E(u)logio. Desagravio II


Escribo estas breves líneas porque yo ya creía que estaba gagá del todo referente al presunto sable de nuestra boda.

Ayer estuvimos enseñándole a C. las fotos de nuestra boda y aparece el corte de la tarta y lo hacemos con una paleta de cortar tarta, nada de sable, ni de cuchillo monumental, ni nada de nada. Una paleta de cortar tarta de toda la vida sin piedras incrustadas, sin arabescos, sin empuñadura de espada, sin florituras de ningún tipo.¡Sólo una paleta normal y corriente!

Ya sé que para los que no estuvísteis en nuestra boda Annie ha creado una imagen imborrable en vuestra calenturienta imaginación, tendré que vivir con ello, pero es FALSA!!!!

P.D: al ver las fotos me he dado cuenta de cómo pasa el tiempo. Estoy ahora mucho más viejo y más feo. Debe ser la mala vida, el trasnochar, el sinvivir. Por ejemplo: hoy tenemos a J. con fiebre y hemos estado despiertos (J. y yo) desde las 3 a las 5. Él se ha dormido, yo me he acostado, pero no he podido dormirme y a las 6, puntual a su cita, ha sonado el despertador.

4 comentarios:

  1. ND ya no hay forma de arreglarlo, se siente.

    ResponderEliminar
  2. Una paleta? Ahora es cuestión de tamaño? Cortastéis la tarta con un sable pequeñito. Lo siento, no es atenuante.

    ResponderEliminar
  3. Y con qué vas a cortar la tarta? con un tenedor? con las manos?

    Sois crueles

    ResponderEliminar
  4. En mi boda no hubo tarta.... sino Bavaroissse de Alemdra con helado de no sé qué. No hubo que partirla

    ResponderEliminar