No daba yo un duro...

...por que fuera a escribir este post. O al menos con el resultado que os voy a contar.

Recordaréis (y si no podéis pichar aquí) mi sorpresa cuando recibí una multa diciendo que había aparcado mal mi coche en Arenys de Mar y que, consecuentemente, debía pagar 70 euros por dejar mi coche en una zona peatonal.

Me parece muy bien que se multe por cosas así. Muchas más multas tenía que haber y sobre todo si no se pone en marcha mi plan de llevar a todos los niños españoles durante veinte años a Dinamarca para que vuelvan bien educados y entendiendo lo que es vivir en sociedad y la importancia de pensar en los demás. Vamos, hasta que mandáramos españoles y volvieran ciudadanos.

El principal problema es que... yo nunca había estado en Arenys de Mar y menos aún el día de la multa, que estaba en Madrid, en verano y trabajando. Me sentí atrapado por la rueda de la burocracia y ya me veía pagando esos 70 euros. Una indefensión total se apoderó de mi, pensando que eso de que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario son palabras bonitas, pero cuando el recurso se pone ante la adminstración que te ha puesto la multa parece difícil que te vayan a escuchar. Queda la vía judicial, claro, pero ahí la indefensión es mayor aún dado que cuestan más las tasas judiciales que el importe de la multa, además del tiempo y perjuicio que te supondría tener que luchar por la verdad. A veces es más fácil pagar 70 euros y tragar que luchar y perder mucho más.

El caso es que hablé con el seguro y resulta que tengo incluido en mi póliza un servicio de recursos de multas y me puse en sus manos. Ellos elaboraron mis cartas. Volví a recibir la misma multa otra vez. Volví a recurrir y la última vez me indicaron en una carta que por la naturaleza del recurso sospechaban que me estaba tramitando los papeles un tercero y que tenía que presentarme en la oficina de multas de la Diputación de Barcelona para acreditar mi identidad y la de la persona que me representaba. Ahí ya me vine abajo porque tener que ir a Barcelona en horario de trabajo para pasarme por la diputación para acreditar mi identidad me iba a costar mucho más que la multa. Pero nuevamente los del seguro me dijeron que simplemente tenía que firmar una carta que ellos me mandaban y mandarla desde una oficina de Correos por correo administrativo. Así lo hice y... ¡tachán! ¡Me han sobreseído el expediente!

No daba yo un duro por que pasara, pero así ha sido. Estoy muy contento por ello, aunque sigo pensando que eso de tener que demostrar tu inocencia en lugar de que el señor guarda municipal tenga que demostrar tu culpabilidad está muy mal.

No creo que después de esto me queden ganas de pasarme por Arenys, pero al menos no se ha consumado una injusticia. He sabido de otros casos igualmente falsos en los que a los agraviados no les ha quedado más remedio que pagar. Y entiendo que dé rabia, mucha rabia.

8 comentarios:

  1. Tampoco te pierdes nada por no ir a Arenys de Mar.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que lo hayas podido resolver.
    ¡Es absurdo tener que gastar más en tasas judiciales que el importe de la multa que recurres! Me da mucha rabia cuando se aplican unas normas preestablecidas antes que el sentido común.

    ResponderEliminar
  3. Me quedo más tranquilo, Pseudosocióloga.

    Zoe Ravenclaw, es un despropósito.

    ResponderEliminar
  4. Es una historia de locos. Me alegro mucho.

    A mí lo que me pasó (no es comparable, pero bueno), es que anulé una multa del SER pagando mis tres euros, y les dió igual, me la mandaron como si no la hubiera quitado. Recurrí, y no me ha vuelto.

    Pero esto tuyo es la pera.

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena y oy, lo de enviar a españoles y que nos devolvieran ciudadanos me parece genial ¿dónde hay que apuntarse?

    Nunca olvidaré una cosa que vi en un Españoles por el mundo (o madrileños, o lo que fueran) en el que estaban en un parque de .... de ... de un país civilizado y dice la (presunta) periodista
    - Qué limpio está el parque
    - Es que aquí nadie tira un papel al suelo
    - ¿Por qué? ¿porque ponen muchas multas?

    Aaaaaaay (suspiro)

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, Loquemeahorro. Da mucha envidia ver que hay gente que es capaz de pensar por sí misma que tirar un papel al suelo está mal.

    ResponderEliminar