Solterismo


Esta semana estoy solo en Madrid. Solo en casa, se entiende. Madrid, aun en agosto, tiene gente para dar y tomar. Hacía algo más de cinco años que no pasaba un día solo, salvo mis viajes. Supongo que es bueno tener un rato de absoluta desconexión para hacer lo que te venga en gana.

Aunque más bien de momento lo que hago es justo lo contrario. No estoy haciendo nada. Bueno, estoy tumbado en el sofá, veo la tele, leo... incluso he estado planchando y me he comprado unos polos para el trabajo ahora que ya no voy en camiseta. Por otro lado, así Anniehall ha podido llevarse mis cosas de vacaciones con una semana de antelación y yo la próxima semana me iré a Satander con una bolsa pequeña.

No tengo preparado nada para estos días. Supongo que iré a ver alguna película. Quería ir a ver la exposición de Mèllies en lo de la Caixa. Tal vez dar alguna vuelta si no hace mucho calor... y el jueves he quedado para cenar pizza!

Hoy he dormido mal, y eso que no hacía calor. Bueno, hacía calor, pero ha habido muchos días peores este verano. El sábado pensaba hacer algo de compra, pero las galerías comerciales de al lado de casa han cerrado y luego ya me dió pereza volver a salir. Esa es la parte buena de estar solo, que no tienes que hacer las cosas nada más que para ti. Por ejemplo, no pienso hacer la cama ningún día, salvo el último que cambiaré las sábanas y dejaré la cama para que cuando volvamos Anniehall se encuentre con el embozo hecho, que a ella, incomprensiblemente, esas cosas le importan.

Tengo en mente poner una lámpara que compró Anniahall hace ya más de un año para sustituir el último casquillo de obra que tenemos en casa y que todavía no hemos cambiado. El próximo año hará diez años que vivimos aquí, así que supongo que sí, que va siendo hora.

Me estoy viendo en la tele The Big Bang Theory en inglés. Voy por la cuarta temporada y a este paso me pongo al día esta semana. También estoy viendo realities absurdos en la tele. ¡La cantidad que hay! Ahora hay uno de Gordon Ramsey en la cárcel montando un negocio de catering con presos. Incluso hay uno de hacer castillos de arena gigantes... Además, esos canales han pasado de tener pocos anuncios a ser el infierno de la publicidad constante. Hay veces que se te olvida lo que estás viendo. ¡Cómo se sincronizan todos los canales para poner publicidad a la vez!

También tengo que cambiar un interruptor de la luz; bueno, el marco de uno. He cambiado otros dos este año y empiezo a pensar que alguien los aporrea con un bate de baseball para practicar o algo así porque no creo que sea normal ese ritmo de destrucción de marcos de interruptores.

A lo mejor me animo y busco una caja para llenarla de libros para entregarlos a algún sitio y despejar un poco la librería de casa que ya tiene doble fija y todos los huecos llenos.

Está muy bien estar solo, aunque he de reconocer que a ratos es bastante aburrido porque las personas somos animales de costumbres y cuando esas costumbres, esas cosas que haces a diario, dejan de tener sentido, se nota. Al menos yo lo noto. Hoy he regado las plantas a las siete de la mañana. He abierto las ventanas para que entre fresco. El domingo no he tenido que esperar a que se levantara Anniehall para desayunar, aún así esperé un rato hasta que dieron las ocho.

En fin, estoy contento y a la vez desubicado. No sé si lo que he escrito tiene algún sentido, pero si acaso alguno que no esté de vacaciones lo lee, que me diga si se lo encuentra o no.

9 comentarios:

  1. Hola desgraciaíto. Pues yo nunca comento, pero hoy te lo mereces, que estás solito. Yo he estado de soltera esta semana pasada, era mi primera vez. Y que quieres que te diga, no me ha cundido nada. Igual he dormido algo más de lo normal, porque como no me gusta la tele y me cansaba de leer en mis excursiones de hora y media de camino para ver a mi madre, pues me acostaba antes, pero poco más. No he salido más que a comprar para subsistir y a trabajar. Nada de exposiciones, ni paseos, ni compras, nada de nada, bueno, un día tomé unas cañas con las chicas (eché de menos a Annie). Pero lo he agradecido, echar un poco de menos a mis chicos ha estado bien, pero la próxima vez, si hay, creo que me lo planificaré mejor, esto debe ser cuestión de práctica. Bueno, disfruta lo que puedas y sepas de tu semanita.
    LMB

    ResponderEliminar
  2. Nunca he estado una semana solterista en verano, pero seguro que me la pasaría durmiendo por las tardes y trasnochando por las noches, lo que no haría casi seguro es planchar XDDD

    Vete a ver a Pissarro al Thyssen. Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  3. Yo vivo sola, así que hace mucho no siento esa sensación de extraña libertad. Me recuerda a cuando vivía con mis padres y se iban de viaje fuera que mi hermana y yo hacíamos mil planes y al final casi todo quedaba en nada. O cuando me mudé al principio, que tienes esa sensación de libertad total, pero luego te das cuenta que tu vida no es tan diferente estando sólo que cuando convives con alguien. Si acaso un poco más aburrida, pero no más excitante.

    ResponderEliminar
  4. ¿Solterismo? Ese gran desconocido en mi vida.... ¡Qué envidia me das!
    Boticaria.

    ResponderEliminar
  5. Lo de planchar me ha llegado. En verano no hago la cama... más que nada, porque no hay mucho que hacer... con el calor que hace aquí..

    Me pasa cuando mi chico se va una noche... es como raro.. pero llevamos 2 años viviendo juntos y en ese tiempo aún no he pasado tanto tiempo sola en casa...

    Es bonito echar de menos, incluso está bien a veces... aunque no hace falta para valorar, siempre es bonito que te echen de menos.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo espero que me cunda un poco, LMB, porque si no... Ya veremos porque la verdad es que estoy un poco vago.

    Bichejo, quién sabe, a lo mejor te entraba frenetismo y no parabas en casa! :P

    Nisi, supongo que viviendo sola, la sensación de rareza no la tienes. A lo mejor si tienes visita toda una semana pues te pasa lo contrario, no sé...

    Boticaria, yo es la primera vez que lo tengo en cinco años, así que tampoco es lo más habitual.

    Saramaga, plancho lo imprescindible. Los polos y pantalones para ir a trabajar. Que tampoco está el tiempo como para derretirse...

    ResponderEliminar
  7. Y sí le encuentro sentido. A ver esos canales raros no, pero el post sí parece coherente :-)

    ResponderEliminar
  8. Yo llevo viviendo solo desde 1998 y soy un animal: nunca hago la cama y siempre cago con la puerta del baño abierta de par en par. Cuando tengo que convivir con alguien durante más de 3 días, me quiero cortar las venas.

    Un animal...

    Una pregunta: ¿tienes jornada intensiva en verano? ¿Trabajas por las tardes?

    ResponderEliminar
  9. Es que eso de ver esas cosas tiene difícil explicación, Carmen.

    Sí, tengo jornada intensiva y no trabajo por las tardes hasta septiembre, Martillo Pilón.

    ResponderEliminar