En vías de extinción


Bueno, el de hoy es un post triste, no lo puedo negar ni quiero evitarlo. Para los que no me sigáis en tuiter empezaré diciendo que el pasado viernes me dijeron que me van a echar del trabajo en el que llevo doce años. Yo no estaba a gusto, de hecho estaba buscando un sitio al que irme. He estado en bastantes procesos de selección, entrevistas, incluso psicotécnicos que pensé que no volvería a hacer en toda mi vida. Pero una cosa es que quieras irte y otra que te echen, claro.

Es donde he trabajado prácticamente toda mi vida, en un sitio del que se han aprovechado de mí como les ha dado la gana. Ya iré contando sin el corsé de que me puedan reconocer todas las fechorías que han perpetrado estos señores y que me ratifican en mi idea de que lo mejor que se puede hacer en la Universidad española es desalojar, cerrar, quemar y reconstruir desde cero si es que alguna vez queremos que de ahí salga algo bueno. Sheldon, más listo que yo y que también ha trabajado en una Universidad, define el ambiente como el entorno perfecto para la corrupción y no seré yo quien lo desmienta ni mucho menos.

Pero, bueno, no siendo plato de gusto el que a uno lo despidan, lo peor no es eso. Lo peor es ver como el sitio al que has dedicado tantos años desaparece y seguramente no deje ni rastro. Un sitio en el que has aprendido y has enseñado, en el que te has hecho un profesional más o menos decente. Un sitio en el que has estado rodeado de personas excelentes, muchas de ellas amigos, y en el que se ha suplido con excelencia las carencias de gestión, de recursos o de escrúpulos. Es un sitio que ha merecido la pena y que seguiría mereciéndola de no ser por la inoperancia de unos gestores que para empezar no están vinculados laboralmente con la empresa, solo con el trinque, y a los que no les iba en el tema más que algún complemento de su sueldo más o menos importante en función de si iba bien o mal. Y ni tan siquiera eso... para no bajarse sus complementos nos pidieron que nos bajásemos el sueldo un 25% porque eso sí, cobrar por no saber ni de qué proyecto al que no han dedicado un minuto de tu tiempo es más importante que el que la gente que sí que ha trabajado en esos proyectos cobre lo que merece.

Como he dicho antes, en este trabajo he crecido como profesional y a lo mejor como persona y si en algo he mejorado como ser humano ha sido gracias a unos compañeros fantásticos que siempre han estado ahí para echar una mano cuando ha sido necesario, para ofrecerte consejos, para ayudarte, para apoyarte o reconfortarte cuando las cosas no iban muy bien. También quiero creer que yo también he ayudado a los demás y que he devuelto al menos una pequeña parte de lo que he recibido.

El balance es mucho más que positivo. Cuando entre allí era un pipiolo empezando en el mundo laboral y ahora soy un señor de mediana edad que sabe de qué va el mundo de los trenes y el mundo en general. Creo que soy un profesional medianamente competente. Gracias al trabajo he viajado, he estado en Colorado, en Seúl, en Turín, en Roma, en Dresde, en Glasgow, en Londres, en París, en Bruselas, en Atenas, en Nápoles (aunque solo unas horas), en Lyon y en París (aquí muchas veces). También he estado en muchas partes de España que no conocía o conocía poco: Vitoria, San Sebastián, Valencia, Albacete, Orense, Santiago, Toledo, Granada, Antequera, Málaga, Zamora, Valladolid, Barcelona, Lérida, Puebla de Sanabria, Córdoba... y otros muchos sitios de los que ahora no me acuerdo. Unos viajes en los que he tenido siempre el apoyo y la comprensión de Anniehall que tenía que quedarse sola en casa cuidando a los niños y en los que he aprendido muchísimo sobre ferrocarriles y sobre personas.

En fin, se me hace raro hablar en pasado de todo esto, pero es lo que toca. Tampoco sé exactamente cuando me echarán. Ya os iré contando, de eso no os vais a librar.

26 comentarios:

  1. Nunca es buena noticia esta. Cada semana dos casos de conocidos en la misma situación. No logro acostumbrarme a oirla .Siempre suena como un tiro.

    Espero que tengas suerte y encuentres algo mejor, o al menos, qué te haga feliz

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Phaskyy, seguro que es para mejor.

    ResponderEliminar
  3. ND, ya sabes que te entiendo perfectamente...yo me siento igual pero sin que me echen. Lo peor como bien dices es ver como desmantelan sin ningun tipo de consideración aquello a lo que has dedicado 12 años de tu vida...es atroz.

    Estoy convencida de que te vas a mejor, de que te saldrá algo chulo y lo disfrutarás. Y estaré aqui para verlo.


    Y ahora corrige en el primer párrafo ese " de echo".

    ResponderEliminar
  4. Corregido!

    Gracias por los ánimos. Yo también estoy convencido de que será para mejor.

    ResponderEliminar
  5. Me siento un poco intrusa al comentar porque solamente te conozco del blog y éste es un tema muy personal, pero ya que lo has compartido con nosotros te mando un abrazo y sobre todo, mucho ánimo. Una buena amiga mía dice en estos casos que si algo ha ocurrido es porque es lo mejor que te podía pasar en este momento, y que seguro que es para bien, así que ¡ánimo!

