La belleza y el dolor de la batalla

Me he leído este libro de Peter Englund sobre la primera guerra mundial. Es un libro magnífico y que creo que será un muy buen regalo para estas navidades. El libro nos cuenta la vida de veinte personas reales a través de cartas, diarios, documentos, etc.

Esta reconstrucción nos lleva desde la alegría desaforada cuando se declara la guerra y corren para alistarse hasta los horrores posteriores y como cambia a todas estas personas. Dentro de menos de dos años se conmemorará el centenario del inicio de la Gran Guerra y supongo que habrá muchos libros al respecto y exposiciones y eventos.

Estos veinte personajes son muy variados y aparecen en escenarios y campos de batalla a lo largo de todo el mundo. Al principio, en el prólogo, se nos dice que dos morirán, dos quedarán hechos una piltrafa, dos serán héroes de guerra, a dos los harán prisioneros y uno se volverá loco y poco a poco iremos sabiendo qué destino le espera a cada uno.

El libro está narrado a través de pequeños capítulos de pocas páginas y vamos saltando de una persona a otra lo que hace que sea muy ameno, aunque tiene bastantes páginas. Yo iba a proponerlo para nuestro club de lectura, pero entiendo que puede ser un poco duro si no te atrae el tema, aunque ya digo que es un libro magnífico y que compré en uno de mis arrebatos de 1,89€ en Amazon. Esta vez acerté, sin duda.

El autor dice: "Pese a todas las diferencias en cuanto a destino, roles, sexo y nacionalidad les une el hecho de que a cada uno de ellos la guerra les robó algo: la juventud, las ilusiones, la esperanza, la humanidad; la vida." Al final te sientes próximo a todos ellos y sientes su miedo, su emoción, su deseperación, sus esperanzas, su indignación. Es muy cercano. En el libro vienen un montón de fotos y yo ahí voy a hacer una crítica respecto a la versión digital, que es la que he leído. Entiendo que en la versión en papel se agrupen las fotos en esos cuadernillos en páginas satinadas cada cien o doscientas páginas, pero en la versión digital no es necesario. Se puede poner cada imagen en el fragmento correspondiente y quedaría mucho mejor.

He subrayado infinitud de fragmentos y a continuación os pongo algunos:

"Lo que queda anegado en este maremoto de emociones inflamadas es la cuestión de por qué hay que luchar. Son muchos los que como Stumpf creen saber de qué va la cosa «en realidad» y esa «causa real» está ya sepultada bajo el hecho de estar en lucha. La guerra muestra los primeros signos de convertirse en su propio objetivo. Pocos son ya los que mencionan Sarajevo".

"Esta guerra solo se volvió inevitable en el momento en que se consideró como tal. Cuando las razones son vagas y los objetivos difusos hay que echar mano de la energía que contienen las palabras sabrosas y chorreantes".

"Los búnkeres suelen estar decorados con irónicas consignas. Una muy popular: «Los alemanes solo tememos a Dios y a nuestra propia artillería»".

"Mastico y me concentro. Pero mi paladar no reconoce el gusto, así que saboreo este pan blanco como si de algún alimento nuevo se tratara, uno cuya reputación y sabor fueran completamente desconocidos para mí. Más tarde comprendí que el pan realmente era el mismo que había en casa. Soy yo quien ha cambiado; a ese pan blanco tan bueno que antes daba por sentado, la guerra le ha dado un sabor nuevo y extraño".

"Se vuelve hacia uno de los soldados que le quedan, a fin de entregarle un saco con granadas de mano, cuando el hombre se derrumba. Al mismo tiempo, [...] nota que su brazo derecho cae hacia abajo y que el saco se le escurre de la mano. Una bala ha traspasado al soldado que [...] tenía delante, luego la bala ha girado sobre sí misma continuando su trayectoria encarada por el extremo romo hasta penetrar en el hombro [...], donde se ha detenido. Mareado, [...] ve crecer una mancha roja en la manga de su guerrera. Las rodillas se le doblan. Alguien le da a beber una mezcla de agua con ron. Se levanta con paso vacilante, exhorta a sus hombres a que sigan. Entre lo último que recuerda está la idea de que no puede desmayarse: «Solo las chicas se desmayan». Después se desmaya".
He quitado el nombre para no destripar nada.

"«En tiempos de guerra la peor de las torturas mentales se da cuando tus pensamientos se desbocan y anticipan aquello que aún no has realizado o vivido»". Esto enlaza con lo que tan bien escribía Molinos sobre el luto hacia delante, pero en este caso es el luto respecto a tu propia vida, que le da una vuelta de tuerca más y te hace pensar sobre muchas cosas.

"Pude bajar del cadalso del sufrimiento para regresar a un mundo de paz y vida. Creí que era la misma persona que había sido antes de pasar diez días cara a cara con la muerte. Me equivocaba. Había perdido mi juventud".

"Y ha sobrevivido. Escribe en su diario: Mudo asombro ante este renacimiento, ante la posibilidad de poder captar nuevas impresiones sentado al sol en la entrada de mi tienda. La vida es un bocado delicioso que masticas en silencio con buenas muelas. Los muertos son camaradas impacientes que partieron con prisa para cumplir misiones desconocidas; en cambio, nosotros sentimos la cálida caricia de la vida al saborear algún entrañable recuerdo de familia: el alivio de poder comunicar una vez más a los pobres padres de allá abajo el retorno del hijo pródigo, cosa en la que no tenías valor para pensar el día de la partida".


En fin, un libro impresionante, conmovedor y maravilloso que os animo a leer a todos. Una curiosidad: el autor es un escritor sueco que es secretario de la Academia sueca y es el encargado de comunicar el ganador del premio Nobel de literatura, además de participar en las deliberaciones.


8 comentarios:

  1. Yo lo que veo es que cuando estalle la Tercera Guerra Mundial a principios de 2013, tú vas a ser el que esté más preparado.

    ResponderEliminar
  2. Pues me lo apunto. No se ven tanto (o no se publicitan) los libros de la Primera Guerra Mundial. Supongo que queda sepultada por la Segunda, pero fue una guerra de trincheras terrible. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho. Yo lo tengo en formato digital. Si quieres te lo paso, Carmen.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Bosco.

    Creo que éste me lo salto, demasiada guerra seguida...pero me lo salto con dudas, que conste, que la reseña es motivadora.

    ResponderEliminar
  5. Pues si alguna vez te apetece, me lo pides y te lo dejo encantado.

    Te estás empeñando en que cuaje lo de Bosco y lo vas a conseguir...

    ResponderEliminar
  6. Sí, Bosco, es mi meta personal. Los dos lo sabemos.

    ResponderEliminar