Moviéndonos

No, no vengo otra vez a haceros partícipes de mis desgracias laborales ni de penas diversas. Voy a contaros un poquito de nuestro fin de semana en Salamanca, bueno, tampoco un fin de semana, no llegó a un día. Llegamos a la hora de comer el sábado y nos fuimos a comer a Ávila el domingo.

Podíamos haber llegado antes, de hecho, si contamos como llegar el hecho de estar dando vueltas por Salamanca sin encontrar el hotel, llegamos una hora antes. Pero entre calles cortadas, direcciones prohibidas, GPS que no funcionan y la propia tontería de un servidor estuvimos en un bucle tipo el día de la marmota, pero de diez minutos en diez minutos.

Por fin Anniehall con algo de sensatez me dijo que me bajara y que le preguntara a un taxista, lo hice y finalmente llegamos. El parking del hotel se me aparecerá en mis pesadillas desde este fin de semana hasta que me muera. Todas las columnas estaban cubiertas de espuma y la espuma arrancada. Todas menos las tres en las que quedé atrapado. No sé como no rocé el coche ni para entrar ni para salir. Anniehall es testigo además de avisarme desde fuera cuando yo no veía. Decir que hice unas treinta maniobras para salir no es algo exagerado. Tampoco las conté, pero cuando salí estaba casi hiperventilando.

En Salamanca nos lo pasamos muy bien. Hicimos un poco de turismo visitando la casa Lis e hicimos un recorrido por las torres de la catedral.

La casa Lis es muy bonita, es un edificio espectacular, pero la colección a mí no me llamó especialmente la atención salvo algunos objetos. Eso sí, hay como tres o cuatro salas llenas de muñecos de principio de siglo que también podrán aparecérseme en mis pesadillas junto al garaje. Miedo es poco! Llega a guiñar uno de los muñecos un ojo o a girar la cabeza y mis gritos se habrían oído a kilómetros de distancia. Es una de mis fobias. Ese tipo de muñecos me dan un miedo terrible! Aquí tenéis el link en donde os dicen que es la mayor muestra de juguetes de este tipo en el mundo. Espeluznante, al menos para mí.

El recorrido de las torres de la Catedral es muy chulo. También hay una sensacion de riesgo extremo cuando se bajan las escaleras de caracol o cuando se anda por el triforio. Anniehall se portó como una valiente, más que yo. Merece la pena ver la torre del Gallo tan de cerca:


Después de eso nos fuimos al hotel y descansamos un poquito hasta que quedamos con Sheldon y Sheldonwoman. De camino al hotel nos encontramos esto:


Google translator ha hecho mucho daño, la verdad. Teníamos que haber investigado y haber pedido la carta a ver qué nos encontrábamos... A mi ese Our Letter Cooks Castillian me llega al alma. eso por no hablar de su House of Lids o fished... Un genio!

Cenamos espectacularmente y luego nos tomamos unos gintónics en los que descubrimos la "Rolls Royce" de las ginebras secas, esa fue la que se pidió Anniehall, que, por si alguien lo dudaba a estas alturas, es mucho más dura que yo. Yo me fui a por Monkey 47 y no me arrepiento. Qué rica está!

A la salida Sheldon quiso que fuéramos a tomar otro copazo, pero estábamos para el arrastre. Al día siguiente compramos un hornazo aquí. Muy rico, es casi todo relleno. Pan el justo.

Conseguimos sacar el coche del parking aparentemente incólume y volvimos a Ávila a ver a los niños.

Se me ha olvidado que teníamos intención de gastar un bono de esos de caja regalo, pero mi madre se empeñó y... seguimos teniendo el bono. Por último os dejo una copla de don Rafael Farina. Se me cae una lágrima cada vez que la escucho. Y es que yo soy medio charro...


