parte en la que hace un resumen sobre todo el proceso de los cárteles y que se cuenta en este libro y que es el tema del poder del perro.

Yo me lo leí en un día. Me enganchó completamente y era lo que necesitaba en ese momento. Dentro de unas semanas estrenan la película y yo os recomendaría que lo leyérais antes de verla si es que váis a hacerlo. Yo seguramente no vaya porque no soy nada fan de Oliver Stone.

Unos párrafos para que veáis de qué va:

"Siente que su vida no tiene sentido, tal vez porque: si cavas un pozo en Sudán, vienen los janjaweed y matan a la gente de todos modos; si compras mosquiteras, los niños que salvas, cuando crecen, violan a las mujeres; si estableces una industria artesanal en Myanmar, el ejército se apodera de ella y esclaviza a las mujeres… Ben empieza a temer que esté a punto de compartir la opinión que tiene Chon sobre la especie humana: que las personas son fundamentalmente una mierda."

"Rupa se quedó, o sea, sorprendidísima, de que ganara Obama. —O sea, ¿y después qué? ¿Un mexicano? —Por lo menos alguien cuidará el césped de la Casa Blanca —la consoló O."

"Chon divide el mundo en dos categorías de personas: Él mismo, Ben y O. Todos los demás. Haría cualquier cosa por Ben y por O. Por ellos dos, haría cualquier cosa a todos los demás. Así de simple."

"—¿Y qué hago si te oigo farfullar «¡Hostia puta!»?
—¿A esta distancia? Nada.
Muchas preguntas existenciales encuentran respuesta poco después del «¡Hostia puta!». Como en la vida misma."



El segundo libro me lo dejó Livia a raíz de una conversación en tuiter sobre Sábato. Yo me he leído bastantes libros de Sábato. Que recuerde: el Túnel, Sobre Héroes y Tumbas, Abbadón el Exterminador, Heterodoxia, Sobre Hombres y Engranajes y Uno y el Infinito. Me gusta bastante, o al menos recuerdo que me gustaron en su momento. Los temas de casi todos los libros son los mismos: la cosificación del hombre, la técnica como base para su alienación, la desesperanza, la falta de sentido de la vida...

Este libro son unas memorias cortitas en el que hace un recorrido por su vida saltándose, como bien apuntó Livia, la parte en la que apoyó junto a otros intelectuales y escritores a Videla. Claro, esa es una parte importante de la que debería acordarse y no lo hace. Sí se acuerda de su salida del comunismo y como aprovechó un viaje a Europa para escaparse en cuanto tuvo ocasión previendo que sus diferencias dialécticas le pdrían salir caras.

Creo que es una persona un poco bipolar que se mueve entre depresiones y actividad frenética. Tal como cuenta su acercamiento y alejamiento de la física y las matemáticas, su pesimismo... me da esa impresión. Desde luego que es una persona que ha sufrido mucho. Perdió a su hijo, a su mujer...

Es un libro del que no se ha hablado con todo esto de los indignados y yo creo que va muy en esa línea. En que el poder no está en los ciudadanos ni en los gobiernos, que nos estamos cargando el planeta que hay que racionalizar este mundo en el que vivimos. En unas cosas creo que tiene razón y en otras puede que la tenga, pero yo pienso de otra manera.

Yo le noto, además de bastante desesperanzado, un poco gagá (dicho sin ánimo de ofender) y tiene párrafos en los que se refiere a lo Absoluto, a cosas como el chamanismo o a la escisión entre pensamiento mágico y lógico que me parecen un poco idas de olla, pero cada cual es libre de pensar lo que le venga en gana sobre el futuro del mundo, del ser humano y de las religiones.

Un libro interesante y amargo. Como dice en alguna página, se decidió por la ficción porque hay verdades que solo pueden decirse a través de la ficción. Creo que son mejores sus libros de ficción que estas memorias. Os pongo unos párrafos:

"Sin embargo, se mantuvieron callados ante las atrocidades cometidas por el régimen soviético, torturas y asesinatos que, como suele suceder, se perpetraron en nombre de grandes palabras en favor de la humanidad. Camus tenía razón al decir que "siempre hay una filosofía para la falta de valor". Ellos guardaron silencio cuando pudieron y debieron decir cosas sin temor a disentir, lo que es legítimo en reuniones pero indefendible en hechos que hacen al honor y a los valores por los que muchos, de manera horrenda y despiadada, perdieron su vida. No hay dictaduras malas y dictaduras buenas, todas son igualmente abominables, como tampoco hay torturas atroces y torturas beneficiosas. Y la lucha contra el capitalismo no debería haberles impedido el repudio de los actos que atentaban contra la dignidad de la criatura humana, cualquiera haya sido el nombre de la ideología que pretendía justificarlos."

