Orwell's cough

"Jack London was the all-American macho man of letters when Hemingway’s mother was still dressing little Ernest in girl’s clothing"
John Ross. Orwell's cough.

Ea, otro libro. Desde luego que estoy leyendo cosas que no creía que fuera a leer en mi vida. En este caso, este libro de John Ross se centra en diagnosticar enfermedades de escritores famosos a partir de lo que se sabe de su vida y de su enfermedad, o bien a través de sus escritos o de sus biografías.

A lo mejor así dicho no parece gran cosa. A mí me ha parecido interesantísimo, aunque supongo que lo hubiera disfrutado más si fuera médico. Esas especulaciones que hace y las distinciones entre las posibles enfermedades y sus síntomas son un poco demasiado técnicas para mí, pero además de eso hay reseñas biográficas, citas de los libros y descripciones de las condiciones de vida en los tiempos de los escritores que analiza que son bastante curiosas.

Así nos enteramos de que probablemente Shakespeare tuvo sífilis o gonorrea. Sabemos que Milton se quedó ciego seguramente por un desprendimiento de retina.

También nos cuenta la vida de los hermanos Brontë y de cómo la descripción que hace Charlotte del colegio al que va Jane no es una exageración romántica (Liviadru) sino una descripción totalmente realista del colegio donde estuvieron 4 hermanas Brontë y de donde dos salieron de allí para morir al poco tiempo en su casa. Nos dice el autor que "Charlotte siempre mantuvo que el colegio Lowood era un retrato fiel de Cowan Bridge" (la traducción es mía).

Podemos saber cómo Johnatan Swift seguramente tuviera síndrome de Asperger al igual que Emily Brontë y como terminó con demencia.

Respecto a la sífilis nos cuenta que "en 1494, Carlos VIII de Francia invadió Italia con un imponente ejército compuesto de mercenarios internacionales atravesando Italia sin muchas dificultades hasta llegar a Nápoles. Los defensores españoles de Nápoles habían traído con ellos a Italia la sífilis y usaron a propósito una nueva forma de guerra biológica. Según cuenta el anatomista Gabriel Fallopius, los españoles sacaron a las prostitutas y a otras mujeres fuera de la ciudadela, especialmente a las más hermosas, sabiendo que estaban infectadas... y los franceses dominados por la compasión y embrujados por su belleza, se las llevaron. Los franceses pronto pudieron arrepentirse de su compasión. Cuando los españoles -ampliamente superados en número- rindieron Nápoles sin lucha el 22 de febrero de 1495, los franceses se lanzaron a emborracharse y depravarse. Unos pocos meses después, el magnífico ejército de Carlos se había convertido en una chusma enferma. Los franceses fueron derrotados en la batalla de Fornovo en julio de 1945 y Carlos perdió tanto su botín como sus territorios italianos. Su ejército sólo se quedó con la plaga. En su retorno ominoso a sus países, los soldados sifilíticos desencadenaron una pandemia. La plaga pronto se extendió por todos los países de Europa. La sífilis viajó a la India con Vasco de Gama en 1498, y hacia el 1512 había llegado tan lejos como a Osaka, Japón".

La tuberculosis también ha sido una enfermedad recurrente en este libro. Tabién la depresión y los trastornos bipolares o el ya nombrado síndrome de Asperger y es que según el autor hay una fina línea de separación entre la locura y el genio y la creatividad. Cita a Melville a propósito: "in Billy Budd, Melville remarks again on the fine line between reason and madness: “Who in the rainbow can draw the line where the violet tint ends and the orange tint begins? Distinctly we see the difference of the colors, but where exactly does the one first blendingly enter into the other? So with sanity and insanity" (en Billy Budd, Melville subraya de nuevo la fina línea entre razón y locura: "¿Quién puede marcar la línea de separación entre el violeta y el naranja en un arcoiris? Podemos diferenciar los colores claramente, pero ¿dónde exactamente se va fundiendo uno al entrar en el otro? del mismo modo pasa con la cordura y la locura).

Ya os digo que es un libro no muy largo y muy interesante que os recomiendo, aunque entiendo que es una lectura difícil porque se junta el inglés con los diagnósticos y descripciones de las enfermedades. El libro también tiene sus puntos de humor y es bastante ameno de leer.



7 comentarios:

  1. ND; yo leí hace años uno parecido sobre pintores y enfermedades...lo tengo en Los Molinos, creo que te gustaría. Explicaba muchos de los cuadros a través de las enfermedades de los pintores correspondientes...me lo has recordado.

    ResponderEliminar
  2. Yo también había leído que el colegio que se describe en Jane Eyre y la muerte de la amiga de la protagonistas eran, ni más ni menos, que la descripción del colegio al que fueron las Bronte y la muerte de sus hermanas.

    Me sorprende, y alarma, que el Síndrome de Asperger aparezca en dos ocasiones relacionado con la locura en este texto. Supongo que lo que quieres decir (y quiere decir el autor) es que "Johnatan Swift seguramente tuviera síndrome de Asperger " y además, al igual que hubiera podido tener colon irritable, tuvo demencia.

    Lo digo porque aún es un síndrome poco conocido y quizá algunas personas puedan deducir que lo uno fue consecuencia de lo otro.

    ResponderEliminar
  3. No lo relaciona con la demencia, sino con la creatividad y una cierta incomodidad en las relaciones personales, Loquemeahorro. Si esa es la idea que he dado, lo siento.

    Molinos, parece un libro interesante, sí.

    ResponderEliminar
  4. ¿Asperger ligado a la creatividad?, no necesariamente. Al igual que tampoco es sinónimo de mucha inteligencia. Pueden tenerla, o no. Me agobia mucho el estereotipo del síndrome. Tengo un familiar con síndrome de Down y me joroba cuando se dice que todos son así o asao. Lo que tienen en común son las características propias del síndrome, y ya está.
    Por otro lado, también me impresiona mucho lo del colegio ese decimonónico. Pero mira, como yo tuve un problema serioe en un colegio religioso de niña, me consuela en el aspecto de que no soy la única. Lo de las Brontë es extremo, nos salva la distancia en el tiempo. Sin embargo me agobia la cantidad de cuarentones que hemos sufrido acoso escolar antes de que se le pusiera este nombre y se le hiciera algún caso.
    Bueno, libro a la lista de deseos.

    ResponderEliminar
  5. Vamos a ver, que creo que no me he explicado bien. No dice no que el Asperger esté ligado a la locura ni que fomente la creatividad.

    Dice que hay escritores a los que él diagnostica Asperger y dice que eso se puede identificar con los libros que escriben y con su comportamiento social.

    Y dice que puede haber una relación entre esa dificultad en las relaciones sociales y el volcarse en la escritura.

    En pocos párrafos no puedo contar todo el libro y parece que esta vez me ha salido mal.

    ResponderEliminar
  6. Estoy convencida de que ni uno solo de los que consideramos genios estaba en su sano juicio.

    ResponderEliminar
  7. Pues me parece muy interesante, la verdad. Aunque si no está en español, ni lo intento. Creo que todos los genios están locos.. en mayor o menor medida.
    Un beso

    ResponderEliminar