16 comentarios:

  1. Pues sí, ya pensaba que iba a ir de mudanzas traducidas del inglés "moving" XDD
    La verdad que el Google Translator deja perlas por cada lugar de pasa, o lo deja arrasado, según se mire.
    La foto de la cubierta me ha encantado, me queda pendiente para cuando vuelva a España de turismo :)
    Y no te hablo de mis vértigos absurdos, que me da vergüencilla. ¡Un besico cobarde!

    ResponderEliminar
  2. Pues de momento no nos mudamos, Eliahh. A ver qué pasa.

    Salamanca es una maravilla y no hay más que hablar!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué grande Farina! Gracias por la visita, también lo pasamos muy bien. Casi, casi, consigo esa siguiente copa. Pero me contestaron cuando ya estábamos llegando a casa.

    ResponderEliminar
  4. No, gracias a vosotros que fuisteis los organizadores y anfitriones!

    Yo ya estaba convencido de ir a por otra, pero en mi casa manda quien manda!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡Qué gusto, esas escapaditas solos, aunque sean de 24 horas, dan la vida!!!

    ResponderEliminar
  6. Salamanca mola mil. Siempre que he ido me lo he pasado fenomenal, así que es una ciudad de la que sólo tengo recuerdos buenos.

    Y mientras os tomábais todos los GT, la pobre Bich en casa malita...qué menuda envidia más mala pasé...no me gusta que comáis gambas sin mí!

    ResponderEliminar
  7. Estuvo muy bien sí. Gracias también de mi parte a los anfitriones.

    Bich, comimos gambas solo nosotros. En compañía de los Sheldon no te seríamos infiel ;)

    ResponderEliminar
  8. Sí, Mara, estuvo muy bien. A ver cuándo tenemos otra!

    Bichejo, celosa de unas gambas? No me extraña, la verdad porque eran grandes como langostinos grandes... Nos costó acabarlas. Si hubieras podido estar para ayudarnos... ;-)

    Hay que ir pensando en otra quedada gambera!

    ResponderEliminar
  9. Muy mal, no comentarlo con anterioridad y haber compartido unos GT

    Yo también estuve por allí y es más mi madré comentó que estaba Sheldon con unos amigos...

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, muy mal. Achaco el error a Sheldon, ea!

    ResponderEliminar
  11. No he estado en salamaca. En zaragoza te puedeo decir un par de hoteles de aparcamientos siniestros.

    ResponderEliminar
  12. La casa Lis es preciosa, el edificio, las colecciones a mí tampoco me dicen nada, pero la cafetería es muy bonita, y el patio, y esas vidrieras,los jardines, pero teníais que haberme preguntado por un hotel, y por algún que otro bar,¡que vivo aquí!
    Me encanta que os lo pasarais bien en mi capital de provincia.

    ResponderEliminar
  13. Peter, lo siento, el caso es que lo pensé. Pero también pensé que Sheldon sabría si andabas por allí o no. Es más, estuvimos hablando de tu hermano.

    Peque, el hotel lo llevabamos puesto, como el que dice. Al principio íbamos a usar una smart box pero luego mi suegra se empeñó en que fuéramos al hotel donde trabaja su sobrtina. Y ya no hubo más qué hablar. Respecto a los sitios llevábamos cicerone autóctono. Lo que tenemos que hacer es ir alguna vez con Amanita y conocernos.

    ResponderEliminar
  14. Después de el parking de este hotel, Consu's, lo que necesito es uno no siniestro, sino confortable.

    Peque, como dice Anniehall, ya lo llevábamos todo atado y bien atado. Fuimos al hotel donde está mi prima, así que no teníamos margen de elección. De todas maneras voveremos. Además Anniehall me dijo no sé qué de un almacén de zapatos o algo así...

    ResponderEliminar
  15. Zapatos, bailarinas, para hombres poco, pero está en mi pueblín, así que cuando queráis estoy a vuestra disposición. Por cierto, también dispongo de dos enanos que se entretienen con cualquier enano que conozcan

    ResponderEliminar