"Escindido el pensamiento mágico y el pensamiento lógico, el hombre quedó exiliado de su identidad primigenia; se quebró para siempre la armonía entre el hombre consigo mismo y con el cosmos."

"Probablemente nunca comprenderemos del todo lo que nos quiso decir Kafka que expresó, en una de las obras más reveladoras y profundas del siglo XX, el desconcierto y el desamparo del hombre contemporáneo en un universo duro y enigmático. La caída del hombre en una realidad donde la burocracia y el poder han tomado el espacio de la metafísica y de los Dioses. Extraviado en un mundo de túneles y pasillos, atajos y bifurcaciones, entre paisajes turbios y oscuros rincones, el hombre tiembla ante la imposibilidad de toda meta y el fracaso de todo encuentro."


Kolonie Waldner 555

Pensaba hablar en un solo post de los tres últimos libros que he leído, pero este libro se ha ganado uno para él solito. Tal ha sido mi impresión al leerlo.

He de decir que me lo compré en uno de esos impulsos de libroadicto que tengo y al verlo por 1,89€ y ver a Heydrich en la portada no pude resistirme. Caro lo he pagado, ¡que lo sepáis!

En un principio pensé que era un libro de ciencia ficción nazi, campo que no tengo muy controlado. Salvo películas del Capitán América o Hellboy –además del interés de Himmler por el ocultismo que se presta bastante a la palabrería– no tenía mucha idea del tema.

Tengo que avisar de que a partir de ahora este post va a tener SPOILERS como montañas. Aviso por si alguien (lo dudo) quiera leerse semejante engendro.

La novela cuenta la historia de unas supuestas bases nazis en sudamérica donde desarrollaban durante la guerra projectos de alto secreto de tecnología punta. Aparece un piloto quemado con un anillo de las SS al que se lo llevan los militares estadounidenses de un hospital en Manaos a donde lo habían llevado unos pescadores. A partir de ahí se nos van mostrando los distintos proyectos nazis ocultos como naves antigravitacionales, fuentes ilimitadas de energía, rayos solares, etc.

Podría tolerar todo esto, a fin de cuentas un libro de ciencia ficción no tiene más que ser verosímil, mostrar algunos principios de física o descubrimientos asombrosos y poco más. Así, según va desarrollándose el libro llegan a inventar una nave antigravitacional que vuela de Chile a Praga en dos horas. Y a partir de ahí crean una flota de estos discos voladores con los que llegan a la luna y montan una base nazi en ella. Ya digo que todo esto lo tolero. Es fruto de la imaginación y ésta es libre.

Podría tolerar que al final del libro se sucedan epílogos (tiene cinco o seis) en los que se sugiera de manera muy directa que no es ficción, sino que es muy probable que todos los fenómenos ovni sean naves nazis que nos vigilan y que cuando los americanos fueron a la luna vieron la base allí y que las naves escoltaban a los cohetes y que por eso no se ha vuelto a ir a la luna. De igual manera se sugiere que unos vuelos que provocaron el pánico en Los Ángeles y en Washington DC estaban tripulados por nazis lunares. Me parece de personas con el seso un poco flojo, pero allá ellos. El pasar de ser un mero entretenimiento posibilístico a ser algo 'con visos de realidad' me da un poco de lástima, la verdad, pero allá cada cual. Así tenemos:

"La NASA no ha revelado la existencia de los ovnis del Reich ni siquiera a sus propios astronautas, que nunca fueron prevenidos y tuvieron que enfrentarse súbitamente a la sorpresa de encontrarse de golpe con esas astronaves durante sus misiones en el espacio".

