Dr Fiestas

Pues sí, hoy toca una de esas entradas de exaltación de la amistad. Para los que no estéis en antecedentes, Dr Fiestas estaba ya en el circo cuando llegué yo y nos han echado a los dos juntos. Han sido muchos años con muchos buenos momentos.

El caso es que al principio eramos compañeros, pero no amigos. No por nada en especial, pero yo el primer año estuve en otro sitio, en otro departamento distinto y tras un pequeño paso por los dominios de Dr Fiestas me fui a un piso que alquilamos para hacer asistencia circense. Da idea, por ejemplo, de que no éramos muy amigos el que no le invité a mi boda. En perspectiva fue un error, pero en ese momento tenía más relación con otros artistas.

En fin, que el tiempo y los proyectos nos fueron acercando hasta terminar sentados uno enfrente del otro. Había en el circo una cierta leyenda de que el que se sentaba a mi lado terminaba yéndose (ellos decían que era yo el que los echaba) y algo parecido pasaba también con el sitio del Dr Fiestas, que dicen las malas lenguas que echó del circo a Jc_dispatched y a Bitapeador. Sea como fuere, al final nos sentamos juntos y ese duelo por ver quién echaba al otro terminó en tablas, o perdimos ambos. Nos echaron a los dos. He de decir, a la hora de la verdad, que a los que han echado realmente es a nosotros. El resto se fue ya colocadito.

No sé si entrar en la parte técnica del Dr Fiestas, pero es inacabable. Otro compañero del circo dijo que entre él y Jc_dispatched tenían que montar un negocio cuyo lema fuera "si no lo hacemos nosotros, no se puede". Y es cierto, la maestría para manejar aparatos, diseñar circuitos electrónicos y llegar a soluciones ingeniosas nos dejaba a los que no tenemos esas habilidades con la boca abierta.

Hemos pasado muchas aventuras en la vía, pero tampoco es el momento de contarlas. Ya nos encargamos de recordárnoslas nosotros en cuanto tenemos ocasión como cuando me quedé bloqueado un día en unas medidas porque se me habían roto un par de equipos y hubo que hacer una cadena de medidas con el Dr Fiestas de sitio a sitio con el equipo de registro. O cuando me dijo que le avisara y pasara por su habitación para ir desayunar y llamé y me abrió en gayumbos, con su habitación a oscuras y había otro compañero a cuatro patas en el suelo... nunca he querido saber más... También estuvo conmigo en Seúl y desde entonces cada vez que miro el jarrón que compré me acuerdo de él... para mal, hay que decir.

Pero lo que hace realmente extraordinario no es su maestría técnica, que la tiene a raudales, sino su amistad. Es un amigo extraordinario. En cuanto ve algo en lo que pueda ayudar, allá que se lanza. Es generoso, atento y siempre dispuesto a contar un chiste malo. Siempre que hay que echar una mano se ofrece para ayudar y es de esas personas que te hacen mejor solo por ser su amigo.

Él no ha tenido tanta suerte como yo y ahora está sin trabajo. Espero que sea por poco tiempo. El mundo no puede permitirse tener ocioso al Dr Fiestas. Y ojalá que pueda volver a trabajar con él. Si en mi mano está, espero que así sea.

10 comentarios:

  1. "llamé y me abrió en gayumbos, con su habitación a oscuras y había otro compañero a cuatro patas en el suelo... nunca he querido saber más... 2
    Mucho a la imaginación no dejas, no. Eres un colega, si señor, dejando esa duda en el aire...

    ResponderEliminar
  2. Es una suerte currar con gente así...si es la mitad de bueno que lo que dices, seguro que encuentra curro rápido...

    ResponderEliminar
  3. Seguro que le va a ir estupendamente, se lo merece.

    Gonzalo, esa duda sigo teniéndola yo por más que él se empeña en negarlo...

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, AMIGO.
    Llevo todo el día fuera de casa y la verdad es que si no me avisas esta mañana es muy probable que no me hubiera enterado del post.
    Me ha gustado, y he de reconocer que se me han juntado dos tipos de lágrimas.
    Bueno, trabajar al lado de personas tan grandes como tu hace que sea la cosa más fácil. Espero que se me vuelva a poner fácil, y si no, no debemos dejar pasar esas BBQs que nos esperan, aunque se estén haciendo de rogar.
    No voy a decir nada en mi defensa acerca de tu comentario de la habitación,ya todo el mundo conoce mis debilidades,allá cada cual con sus pensamientos. Pero si una aclaración relacionada con Seul: nunca te lo he dicho, pero escribiendo eres un ARTISSSTA, pero con muchísima más clase que un tal GadafiChino, eso si. Ahh, tu has empezado... y que conste que no soy rencoroso.
    ;-)

    ResponderEliminar
  5. Que suerte tener este tipo e amistad en el ambiente laboral... Y no me refiero al compañero a cuato patas

    ResponderEliminar
  6. Un crack, doy fe de que desgraciaito, como buen castellano, no miente ni un ápice. Ojalá que tenga toda la suerte que se merece!

    Un abrazo compañeros!

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Otros años a estas alturas la parrilla seguía caliente, pero éste el tiempo nos ha traicionado y apenas ha catado lardo.
      No te preocupes, que al final cuadraremos las agendas. Se hace sí o sí.
      Y no sólo una, mínimo habrá que hacer otra para cierre de temporada.

      Eliminar
  8. Lo del Gaddafi chino sería para explicarlo, pero lo que pasa en Seúl, queda en Seúl...

    El compañero a cuatro patas dice que estaba enchufando unas cosas. Vete a saber, Peter.

    Bitapeador, yo no soy nada exagerado, como bien dice. IIncluso me habré quedado corto en el elogio.

    Anniehall, la barbacoa tendrá lugar. No sabemos cuando, pero tendrá lugar.

    ResponderEliminar