La espetera

Había pensado empezar la entrada diciendo: tengo tetas. Luego he decidido que mejor que no. Lo primero porque no somos en este blog proclives a ese tono tan desabrido y tal vez un pelín procaz, al menos para comenzar un texto. Y segundo porque es obvio. Soy mujer, tengo tetas. Eso es tan verdad como que no hay verano sin calor ni hortera sin transistor, que dice mi madre.

Además abrir fuego con semejante declaración supongo que atraería a esa otra gente que dicen navega por la red en busca de mujeres ligeras de ropa. Pobres incautos, que desilusión les esperaría.

El caso es que llevo unos días con el asunto de este post rondándome la cabeza y parece que ahora todo el mundo habla del tema. Un amigo de Gordi nos explicó toda una serie de estrategias para conseguir verlas (y tocarlas). Molinos está preocupada por si se le verá el canalillo en la firma de la Feria. En fin, parece que todos andamos con la pechuga en la cabeza (qué extraña imagen, intentemos borrarla).

En realidad a lo que yo me quería referir de haber empezado con ese ‘tengo tetas’ es que no las tengo malas. Tengo un buen escote. Ale, ya lo he dicho.

Al principio, de las tetas quiero decir, o sea al principio de las mías… Que me estoy liando. Cuando me empezaron a salir tenía complejo de poco. Lo mismo fue por las carcajadas de la madre de una amiga que tenía entonces un día que me vio toda pudorosa intentando cambiarme en la playa sin que se me viera nada. Se acercó a mirar y gritó ‘¡pero si tienes dos botonucos!’. Su hija era una de esas que, como se decía entonces y mira que suena horrible, ‘estaba muy desarrollada.’. El caso es que yo seguí mi desarrollo y ella prácticamente se quedó como estaba.

También recuerdo otra vez poco después en que fui con otra amiga a comprarme una camiseta que no fuera una camiseta normal, corriente y sin forma ninguna. Quería algo un poco más mono, más entallado que lo que había llevado hasta entonces. Es posible que me probara todos los tops que tenían en aquella tienda, y eran muchos. No nos gustó ninguno. El problema, en todos, era cómo me quedaba el escote. Siempre mal.

Supongo que aquellas dos entrañables anécdotas contribuyeron no a que me acomplejara, que tampoco era para tanto, pero sí a que prestara poca atención a mi escote.

Con el tiempo sin embargo descubrí que de pequeñas nada. Descubrir a lo mejor es una palabra demasiado ambiciosa. Se trató más bien de una constatación. Primero por comparación, salta a la vista, y segundo por ausencia de tallas adecuadas en las tiendas del ramo. Un drama. Al principio me costaba encontrar algo mono. Luego directamente algo que no apretara en ningún sitio ni hiciera efecto doble teta (y eso, amiguitas, eso es lo peor que puede haceros un sujetador, hasta aquí el annieconsejo de hoy) ni pareciera de mi abuela. De comprar en esas cadenas con nombres extranjeros y cosas bonitas ni hablamos. Cada sujetador un ojo de la cara y además feos.

Lo del escote feo no sé si se me llegó a pasar. El caso es que por eso o por exceso de pudor nunca voy escotada, me pongo imperdibles en las camisas si se abren un poco, me preocupo por si lo que llevo hace que se me vea más de la cuenta en según qué posturas… Supongo que lo mío roza un poco lo enfermizo porque muchas veces le digo a ND ‘me parece que se me ven las tetas’ y él pone cara de que estoy loca y responde ‘pues como no sea poniendo los ojos en tu cabeza, mucho contorsionismo van a tener hacer para ver algo’.

Aunque he notado que esto empieza a cambiar. Cada vez me importa menos y me gusta más mi escote. El otro día al llegar a casa me di cuenta de que, con la blusa que llevaba, media oficina me debía de haber visto las tetas, bueno el sujetador. Me dio igual. Eso mismo hace unos años me habría hecho ponerme rojísima al darme cuenta y lo habría pasado fatal al día siguiente pensando en el qué dirán. También me atrevo a ponerme cosas que antes no, como escotes más bajos o faldas algo más cortas.

Será es la proximidad de la crisis de los cuarenta. Pues mira, si es para esto, no me importa. Aunque me doy de cabezazos por haber sido tan ñoña todos estos años y no haberlo hecho antes, cuando de verdad estaba buena. Porque, modestia aparte, yo estaba bien buena antes de que los hijos y los años causaran estragos.

Dentro de un límite, claro, que tampoco quiero acabar siendo una vieja patética que se ponga cosas ajustadas, leopardos de toda la vida (nada de animal prints que dicen ahora), escotazos hasta el ombligo o faldas tipo cinturón cuando el cuerpo ya no esté para eso. Paradme los pies si llego ahí.

¡Ah! si os preguntáis por el título del post es porque me hace gracia. Mi abuela siempre lo llamó espetera y es a la única a la que se lo he oído así. Y ella sí que presumía. No, ella no presumía de ser de las pocas universitarias en su época, ni de haber trabajado toda la vida, haber publicado libros o dirigido museos. Lo que son las cosas, ella presumía de su estupenda espetera. Ya veis. Pues ahora yo como ella, a presumir.

(Ahora a ver cómo hago yo para ilustrar esto sin poner 'tetas' en el google. Deseadme suerte.) 

28 comentarios:

  1. Es para matarte, por perraca y escribir tan poco...te ha salido un post redondo, cuqui.

    Dicho lo cual, el escote hay que lucirlo. Yo soy fan de cuellos abiertos y escotes en pico, favorecen mucho y si se ve un poco de canalillo, pues eso que se llevan...

