A SS.MM. de Oriente

Mis muy Reverenciadas Majestades:

Un año más me dirijo con toda la humildad de la que soy poseedor y con un poquito de osadía para hacerles llegar mis sin duda modestos y a la vez inmerecidos deseos por si tuvieran a bien hacer un huequecito en sus apretados cargamentos y algún paje no se molesta en demasía por la intromisión.

Ya saben SS.MM. que yo soy más bien tempranero en esto del regalamen. De hecho ya les habrán llegado mis cartas con los regalos que les he pedido para mis familiares. Por lo que me han indicado sus pajes en la carta con acuse de recibo que les remití hace ya algún tiempo todo está empacado y listo para su transporte.

De hecho, lo que me envalentono a pedirles son libros. No va más allá mi atrevimiento. De hecho ya me trajeron como adelanto el teléfono móvil que entiendo que les habrá resultado bastante gravoso. Con ese regalo estoy más que satisfecho y no pediría nada más, pero por si Sus Majestades consideran que dejar mi zapato sin ningún regalo no fuera lo adecuado por la presente les indico cuales son mis preferencias al respecto.

Joseph Anton de Salman Rushdie: son las memorias de los años que ha pasado escondido evitando que los integristas lo mataran. En una entrevista que he visto dice que el nombre lo eligió por Joseph Conrad y Anton Chejov. Me apetece mucho leérmelo y he evitado caer en la tentación hasta el momento... Por cierto, que a los señores de Mondadori ya les vale, el ebook cuesta cuatro euros menos que el de papel...


Pensar el siglo XX de Tony Judt y Timothy Snyder. Supongo que bastante de lo que se cuente en este libro ya lo habré leído en Postguerra y en el refugio de la memoria y tierras de sangre, pero seguro que es muy interesante repasarlo una vez más. Además este año tenemos algo va mal en el club de lectura.


Diarios de un francotirador de Albert Boadella. Me gusta mucho Boadella y el último libro suyo que leí, Adios Cataluña, me gustó muchísimo.


La Academia se divierte de Sebastián Moreno. Es un libro de anécdotas sobre los miembros de la Real Academia. Me ha llamado la atención y creo que puede ser divertido.


Donde la eternidad envejece de César Antonio Molina. Es sobre viajes, sobre la belleza, la inmortalidad... en fin, que creo que lo tiene todo para gustarme.


Y por último me atrevo con Años de guerra de Vasili Grossman. Después del fiasco del libro negro creo que este libro es lo que necesito para congraciarme con Galaxia Gutemberg...


Sé que es una lista extensa, SS.MM., pero de entre ella elijan lo que considere y si acaso necesitaran más, porque tienen alguna otra petición que atender, en el blog tienen este enlace en el que añado mucho y quito poco.

Muchas gracias con antelación. Gracias que ya les demostraré con esa copita y esas golosinas navideñas que les dejaremos para hacerles más llevadera su larga noche (o son más de gintónics?).

Siempre a sus piés,

El niño desgraciaíto.

5 comentarios:

  1. A ver, pero ¿no decías que quieres leer menos??¿Y sólo pides libros?? Algo en ese planteamiento me está chirriando...pero sí, tú pide libros que luego ya te pediré yo el de Judt y el de los académicos. Si te los traen. Que nunca se sabe si uno ha sido lo suficientemente bueno...

    ResponderEliminar
  2. Seguro que no he sido lo bastante bueno, Bichejo, lo que pasa es que SS.MM. son muy magnánimos!

    ResponderEliminar
  3. Vamos con Salman. Ese libro promete.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Estoy viendo el futuro: los títulos de tus posts de 2013.

    ResponderEliminar
  5. Sí que tengo ganas, jaal. A ver si SS.MM. me lo traen...

    Eliahh, es un shine artifact to the future!

    ResponderEliminar