Las cosas del comer

Me gusta comer. De niña era muy golosa pero ahora soy omnívora. Me gusta mucho comer de todo ¿de todo? Sí, de todo porque yo no tengo manías. No, sólo me gusta comer las cosas de la manera que mejor están. Y punto profundo (que diría Newland).

Digo esto porque Tochi se muere de risa cada vez que digo que no tengo manías y me las recuerda de vez en cuando. El caso es que reflexionando sobre la cuestión me he dado cuenta de que puede que sí, puede que sea un poquitín maniática con la comida. Si hubierais visto tantas veces como yo Cuando Harry encontró a Sally este momento os traería a la memoria una escena en particular sobre mujeres ‘poco exigente'.



Y, por si os habíais quedado con la duda, ésta es Sally pidiendo.




Pues eso, yo solo quiero las cosas como más me gustan. Jamás querría para mi boda una tarta de coco (puaj) pero esa es otra historia.

Así que, completando la serie sobre manías que inicié hace tres años (o no, que dice Tochi que con la ropa soy aún peor, yo también te quiero, Tocha) ahí van unas pocas sobre la comida:

  1. La primera viene directa de mi más tierna infancia. No puedo comer espinacas cocinadas. Pasé demasiadas tardes entonces frente a un plato cada vez más frío de plasta verde. Si además me las pones con bechamel puedes apostar que tendré arcadas viendo ‘losh hilillosh’ de espinaca en cascada por el tenedor. Crudas sin problemas.
  2. El tomate frito. Mi tomate frito es divino. Eso es así. Lo malo es que últimamente no me entretengo en hacerlo así que lo compro. Pero no me vale cualquiera. Más bien no me vale casi ninguno. ND prefiere el *rl*nd* pero todo el mundo sabe que eso ni es tomate ni es nada. Según él, he destrozado una de sus comidas preferidas al añadirle tomate sin almidón, conservantes y frito con aceite de procedencia contrastada. Alma de cántaro. Yo soy esa, sí, esa oscura clavellina que va de esquina en esquina cogiendo todos los botes de tomate del súper para leer los ingredientes.
  3. Las lentejas. Las lentejas son pardinas o no son. Ea. Aquí nuestra guest starring favorita apostilla que si no son lentejas, quién sabe qué serán.
  4. El microondas es el mal. No descongelo en el microondas, antes dejo a mis hijos sin cenar (Tochi dixit, otra vez). Bueno, no tanto, pero no me gusta nada descongelar en el microondas. Y, si el tiempo lo permite, no lo uso para recalentar tampoco. Podría vivir sin él, sí.
  5. El queso. El queso, si es tipo manchego, tiene que ser de oveja. Mezcla mal. Y tiene que llevar un rato fuera de la nevera para comérmelo.
  6. Del jamón, sus variedades y mis preferencias ya os contó ND lo que os tenía que contar.
  7. Croquetas, escalopes y otras cosas rebozadas con salsa ¡no! Hay pocas cosas en el mundo que me gusten más que un escalope o unas croquetas. Pero ¿por qué en tantos sitios les ponen salsa? Lo bueno del empanado es que esté crujiente, si la salsa lo toca, lo ablanda y entonces pierde la gracia. Que sí, que con salsa puede estar muy rico pero ponla aparte y sin tocarlo, hombre de Dios. Así, sí.
  8. El arroz. Con el arroz mi madre y yo tenemos la misma máxima: "hasta en la cabeza de un tiñoso". Me encanta el arroz pero (ya sabéis que tiene que haber un pero) tiene que ser seco. La textura más caldosa de arroz que me gusta es la del risotto o el arroz con leche. Ni arroz caldoso ni sopa de arroz.
  9. Margarina, no, gracias. Yo, que veía el anuncio de Tulipán suspirando porque mi madre comprara semejante delicia alguna vez, le estoy agradecida muchos años después a su cruzada antimargarina a la voz de 'eso son guarrerías'. El tiempo, mi paladar y la ciencia le han acabado dando la razón. Normal, porque mi madre es sabia y eso no fue nunca un secreto.
  10. No puedo con el pero es tan bonito en la comida. Es posible que esto de para un post pero esta moda de hacer las cosas de comer bonitas se nos está yendo de las manos. Cada vez oigo con más frecuencia cosas como "sí, no está muy bueno pero es tan bonito" ¿qué? ¿cómo? Si se come tiene que estar bueno, no hay peros que valgan. Si te gusta hacer cosas bonitas y te da igual el sabor haz manualidades. El cocido es feo, la oreja es fea, los torreznos son feos. ¿Y qué? (Dijo ella, que se pasó un puente haciendo una casa de galleta de jengibre que no se comió nadie).
Seguro que tengo mil más (tarta de limón sí pero si no lleva leche condensada, que luego raspan los dientes, tiramisú solo con mascarpone...). Y además seguro que Tochi está calentando las manos para entrar a saco en los comentarios (lo cual me hace pensar que tal vez hablemos demasiado de comida). Pero seguro que vosotros también.

