La Boca

Como estamos celebrando el centenario del nacimiento de Miguel Hernández y como Anniehall tiene muy mala memoria y dice que no se acuerda de esta poesía (cuando empezamos a salir yo le mandaba sms con partes de ella... los que no tenemos talento tenemos que buscarnos las castañas...) pues aquí os pongo una versión. Por cierto, Serrat la canta en su primer disco de homenaje a Miguel Hernández.















Boca que arrastra mi boca:
boca que me has arrastrado:
boca que vienes de lejos
a iluminarme de rayos.

Alba que das a mis noches
un resplandor rojo y blanco.
Boca poblada de bocas:
pájaro lleno de pájaros.
Canción que vuelve las alas
hacia arriba y hacia abajo.
Muerte reducida a besos,
a sed de morir despacio,
das a la grama sangrante
dos fúlgidos aletazos.
El labio de arriba el cielo
y la tierra el otro labio.

Beso que rueda en la sombra:
beso que viene rodando
desde el primer cementerio
hasta los últimos astros.
Astro que tiene tu boca
enmudecido y cerrado
hasta que un roce celeste
hace que vibren sus párpados.

Beso que va a un porvenir
de muchachas y muchachos,
que no dejarán desiertos
ni las calles ni los campos.

¡Cuánta boca enterrada,
sin boca, desenterramos!

Beso en tu boca por ellos,
brindo en tu boca por tantos
que cayeron sobre el vino
de los amorosos vasos.
Hoy son recuerdos, recuerdos,
besos distantes y amargos.

Hundo en tu boca mi vida,
oigo rumores de espacios,
y el infinito parece
que sobre mí se ha volcado.

He de volverte a besar,
he de volver, hundo, caigo,
mientras descienden los siglos
hacia los hondos barrancos
como una febril nevada
de besos y enamorados.

Boca que desenterraste
el amanecer más claro
con tu lengua. Tres palabras,
tres fuegos has heredado:
vida, muerte, amor. Ahí quedan
escritos sobre tus labios.

5 comentarios:

  1. Es, desde que yo recuerdo, mi poeta favorito. La poca repercusión que está teniendo su centenario le da la razón a Serrat(el más grande) cuando ironizaba sobre el hecho de que la mala suerte congénita de Miguel Hernández lo había perseguido hasta su centenario que caía en un año de crisis ;)

    ResponderEliminar
  2. ¿¿¡¡¡¿¿Que no se acuerda??!!??
    Para matarla, vamos...
    Si a mí alguien me hubiera mandado sms con esta poesía, me acordaría eternamente...
    Annie, ¡¡colleja!!

    ResponderEliminar
  3. Pues dámela, sí, porque no me acordaba.

    Puedo alegar en mi defensa que la maternidad mata neuronas?

    ResponderEliminar
  4. Es que si la mato me quedo sin ella y ya le he cogido cariño...

    Le mandaba sms con trozos de poesía y se cabreó cuando perdió alguno por cambiarse de teléfono, al final creo que los ha perdido todos. Mandando un sms de estos me di en la cabeza con un toldo y me salió un chichón.

    ResponderEliminar
  5. Los perdí todos al cambiarme de teléfono por primera vez, snif, snif, igual que todos los correos del princio con una perrería que me hicieron en el correo del curro.

    ResponderEliminar