    ResponderEliminar
  6. No quieras creer, creételo, para mi has sido un maestro en lo humano y en lo técnico.

    Yo llevo desde el viernes con la pena en el estómago, que lástima que tanto doctor no hayan sabido encontrar el tumor y extirparlo a tiempo.

    ResponderEliminar
  7. Que pena oir tanta historias parecidas a la tuya en los últimos tiempos. Ya no sólo da pena como se desmantelan empresas... si no como se desmantela España en general.
    Ánimo! No me cabe duda de que (auque suene a frase hecha), este cambio será para mejor.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Pues vaya...

    Yo soy muy de pensar que a veces las cosas pasan para bien. Ojalá sea así y encuentres algo muy chulo y que te guste y que te haga más feliz que el circo.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Vaya palo. Son cosas que, por mucho que se vean venir, siempre son un mal trago :S

    Mucho ánimo y un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Mucho ánimo!!! Seguro que es para bien!!!!
    Me pasa como a Boticaria, que sólo te conozco del blog, pero siempre has hablado del trabajo con una implicación grande, por eso creo que sé lo que te pasa ahora por la cabeza. Ya sé que no consuela, pero en muchos trabajos (casi todos...)está pasando esto, que ya no valoran profesionalidad y están destrozando procedimientos que funcionaban para dejar paso al caos y descontrol total.....un desastre, pero es lo que ahora prima. Que los de arriba se lleven su sobre (sea B o N...) y al trabajo bien hecho y a los buenos profesionales (que, encima, avisan de lo que puede y lo que no puede funcionar...) que les den...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Boticaria. Es cierto que es algo muy personal, pero me apetece contarlo en el blog, que también es bastante personal.

    Bitapeador, gracias, de verdad. Lo que tengo claro es que todos vosotros con los que he compartido estos años habéis sido lo mejor del trabajo.

    Gracias, Saramaga, da mucha pena, sí, ver este desmantelamiento.

    Gracias, Bichejo, yo creo que sí que será para mejor.

    Gracias, N., es un mal trago, sí. A ver cómo acaba... seguro que bien.

    Gracias, Xeia. Sé que esta historia está pasando mucho y es tal y como la cuentas.

    ResponderEliminar
  12. Siento mucho oír esto... Si alguien me parecía un profesional en el circo, ése, eres tú... En los años que estuve allí siempre que lo necesité me ayudaste; tengo que decir que tanto tú, como Bitapeador.

    De lo que no tengo duda alguna es de que un tío como tú, no tendrá problemas en encontrar un nuevo sitio donde sepan apreciar tu nivel como profesional y como persona.

    Un abrazo muy fuerte y para lo que necesites :)

    ResponderEliminar
  13. Pues qué pena. Parecía gustarte lo que hacías, y sí, seguro que remontas y vuelves a encontrarte a gusto allá donde termines parando, pero no deja de ser una putada, cuando no eres tú el que eliges irte, sino que te echan.

    Animo, aunque creo que no lo necesitas. Eres un tío fuerte, y tienes apoyos de sobra.

    ResponderEliminar
  14. Vaya. Hubiera sido mejor que te hubieras marchado tú, pero el resultado va a ser el mismo. Han tomado la decisión anticipadamente por ti, y salvo por el periodo que te toca ahora de incertidumbre, al final te alegrarás, ya verás como sí.

    La primera empresa en la que trabajas, y más tantos años, siempre te deja ese recuerdo del aprendizaje, de hacerte profesional, y de conocer a tantas personas que luego son tus amigos (eso lo da la edad). Ahora es un nuevo camino, serán otras vías.

    Mucha suerte, y cuenta conmigo. Estoy en un sector muy diferente, pero nunca se sabe. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Me acabo de enterar, no lo había visto en Twitter. No se que decir, salvo que lo siento mucho. De todas formas por lo que comentabas últimamente no estabas a gusto. Seguro que en breve encuentras otra cosa, donde sin duda mejorarás . Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Se me ha hecho un nudo en la garganta, pero la lagrimilla la he aguantado.
    Siempre pensé que tú serías el próximo director del circo. Ya que el anterior no era doctor, pensaba que en algún momento se darían cuenta de que el fallo de raíz era el Malabarista, superarían el miedo a su enfado y lo echarían para ponerte a ti.
    No ha sido así y no sólo pierde la gente que está allí, sino que pierde la gente que ya no podrá aprender de ti. Ahora a ver quién le apaga los fuegos a los trenes en España ;)

    Como ex-circense, te digo que fuera es mejor. En el fondo, como dice el marido de la otra "niña", somos como víctimas de maltrato. Se echa de menos, sabes que se aprovecharon, pero luego los ves y no puedes odiarlos. Es un síndrome de Estocolmo, pero créeme que cuando tengas una vida normal, cuando consigas acostumbrarte lo agradecerás.
    Eso sí, que cuando tu nuevo jefe te llame te siga entrando un escalofrío por la espalda pensando que mañana te mandan a Tombuctú, eso no se te quita.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  17. Gracias, Rebelde Cuántico. Exageras, pero es lo suyo en estos momentos.