Creo que mi problema, en realidad, es que soy muy bruta vehemente al decirlo ‘las lentejas son pardinas o no son’. Pero es más fiero el león de lo que lo pintan. En realidad soy una invitada excelente, no os haré ascos a nada (salvo a las espinacas, claro) y todo me parece bien. Además suelo llevar postre rico. A veces hasta bonito y rico.

Invitarme, payos.

25 comentarios:

  1. Jajaja! Muy de acuerdo en lo de rebozado. Lo bueno del rebozado es q haga crash! Me pasa lo mismo con el arroz. Me gusta seco, caldoso da grima.
    Las espinacas no me gustaban hasta q las probé. Ahora me flipan de cualquier modo.
    Yo tengo mil manías para la comida... desde siempre. Creo q podría escribir miles de post sobre el tema... jajaja.
    Odio.con toda mi alma las aceitunas y encurtidos. Hasta su olor cuando paso por el mercado...puaj. Y NUNCA los he probado. Así soy yo.
    Y el tomate frito...estoy con ND. Me gusta artificial total xq no me gusta el tomate crudo ni cocido ni que se note mucho.
    Las lentejas pardinas cuáles son? Las de toda la vida?
    Que vivan las manías...hombre ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cuáles van a ser si no hay otras? ;P

      Son las pequeñas oscuras

      Eliminar
  2. Y la merluza o es rebozada o no es. Y el Shusi o es de nosequesitio, o no. Y solo hay 3 marcas comestibles de macarons en el mundo (eso si, están divinos)
    Pero te doy la razón, el problema está en tu sutileza a la hora de decirlo. He visto terroristas suicidas mas transigentes.
    Yo también te quiero Annie

    Tochi

    ResponderEliminar
  3. Jo Saramaga pensé que era la única que pasaba por los encurtidos sin respirar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan los encurtidos... bueno... mejor lo dejo ;)

      Eliminar
  4. Espinacas si.
    Tomate frito hecho en casa SIEMPRE. El orlando es como ketchup, lo tengo para emergencias pero eso no es tomate frito..es salsa roja.
    me flipan las lentejas. Always.
    Microondas para calentarme el café, las salchichas y calentar algo de comida para uno solo. Podría vivir sin él? Si, pero probablemente no desayunaría café.
    El queso siempre. De cualquier manera y tipo. menos el fresco de burgos que no es queso, es masa blanca.
    Jamón serrano. Siempre.
    ¿rebozados con salsa? Qué asco...ni de coña tampoco.
    Arroz si, siempre. Me pasa como a ti, rissotto. Yo ni caldoso ni arroz con leche.
    Mantequilla siempre. Durante muchos años tomé margarina pero ohhh..tiene gluten asi que ahora somos fanáticos de la mantequilla.
    ¿Cómida bonita? muchos blogs de cupcakes y reposterexia visitas tú.

