Un oscuro fin de verano

Este fin de semana me he leído este libro de Inger Wolf. Es una novela negra al uso de una escritora danesa y es que estos nórdicos parece que tienen el monopolio de la literatura de crímenes. El motivo de leerlo con otro libro empezado, el del club de lectura, es que se me habían quitado las ganas de leer. Son cosas que pasan, hay veces que te apetece más y otras menos, pero quería saber si era por el hartazgo del libro del club, un tocho de 900 páginas, o porque estaba cansado sin más.

Y el resultado es que es el libro el que me tiene comida la moral, es mi némesis en el mundo de los libros. No pasa nada, es descriptivo, con diálogos saramaguianos (en el peor sentido del término), sin ninguna reflexión interesante, cambia de estilo y de época a cada rato, tiene monólogos interiores... en fin, lo dicho, mi némesis, pero de eso ya hablaré cuando llegue su momento, si es que consigo acabarlo.

Este libro es una lectura entretenida, aunque no es nada del otro mundo. Hay una pareja de policías principales, uno de padre croata, solitario y algo misántropo y una experta en informática que quiere dejar esa parte y convertirse en inspectora de homicidios. Así va pasando la historia, hay crímenes, hay muertos putrefactos, hay giros inesperados y final con tiros, persecuciones y demás.

Ya os digo que es lo que se le puede pedir a un libro de este tipo. No es Jo Nesbø, ni se aproxima, pero tampoco es Arnaldur Indridason, gracias a Dios. Un libro entretenido y que me ha venido bien para darme nuevos ánimos lectores.

Respecto a la tradución, es en exceso leísta (cómo no) y tiene algunos párrafos que no sé si son creación de la traductora o están así en el original como: "Al hombro llevaba el bolso desbordado de papeles. La correa se le incrustaba pérfidamente en la carne a cada paso que daba escaleras arriba entre suspiro y suspiro". Eso de que un bolso se clave pérfidamente no me acaba de gustar... O cuando dice que "La casa de Tony Hansen estaba igual de destartalada que la última vez que fueron a hacerle una visita". Ese destartalado me suena más a que hay que hacer obra que a que haya que ordenar y recoger, pero a lo mejor sí que está bien puesto. "-Gracias -dijo el comisario cogiendo la taza verde, un auténtico cangilón que jamás podría beberse". Está bien usar la palabra cangilón, pero no sé si en danés se usó la misma palabra o es una licencia de la traducción y me sospecho que es lo segundo. También aparece "La verdad es que fue lo más difícil de todo, porque no paraba de gañir; no le gustaba el olor a sangre". Gañir es un verbo muy específico. Si es una novela negra y la danesa utiliza esas palabras entonces está por encima de la media del género, pero no sé por qué a mí me da que es más trabajo de la traductora...

Hay otros párrafos como:

"Por eso luego no han querido entregar a nadie a La Haya, en su mundo no existen los criminales de guerra, sólo los héroes. Ellos no hacían sino recuperar lo que creían suyo. -Pero eso es algo que ocurrió en el ejército, no se puede juzgar por ello al resto de los croatas -objetó Lisa. -No, pero permitieron que ocurriese. Todo empieza cuando dejas de hablar con el florista de la esquina porque su origen es diferente, porque el antagonismo lleva años infiltrándose a través de los medios, y un buen día ese florista, como en toda psicología de guerra, se convierte en el malo según la maquinaria propagandística. Denuncias a tu vecino. Hay tanta gente que carga con algo en la conciencia que ya no tienen ganas de hablar de aquella época."

"-Qué sitio tan raro -reflexionó Jacob-. Según Sartre, estamos condenados a ser libres, de modo que si uno elige voluntariamente una situación en la que hay reglas para todo, puede llegar a sentir que han elegido por él.
-¿Qué quieres decir?
-Quiero decir que la libertad conlleva responsabilidad, pero la responsabilidad puede llegar a resultar bastante angustiosa. Y, como dijo no sé quién, el hombre se siente entonces atrapado aunque el compendio de su vida sean actos libres. Los miembros de esta secta están menos condenados porque lo que han de hacer ya está escrito, y eso tiene necesariamente que quitar de en medio un buen montón de dilemas y hacer la vida menos problemática."

"¿Qué pasaría si ya nadie se quejara del estrés que lleva a la depresión porque de pronto existiera una solución definitiva, una solución exenta de problemas y sin ningún efecto secundario? Es importante que la gente grite y se rebele contra un progreso que implica que las cosas vayan cada vez más y más rápido."

Un libro entretenido para los que os guste la novela negra. Y yo vuelvo a mis tormentos...

8 comentarios:

  1. Hace un tiempo que leo poco, y me ha apetecido bastante volver a probar con este libro. Eso sí, seguro que luego adivino al asesino y me cabreo ;)
    Por cierto, creía que la entrada iba a ir de un tema totalmente diferente...

    ResponderEliminar
  2. Si os gusta Almudena Grandes (no es mi caso) y queréis algo policíaco entretenido, podéis probar con Nele Nehaus.

    Aquí esta la reseña que hice en Goodreads de "Blancanieves debe morir". En resumen lo mejor el título, pero bueno, se lee de un tirón.

    http://www.goodreads.com/book/show/13578290-blancanieves-debe-morir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya fallo, estaba loggeado y por eso salía mi opinión la primera. Si queréis verla buscarla en las que están con 2 estrellas
      http://www.goodreads.com/book/show/13578290-blancanieves-debe-morir

      Eliminar
  3. Bueno, es que eso de adivinar o no el asesino depende tanto de cada uno... Es cierto que el título da para hablar de otras cosas...

    Hermano E, el primer link y el segundo son el mismo y al no estar logueado me da el mismo resultado. No sé, el título es bueno, pero después de tu reseña no me entran muchas ganas de leerlo... ¿Merkel? XDD

    ResponderEliminar
  4. Bosco, me ha encantado lo de "mi némesis". Te imagino en plan "no podrás conmigo o moriré en el intento" todo muy épico.

    Llevo 20 páginas y no me ha disgustado, ya veremos.

    ResponderEliminar
  5. La épica es lo que me queda. La verdad es que casi todos los libros del club los leo por ser del club, si fueran para mí los había dejado de leer.

    ResponderEliminar
  6. El bolso que se clavaba pérfidamente... me da rabia que no se me haya ocurrido a mí, porque parece más de un texto de humor que de otra cosa.

    ¿No te gusta Indridarson o es porque es alegre como un cascabel? A mí me gustó mucho "La mujer de verde" y algo menos "La voz", pero si va por el prota, menuda juerga de tío.

    ResponderEliminar
  7. Solo me he leído la mujer de verde y no me gustó porque no hay caso ni hay nada. A lo mejor iba esperando otra cosa, no lo sé.

    ResponderEliminar