Green shadows, white whale

"When it was over, I was reminded of Elijah at the gangplank or myself in Beverly Hills in the bookshop buying my portable Melville and hearing that strange woman’s prophecy of doom: “Don’t go on that journey.” And my naive response, “He’s never met anyone like me before. Maybe that will make the difference.” [...] Years have passed and rereading the material, I have no reason to revise my opinion. The bottom sum is John Huston changed my life forever. By offering me Moby Dick, my first screenplay, he gave me a chance to move out into the world and be recognized for the first time".
Ray Bradbury. Green shadows, white whale.

Llevo una racha no ya buena, sino superior. Me estoy leyendo libros buenísimos. Estoy disfrutando de la lectura. Ni siquiera el Club de Lectura ha roto la racha... ¡y que siga!

A este libro le tenía muchas ganas y al final me decidí a comprarlo. Podía haber esperado a navidades por si caía, pero en kindle es mucho más fácil leer en inglés y, además, suele ser más barato.

Moby Dick es un libro buenísimo. Sin duda. La película de Moby Dick no es tan buena, o a mí no me lo parece. Gregory Peck no queda bien como Ahab. Las escenas nocturnas tienen más luz que las del día y Moby Dick se ve completamente de corcho. Aún así atrapa y tiene algo que no sé definir que a la vez que te aburre un poco te hace querer seguir viéndola.

Bien, este libro trata sobre la escritura del guión de la película. John Huston contrató a Ray Bradbury como guionista. Bradbury ya había escrito Crónicas Marcianas y Farenheit 451 y era relativamente famoso. Admiraba a John Huston y se lanzó a la aventura de trabajar junto a él. John Huston debía ser un elemento de mucho cuidado. Egocéntrico, colérico, mimado... una joya. Y parte de eso se ve en este libro a pesar de la admiración de Bradbury por él se muestra lo difícil que era trabajar con él.

Pero esa no es la parte que más me ha gustado del libro. Si tuviera que definir el libro diría que es algo parecido a "El hombre tranquilo", la película de John Ford. La mayoría de las historias que cuenta es sobre la gente que conoció en Irlanda. Historias tronchantes y que muestran esa Irlanda que está muy cerca del realismo mágico. Tal y como dice más o menos en algún punto del libro la inteligencia es lo único que produce esa isla. Esas historias, esa capacidad para reírse de sí mismos, el misterio...

También es posible que esa Irlanda sea solamente una creación literaria. No lo sé. En cualquier caso a mí me encanta. Me encanta "El hombre tranquilo", me encanta este libro. Ahora, a word of caution, es bastante difícil de leer. Por un lado usa las expresiones irlandesas y la forma fonética de cómo pronuncian las palabras (como Jaisus en vez de Jesus o me en lugar de my), y por otro lado está escrito en un idioma literario que lo hace especialmente difícil. Yo me lo he pasado estupendamente leyéndolo, pero advierto que hay que tener un nivel alto de inglés o las suficientes ganas para dejar de entender frases y seguir adelante.

Tampoco quiero destrozar el libro, pero os contaré sólo una de ellas para que os hagáis una idea: en un momento se muere un Lord de la zona y todos los parroquianos se lamentan de que se vaya a echar a perder el vino que tenía en sus bodegas. Empiezan a pensar que a lo mejor se lo deja a la gente en herencia o piensan en ir al castillo a asaltar la bodega. En esto llega el entierro y allí un abogado revela su última voluntad que es que, como en el pueblo son todos unos brutos que no apreciarían el vino, viertan sobre su tumba todo el vino que tenía. Todos se encolerizan, y el que más el cura, afirmando que eso es sacrilegio. Se reúnen y finalmente se les ocurre una idea. Se juntan con el abogado y le dicen que con tal de que el vino termine en la tumba, el camino intermedio es indiferente, a lo que el abogado tiene que admitir que sí. Entonces asaltan las botellas afirmando que durante la próxima semana dejarán que la naturaleza siga su curso y vaciarán las vejigas siempre que tengan ganas en la tumba del Lord. Bueno, muy divertido. Como esta hay muchas historias y mucho más divertidas de lo que yo pudiera transmitiros.

En fin, unos párrafos:

—¿Tiene usted idea de cuantos profesores universitarios que se han paseado por aquí con migrañas? 
—Nunca
—El cerebro se daña por tratar de buscar respuestas, ¿no lo piensa usted así?