    Certifico que eres de buen comer y sin remilgos...que te he visto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comida bonita cada vez más y cada vez se lo oigo a más gente. De fuera del circuito reposterexico/maleni quiero decir. Va a ser una plaga.

      Eliminar
  5. Yo quiero añadir que también tienes tus rarezas en el acto de comer en sí. Tienes cubiertos preferidos y no sé si botellas o vasos, pero me la jugaría a que también.

    Y está bien que no consideres rarezas tus bocadillos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la yugular con los bocadillos... NECESITAMOS SABER

      Eliminar
    2. De los cubiertos hable ya en el otro post de manías. Y de los bocadillos hablaste tú. ¿O quieres que me repita como el chorizo?

      Eliminar
  6. Yo soy muy maniático para todo, y para la comida también auqnue me gusta casi todo menos el gazpacho, las alcachoffas del 98% de los sitios, la sopa de pescado con bigotes de gamba congelados y las paellas con guisantes y pelos de gamba congelados.

    Podría hacer un post de 4 pantallas con mis manías sobre la comida pero hay uno muy de los tuyos: la mahonesa. No soporto la comprada, ninguna. Siempre me hago yo mi mahonesa casera sea la hora que sea y necesite la cantidad que necesite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las alcachofas sí que es muy de las mías. Me pasa parecido con el tiramisú.

      Y de bote solo me gusta la hellmans. ¿Qué tenéis los salmantinos con la mayonesa?

      Eliminar
    2. Que la casera está muy rica y la de bote sabe mal. Bendita la ensaladilla rusa con mahonesa casera

      Eliminar
  7. A mí me gustan mucho las espinacas. Y adoro las lentejas. Y el peroleo en general. Pero no puedo soportar el queso, me da mucho asco. Y el arroz con leche me entusiasma, y la sopa de arroz ( todolo que sea cuchara) me gusta mucho. Y tomo margarina, o tomaba, porque con el colesterol alto me he pasado al aceite.

    Están muy bien estos post, porque sirven para que cada uno nos veamos reflejados, o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has hecho bien en pasarte al aceite. La margarina es veneno.

      Eliminar
  8. Llevo tiempo dándole vueltas a un post sobre mis manías, pero el tuyo ha sido genial ¡qué buena introducción con la peli!

    Supongo que a mí también me pasa, que soy tan maniática y exigente...como flexible. Que puedo ir a cualquier sitio, sí...pero aún tragando lo que sea, soy más consciente de lo maniática que soy.

    Tomate frito...odio el *rlan*o, pero hay otras marcas blancas que me encaaaaaaaaantan. Y los macarrones de batalla, o el arroz con tomate, tiene que llevar casi un brick para mí sola. Algo liquidito, no me gusta espeso. El casero mío es de fiesta, para hacer pasta especial...

    ¿Empanado con salsa? qué guarrería...eso tiene que estar ocultando filete chungo, dos capas no es normal...y el empanado tiene que crujir, muydeacuerdo.

    Lentejas pardinas, ¿hay otras? no, son pellejos.

    Arroz sí, todos, caldosos, secos, en sopa, como sea. Brillante noooooo, arroz de novatos, si lo frotas se te pega a la ropa, fijo.

    Espinacas crudas, cocidas, rehogadas, con bechamel, en crepe...y eso que una de mis torturas era la masa-chicle verde fría e incomible de niña. Será que no me torturaron más de una vez así (el resto de veces fue en puré) que ahora es una de mis muy favoritas.

    No soporto la remolacha, es superior a mí, es una verdura sangrante, y no puedo tolerarla en el plato, manchando la ensalada. No es racional, no tiene un sabor desagradable, no puedo entenderlo, pero no la aguanto.

    Mantequilla, siempre. Al menos sé que grasa es, punto redondo. La mezcla de la margarina me da miedito...