    ResponderEliminar
  2. ¿Gracias? Después de la bronca no sé si dártelas ;P

    ResponderEliminar
  3. Hola, aquí una pecholápida xD. He ido mejorando algo con los años (cuando gané peso, así de p... es la vida xD) pero en general, poquito y estrábico. Ya ves el pudor que le estoy echando. Creo que me estoy pasando xD.

    Un pecho bonito más vale tarde que nunca descubrirlo :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pecholápida no lo había oído nunca. Me lo apunto.

      Eliminar
  4. En mi casa siempre se ha llamado espetera. Anda que no se metía mi madre con la mía ! . Menuda espetera tienes, me decía, has salido a tu abuela, porque lo que es yo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eres la primera a quien se lo oigo fuera de casa. ¿Cómo vais?

      Eliminar
    2. Aguantando el tirón . De momento todo controlado y dentro de los límites así que no nos quejaremos. Muchísimas gracias por preguntar.

      Eliminar
  5. No puedo aportar experiencia propia, sólo que mis ojos adquieren vida propia ante algunos escotes, botones furtivos y trasnparencias que no hacen ver más allá que un simple bikini pero que le añaden un morbo adicional.

    Y es que ver, lo que se dice ver, si no se ve pezón no se puede decir que se haya visto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese picaron ha sonado a "Salido!!" , pero que le voy a hacer si yo naci así

      Eliminar
    2. Siiiiip. Mi imagen por los suelos

      Eliminar
  6. Estos post son horrorosos (no por mal escritos que está fenomenal), sino porque si algun dia nos conocemos me acordaré de esto y trataré de que no se me vaya la vista y cuando un chico se esfuerza por no mirar todavía se le nota más y quedas a medio camino entre un salido y pudoroso. snifffffff.

    PS-.Que tal peque??? cuanto tiempo??? que alegria!! cómo va esa vida y la de los tuyos??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Consu's el día que nos conozcamos me pondré burka entonces.

      Eliminar
    2. Hola Consu's,la vida real me tiene muy entretenida, sin tiempo para nada, pero os leo, no lo dudéis.

      Eliminar
  7. Pero Anijol!!! Que descoque!!!

    Algo más en serio (pero no mucho) ¿qué son malas tetas? ¿Exactamente? Es para reflexionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malas no sé qué son. Buenas son del tamaño justo, ni muy muy ni tan tan que dicen los mexicanos creo. En su sitio, simétricas y no estrábicas (qué esdrújulo todo).

      Ya lo decía Carlos Mejía Godoy tus pechos... tus pechos cántaros de miel XDD (qué pena no haberme acordado para ponerla en el post).

      Eliminar
    2. Ah, vale. Había entendido que eran pequeñas. XDD

      Eliminar
  8. Me siento superidentificada con este post aunque yo jamás pude tener complejo de "poco"...

    Echo en falta una loa a un buen canalillo...que no es nunca una autopista...tú me entiendes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo tuve en mente pero al final estaba quedando muy largo. Si es tipo canal de la mancha, como el de la obregón, por ejemplo no se merece ni el nombre de canalillo. Yo lo llamaría entreteto entonces, que suena mucho más feo.

      Lo mismo al canalillo hay que hacerle un post en solitario.

      Eliminar
  9. Jolín, y yo que pensaba que te ibas a quejar de los escotes excesivos!!! Anonadada me deja esta faceta descocada... yo ahora siempre enseño canalillo, no me queda más remedio, lo enseño aunque lleve cuello alto...
    Tochi

    ResponderEliminar
  10. Oh, vaya. Si son grandes, ubres. Si son pequeñas, pepitas. Si están separadas, autopista. Si están juntas, canalillo erotizante. No hay manera de que nadie deje de sacarles faltas. Ya lo dice mi hija que le están saliendo, y lleva toda la razón. Ah, y las miradas a los pechos incipientes, de peli mala de los setenta. Pero es que ahora es igual. Sólo se compara a la mirada furtiva a la barriga incipiente de una embarazada de tres meses, por lo furtiva. Pero mucho más babosa.
    El día que los tíos vayan contando como tienen las nalgas -por no hablar de los penes-, me salió culo por fin, lo tengo separado, tengo la rajita hasta la cadera, lo tengo escurridito, me agaché y marqué canalillo, ese día hablaré yo así de mi anatomía. Mientras tanto, paso de entrar a comentar las tetas de maripili, que bastante estoy pasando con los complejos de mi hija.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues siento haber tocado un tema sensible. De todos modos al principio te acomplejas, pero mira, al cabo de los años lo llevas con humor.

      Eliminar
    2. Pero puestos a llevar con humor, llevésmolo todo. Culo de los tíos, porque la veo muy fina para hablar de penes y testes, que parece que siempre bailamos al son que ellos tocan. Si es signo de un buen sentido del humor saber bromear con todo, debe ser con todo; no me vale lo de no tienes sentido del humor porque no encajas en propia portería si no se me permite apuntar a la contraria.
      No has tocado nada porque desde luego mi hija de esto no se va a enterar y porque su madre ya sabe de qué va esto que al fin y al cabo ha sacado mi constitución, solo quería que te dieras cuenta que tantos chistecitos una vez sí jorobaron lo suyo, como bien sabes porque pones el comentario de la tonta de la hija muy desarrollada.

      Eliminar
  11. Que sepas que he leído el post, y me he reído mucho. Y hasta aquí puedo leer.....

    ResponderEliminar
  12. Pero mujer, la imagen tenía que ser la foto tuya...que viéramos si se veía algo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claaaro, claaro. Para el próximo post de canalillos no se me olvida.

      Eliminar