    Gracias, Miss Honky. Sí que me gusta mi trabajo (o me gustaba) y seguro que será algo bueno.

    Sí, serán otras vías, Carmen. Gracias. Veremos por dónde salimos...

    Gracias, Hermano E. Es cierto que no estaba a gusto, así que por ese lado la cosa se arreglará. Un poco de incertidumbre y veremos lo que nos depara el destino que seguro que es algo mejor.

    Gracias, Eliahh. Ya sé que fuera estaré mejor, aunque eso no quita que me dé mucha pena ver cómo se derrumba algo en lo que has trabajado.

    ResponderEliminar
  18. Me sumo a Moli en la apreciación de que lo más doloroso es ver la desmantelación de aquello por lo que has dejado en segundo plano muchas cosas, pero no me cabe duda de que las cosas no se las lleva el aire si estas orgulloso de haberlo hecho.
    Yo creo que la mejor expresión es "que me quiten lo bailao" hay gente que pasa por los trabajos sin pena ni gloria y eso si que es una desgracia personal, pero pero quienes nos implicamos hasta los huesos en lo que hacemos siempre ganamos SIEMPRE porque nos enriquece "y lo que haces te hace"que decian los masones...
    yo creo que siempre es mejor ver la desmantelación final de una buena obra que pasar ocho horas de tu vida, cada dia todos los dias, siendo una sombra siniestra.

    Bueno como los llantos ya te los he echado por correo aqui te dejo animos a porrillo...hay que pasar las etapas del dolor (negacion,ira,depresión, negociación,aceptación) pero a las tres primeras solo hay que darles un momentito solo de bajada y todos sabemos que anijol no te va a dar ni tres minutos para chemequeos
    !!entalto chaval!!

    ResponderEliminar
  19. Ya sé que no es consuelo ahora mismo pensar que luego será mejor. Una cosa es que te quisieras ir, y otra que el quererte ir no fuera forzado por la situación. Si las cosas hubieran seguido su curso natural seguramente ninguno de nosotros habría buscado otras cosas por ahora.
    Que te echen está muy feo, y que sea encima para disolver algo que ha costado tanto montar... más :(

    ResponderEliminar
  20. Jo, no me había enterado de nada. Sólo espero que encuentres algo que te guste realmente y en el que puedas seguir desarrollándote como profesional y persona. ¡Mucho ánimo y muchísima suerte!

    ResponderEliminar
  21. Yo he pasado por una experiencia tan parecida que se me revuelven las tripas de pensarlo. En mi caso fue mejor, porque al final encontré trabajo en el último momento, pero tenía una fecha de salida lo hubiera encontrado o no. ¿Y qué me queda de ello? un aprendizaje que ahora me sirve para sacarme las castañas del fuego yo solito.

    Con esto quiero decir que al principio parece que no hay una alternativa que no sea vivir de la farándula, pero con el tiempo ves que sí que la había y te arrepientes mucho del tiempo que has perdido luchando por un imposible.

    Sé que no vas a tardar mucho en encontrar algo, y cuando se pase la incertidumbre de comenzar de nuevo te vas a dar cuenta de todo esto, pero lo mejor es que donde tengan la suerte de que caigas te van a valorar infinitamente más que lo que te han valorado hasta ahora, porque de eso viven los carroñeros, de hacer que los necesitas cuando es al revés, y cuando eso pasé te vas a alegrar mucho de respirar todos los días aire fresco.

    ResponderEliminar
  22. Vaya ND, lo siento mucho. Aunque tuvieras que salir, esta no era la manera. Pero bueno, quizá así te fuerces a encontrar algo antes, y seguro que en donde sea te tratan mejor. Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Gracias, Miss Hurry. Veremos qué pasa...

    Juanjo, gracias. Desde luego que estas cosas cambian la manera de ver la vida y las oportunidades. A ver cómo se va dando.

    Sara, sí, puede ser el empujón que necesitaba.

    ResponderEliminar
  24. ¡Ay, cuánto lo siento, de verdad! Yo he dejado trabajos, los trabajos me han dejado a mí, y hasta ni pa'ti ni pa'mí y sé que por muy harto que estés, lo de que te despidan es una auténtica... gracia.

    No he entendido mucho que cierren ¿un departamento de la universidad? Ah, que yo he trabajado en muchos, muchos, muchos sitios, y todos son el lugar idóneo para la corrupción, el robo y el triunfo del más sinvergüenza.

    ResponderEliminar
  25. Son muy malos tiempos, ya siento que te toque tan de cerca. No pierdas el ánimo, yo no pienso hacerlo. Mucha suerte para el futuro inmediato.

    ResponderEliminar
  26. Loquemeahorro, lo que cierran es una rama de un centro de investigación de la universidad, justo en el que estoy yo. Bueno, a lo mejor no lo cierran, pero una vez descontados los dos que nos echan queda mi jefe y un compañero... Gracias por comentar.

    Peque, muchas gracias. Seguro que vamos a mejor!

    ResponderEliminar