    Leo y leo y leo etiquetas en el supermercado, por eso me encanta ir sola y que nadie me toque...la moral. Y casi casi nunca puedo quedarme con el primer producto que toco...soy de las tocapelotas que coge uno, deja y elige otro. Esto sí es una manía, pero de las buenas. Pero casi no se me nota, porque me estoy quitando. Con las bebidas nunca lo hago, siempre es la primera que cojo.

    Jamás he hecho una ensaladilla con preparados, ni mayonesa de bote, y eso que para otras cosas me encanta. Pero para ensaladilla, casera.
    No puedo tener menos de 6 huevos en la nevera. Ahora los compro por cartones de 30.
    Puedo tomar café recalentado pero el recién hecho siempre me pone de buen humor. Ardiente, todo muy caliente, me gusta estar delante de mi plato y tener que soplar, esperar, comer poquitos, disfrutarlo hasta poder comerlo bien. No soporto los platos ni los cafés templados, ni los restaurantes que no sacan todos los platos a la vez, y tienes que esperar por educación...y se enfrían. Me irrito como Chicote. En casa la gente espera a la comida, no la comida a la gente. El santo y yo somos muuuuuy maniáticos en estos puntos, menos mal, y somos iguales. Se respeta a la comida y al que la cocina.

    Vaya tocho, ¡lo siento! al final casi me sale un post

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Cartones de 30!! Madre mía

      Pero un buen post ;)

      Eliminar
  9. Pues el arroz con salchichas calentadas en el microondas y tomate de bote (sí, el que odiáis) es una de las cosas más ricas del mundo. Sí, será artificial, no lo dudo, pero está riquísimo. Con un tomate más natural no sabe ni parecido.

    ResponderEliminar
  10. 1. Espinacas cocidas o con bechamel...no puedo. Tres días me pasé delante de un plato de crema de espinacas.
    2. Con un tomate de bote bien arregladito quedas estupendamente. A ver, mejor casero, pero se puede hacer un buen sucedáneo
    3. Pardina siempre. Y el garbanzo pequeño.
    4. Tengo un microondas que puede asar un pollo. Lo más que he hecho en él es calentar.
    5. Me gustan todos los quesos, hasta el de Burgos. Pero del tiempo, claro. Fríos mal.
    6. Jamón bien, pero lomo mejor.
    7. Amén
    8. Amén
    9. Sólo la uso para la tarta de galletas (oh, pecado, oh herejía). Para las tostadas, aceite.
    10. Amén

    Certifico que eres buena invitada, tenéis un notable alto, que os lo coméis casi todo.

    ResponderEliminar
  11. He tardado años en poder probar algún tomate frito "de bote" pero solo si son buenos, entre ellos Mata, el mejor de los mejores, el que le gusta a tu esposo me parece que debería verterse todo en un cementerio de residuos tóxicos.

    Uno de los momento más dramáticos de mi vida lo viví en un sitio infame de menú, de esos que te ponen la pasta fria y más pasada que las hombreras, y con un tomate frío repugnante, cuando dos compañeras de trabajo exclamaron súper emocionadas "Tomate Fruto, qué bien, como en casa!!"

    Ah, tu trauma "no te levantarás de la mesa hasta que las hayas comida" con las espinacas, lo tengo yo con la coliflor. ¡Qué buena método para que alguien odie algo para toda la vida! ¿verdad?

    ResponderEliminar
  12. Si yo reconozco que es un tomate muy malo. Lo que pasa es que ese plato en concreto es así: arroz, tomate denostado y salchichas frankfurt al microondas.

    ResponderEliminar
  13. Mis manías:
    -No soporto los bocadillos de queso (a no ser que sea fundido)Y me encanta el queso.
    -No puedo desayunar nada dulce. Y me encanta el dulce.
    -No puedo ver ni untar el pan con nocilla. Y me encanta el pan y la nocilla
    -No puedo ni siquiera ver a alguien comerse um huevo pasado por agua. Es asquerosito
    No son muchas manías ,no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no son muchas, pero son raritas. Hoy he comido bocadillo de queso ;)

      Eliminar