"Con este último comentario estoy haciendo referencia a las teorías de otro investigador poco conocido en los círculos ovnis: Richard Ross, renombrado dibujante de estructuras mecánicas y de artefactos exóticos, interesado en la posibilidad de que el legendario «chupacabras» de la selva amazónica, que causó estragos en ciertas comunidades ribereñas a finales de la década de los setenta, era una plataforma voladora que proyectaba haces de microondas creados por la empresa alemana Siemens"
. Ya lo sabéis, el chupacabras es de Siemens...

Pero lo que no puedo tolerar es lo MAL escrito (había puesto escroto) que está el libro. De esta manera tenemos situaciones como esta:

"UN PLAN PARA SUDAMÉRICA
Verano de 1938

El aria número dos del primer acto de La Flauta Mágica de Mozart, «Der Vogelfänger bin ich da», sonaba con fuerza en el despacho de Helmut Langert. Fue la última obra de Mozart y la compuso para ayudar económicamente a su amigo el empresario teatral Emanuel Schikaneder. Es la obra cumbre del singspiel. Fue estrenada y dirigida por el propio Mozart en el teatro Wien de Viena el treinta de septiembre de 1791 y sí, era una obra con claros tintes masónicos que el genio de Salzburgo había escrito durante su pertenencia a la orden. «Todos lo sabían ¿y qué?» pensó con una sonrisa. De todas maneras, esta versión dirigida por Karl Böhm en 1941, era extraordinaria"
¡¡Que cinco líneas más arriba has dicho que es 1938 y pones un disco de 1941!! Un poco de rigor, por favor... Lamentablemente no es lo único. También se puede leer:

"–Bien doctor Neustadt, si partimos de la base de que el aire es la combinación de muchos gases, donde destacan por su importancia y presencia el oxígeno en un sesenta y nueve por ciento y el nitrógeno en un veintiuno por ciento". Practicamente al revés de la composición del aire que es un 21% de oxígeno y un 78% de nitrógeno. Cosas así me ponen de los nervios porque eso no es una licencia de ciencia ficción, es ignorancia y falta de revisión del libro.

"Notaban el desfase horario que acababan de sufrir, unas ocho horas, pero no había opción para descansar o dormir". Esto después de un viaje de dos horas. ¡DE DOS HORAS! ¿Qué cansancio y ganas de dormir van a tener después de un viaje de dos horas?

Y si queréis errores de concordancia o de redacción también os puedo poner varios:

"Su papel era determinante y hacían la diferencia entre la vida y la muerte de un paciente accidentado por las más diversas causas". Hacían la diferencia, ojo al dato!

"En un fuego, por ejemplo, el oxígeno no se inflama, pero suministra el oxígeno suficiente para la combustión". Atención a este oxígeno que suministra oxígeno...

"Sorprendentemente, antes de obtener el permiso oficial para la instalación de las bases en Brasil, los Estados Unidos ya se estaban instalando. Pero ello no debe sorprender ya que los submarinos alemanes habían hundido cinco mercantes brasileños, que transportaban ayuda militar a los aliados". ¿Sorprendentemente no debe sorprender? ¿En qué quedamos?

"–Sólo yo puedo ir y tú lo sabes. Es lo más rápido –dijo con firmeza August Stukenbrok ante la situación planteada por Helmut a sus hombre reunidos ante él–". Me niego a comentar algo de este sinsentido.

"Te permitirá una velocidad próxima a los doscientos veinte kilómetros por hora y llevará incorporado unos depósitos suplementario para incrementar el radio de acción". Anacoluto del siete.

"Todos se sumaron al esfuerzo, aunque no resultaba difícil aquella superficie de hormigón totalmente plana. Una vez fuera ya sólo quedaba partir". ¡¡Es que las superficies de hormigón no resultan difíciles!! Será aunque no resultaba difícil EN aquella superficie...

"Volaremos a unos veitne mil metros de altura y a una velocidad de siete mil kilómetros por hora". Los famosos veitne mil metros...

"–Los trabajos continuaron a buen ritmo y se cogieron algunas muestras más de piedras y pequeñas rocas esparcidas por la superficie, hasta un total de vienticinco kilos". Los famosos vienticinco kilos...

En fin, según Anniehall en el pecado llevo la penitencia porque ¿a quién se le ocurre? Casi no me atrevo a poner el link del libro, pero por si hay algún conspiranoico con grandes tragaderas entre el público, este es su libro: