De despidos, torpezas y mucha vergüenza

Como ya conté hace tiempo, soy torpe. Como también conté hace tiempo, la vuelta del trabajo la hago muy bien acompañada. O más bien, debo decir que la hacía. No es que se haya ido otra vez a su veraneo franquista, que también, es que E (más conocida como Tochi por estos lares) ya no va a volver a su oficina en el mismo polígono de ciudad dormitorio que compartíamos.

A E la han echado del curro. Una mierda. Han sido unos meses horrorosos para ella. Meses de incertidumbre, centrifugues y velitos negros. Que si ahora un ERTE, que si mejor un ERE, que si este mes lo mismo no cobráis, que si como sois una panda de irresponsables ahora os jodéis y declaramos concurso de acreedores (esto no lo digo yo, ojo, lo dice algún jerifalte un poco hijodeputa por ahí)... Lo dicho, un horror que se ha resuelto de la peor manera para E y muchos de sus compañeros que se han quedado en la calle.

Así que estoy muy triste (2014 está demostrando ser igual de cabrón o más que 2013, quién lo iba a decir). Por ella y por mí. Por ella por lo obvio. Y por mí, egoístamente, porque E y yo nos pasábamos las mañanas de conversación por correo electrónico. Días de más, días de menos, en función del curro, y rematábamos al salir. Y lo voy a echar mucho de menos. Espero que no pase mucho tiempo sin vernos, que nos propongamos vernos y lo cumplamos y que reanudemos el chat en cuanto se le pase el disgusto y las vacaciones.

Todo esto para explicar que yo esta mañana, que es la primera que E no iba a trabajar, he llegado a la oficina con mal cuerpo. Luego me he puesto a trabajar, llevo una época sin parar, y a media mañana me he dado cuenta de que E no estaba y de que no habíamos tenido ningún correo de los nuestros. Así que me he dicho 'voy a ponerle un guasap para que vea que me acuerdo de ella y que la echo de menos'. Y con un par de huevos voy y le escribo esto:

- Menos mal que tengo curro o me estaría muriendo de pena (emoticono besito)

Sí señores, eso es lo que he escrito. Letra por letra. A lo que ella no ha podido más que contestar.

- Eeeeeh... te he visto mandar mensajes con más tacto, cachoperra (emoticono llorando... de risa)

Yo, que sigo en modo lerda, no entiendo nada e insisto en la jugada

- ¡(emoticono llorando) En realidad me muero de pena pero no quería hacerte llorar (tres emoticonos compungidos) y es verdad que tengo curro.

Sin comentarios, cualquier cosa que diga solo lo empeorará más (si es que eso es posible).

- Ya...YO NO tengo curro, no sé si te acuerdas. Y yo si me muero de pena. Bueno, ahora mismo de risa, la verdad.

Aquí es donde quise morir. Sí, amigos, hasta que ella no me hizo ver lo que estaba diciendo no caí en la cuenta.

Ahora ya sabéis lo que os espera si me tenéis como amiga: tacto, sensibilidad, compasión...Soy una joya, oigan. Por suerte yo la tengo a ella y no a una como yo. Y tenemos conexión cerebral y ha entendido desde el primer momento lo que había intentado decir de la manera más torpe posible. Y hasta se ha muerto de risa.

Gracias E, por entenderme. Esto y todo.

8 comentarios:

  1. Has estado torpita, pero graciosa. Y encima has hecho reir a la pobre Tochi en su primer día de pena.

    Sois muy monas las dos.

    ResponderEliminar
  2. Ay Annie, q esto te haya pasado precisamente a ti q eres tannnn discreta y prudente siempre... me sigo riendo.
    Un beso, claro q nos seguiremos viendo, y escribieno. Pa eso esta el wasap (emoticono llorando de risa)
    Tochi

    ResponderEliminar
  3. Mucho ánimo, Tochi! Yo estuve el año pasado en una situación parecida y fue para mejorar.

    ResponderEliminar
  4. Eso, Tochi, mucho ánimo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  5. Mucho ánimo, Tochi. Y tú ... lo tuyo no tiene nombre ;-)

    ResponderEliminar
  6. Tochi, había leído varias cosas de las dos. Concédete unos días de pena, pero no te olvides de matarla cuando todavía sea chiquita. Es más fácil y así tendrás energías para recuperar un puesto o incluso mejorar.

    Anniehall, haces honor a tu nick, y nos haces reír a todos, que eso es bueno.

    Júntate con Ardilla. Mi madre es está muriendo en casa de mi hermana y Ardilla y yo vivíamos. Se muere a las tres de la madrugada y está ya en uno de los dos alones, en el ataúd. A las 7 han venido ya una docena de personas. Preveyendo lo que iba a ocurrir, la asistenta había dejado hecho un enorme cazo de caldo. Somos casi 20 personas en la cocina. Nos hemos servido cada uno una taza de caldo hirviendo. Ardilla lo prueba y dice... eso que se dice: "Este caldo resucita a un muerto". Un minisegundo de silencio, hasta que uno no puede más y empieza a reír bajito. Enseguida, risa general. Al que le entró cuando estaba sorbiendo el caldo, se manchó la camisa o el vestido.

    La gente como vosotras sois un premio.

    ResponderEliminar
  7. perdón, "vivíamos allí desde hacía unos días"

    ResponderEliminar
  8. Supongo que quieres decir que menos mal que tenías cosas que hacer en el trabajo, en vez de estar aburrida en plan parón veraniego ¿no?

    Es lo malo del guasap/correo/etc.. que cuando dices cosas de estas (que todos decimos) no ves en la cara del otro la cara de "qué dice esta?" y te quedas tan pancho.

    Lo bueno es que siempre le puedes echar la culpa al corrector ortográfico, o a que se te ha olvidado la carita sonriente de turno.

    ResponderEliminar