"Un hombre excelente" dijo Finn, tomándose un trago a su salud, "a pesar de que pasara dos semanas al año en Londres".

Nace alguien y puede que lleve la mayor parte del día el que las noticias fermenten, se filtren, o circunnaveguen los riachuelos irlandeses hasta la ciudad más cercana y hasta el mejor pub, que es el de Heeber Finn. Pero deja que alguien se muera y una orquesta sinfónica entera sobrevuela los caminos y las colinas. ¡La fanfarria corre a través del campo para rebotar en todos los tablones del bar y hacer a todos los bebedores pedir más!

Os lo recomiendo. A lo mejor lo hay en español. La verdad es que no lo he mirado. Un libro corto y divertido sobre el guión de Moby Dick y sobre muchas más cosas. ¡Por allí resopla!
Por cierto, aprovechando el tema, os voy a comentar que hace unos meses me compré una revista dedicada completamente a Moby Dick, a Melville y a las aventuras marinas. Parece que es el primer número de una revista anual sobre clásicos de la literatura universal. Creo que el segundo número será para la Isla del Tesoro. A esta revista ya hay que venir leído de casa porque se habla de traducciones, de versiones, de interpretaciones, de ilustraciones y de biografías del autor y de los personajes. Me está gustando bastante, aunque la estoy leyendo a salto de mata. Pero si eres un fan de la ballena blanca no puedes perdértela. Hay artículos de Muñoz Molina, de Savater, de Pérez-Reverte (aunque lo que escribe no tiene mucho que ver con Moby Dick), de Garci, y de otros muchos. Algunos conocidos, la mayoría desconocidos para mí.

14 comentarios:

  1. Sí que la anécdota del vino parece sacada de "El hombre tranquilo"

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, que he visto la lista de libros pendientes y es como la balda de Bichejo, pero en monstruo! XD

    ResponderEliminar
  3. Es muy de ese estilo, Loquemeahorro. A mí me ha encantado.

    ResponderEliminar
  4. ¡Ya lo aparté en la biblioteca! No tengo kindle porque me sé torpe, olvidadiza y pierdetodo y últimamente no compro libros, sólo saco de la biblioteca.
    Pero lo que me tiene muy, muy interesada es esa revista que comentas, yo quiero el ejemplar dedicado a La Isla del Tesoro, que es uno de mis libros favoritos de siempre.
    Muchas gracias por publicar tus opiniones, aunque no siempre coincidamos en gustos.
    Q.Beta
    Se me olvidaba, los cuentos de Turgenev, ¿los leíste en inglés o en español? ¿qué traducción te parece mejor?

    ResponderEliminar
  5. Me acabo de leer Moby Dick, ahora tendr'ia que volver a ver la peli.

    ResponderEliminar
  6. Q.Beta, Turguenev me lo he leído en español y no en inglés. La mayoría de las traducciones de rusos de hace diez años para atrás están traducidos no del ruso, sino del francés o del inglés.

    Este libro está muy bien, y también la revista. Para el de la Isla del Tesoro habrá que esperar. Yo este año quiero leérmelo y no sé si atreverme en inglés...

    ResponderEliminar
  7. Pseudosocióloga, la película está bien en muchas cosas, pero hay ratos que es un poco aburrida.

    ResponderEliminar
  8. Mi balda es un horror, así que te compadezco.

    No me gustan los libros de aventuras, es una tara que tengo.

    ResponderEliminar
  9. Me parece muy bien, Bichejo. A cada uno le gustan cosas distintas. Ahora, ni Mobi Dick ni este libro son libros de aventuras. Este es prácticamente un libro de viajes y anécdotas de la escritura de un guión y Mobi Dick es más un libro filosófico sobre la condición humana que un libro de aventuras.

    Ahí queda eso.

    ResponderEliminar
  10. Tras siete meses a vueltas con la pescadilla de melville, me voy a tomar un respiro.
    ¿que revista es esa? ¿la tienes?
    La pelo no la he visto.

    ResponderEliminar
  11. Pues la revista del link. Se llama graphiclassic y sí la tengo, aunque en papel, Consu's. La peli es extraña. Creo que deberías verla ahora que tienes el libro fresco.

    Carmen, no es imprescindible, aunque ayuda. Sobre todo cuando habla de los personajes y de las escenas de la película... Aunque Moby Dick puede ser un claro ejemplo de cómo hablar de los libros que no se han leído... o puedes hacer una apostilla que sea como leer libros que hablan de libros que no se han leído... XD

    ResponderEliminar