Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie

"A las partidas de criminales, locos de atar y salvajes extra-hombres de ambos bandos, sólo les mueve el resentimiento nacional, la lepra de la envidia, que señaló a fuego Quevedo, y además el rencor contra la inteligencia (...) esto es un infierno. Y el que se adhiere a uno o a otro bando ha de ser sin condiciones y sin piedad".
Miguel de Unamuno, recogido en este libro.

"Ninguna política se ha de fundar en la decisión de exterminar al adversario; no sólo —y ya es mucho— porque moralmente es una abominación, sino porque, además, es materialmente irrealizable; y la sangre injustamente vertida por el odio, con propósito de exterminio, renace y retoña y fructifica en frutos de maldición; maldición no sobre los que la derramaron, desgraciadamente, sino sobre el propio país que la ha absorbido para colmo de la desventura".
 Manuel Azaña, 18 de julio de 1937, recogido en este libro.

Primero de mes así que toca hablar del libro del club de lectura. Este mes hemos leído este libro de Juan Eslava Galán que es una historia resumida en capítulos breves de la guerra civil.

Lo primero que debo decir es que yo creía que era una especie de novela histórica y no un libro de historia, así que empecé con el paso cambiado y lo había cogido con bastantes ganas, pero poco a poco se me fue enfriando el entusiasmo. Prácticamente todo lo que cuenta es lo que ya sabía, había leído o sospechaba así que por ese lado poco me ha aportado.

Es ameno, está contado con un tono cercano, casi coloquial y no es muy largo. Todo eso son cosas buenas, pero a mí me ha dejado como estaba.

A lo mejor soy un poco injusto cuando, por ejemplo, leo y leo libros de la segunda guerra mundial. Pero intento que sean libros de aspectos distintos, o de capítulos específicos. Por ejemplo, no creo que me vaya a volver a leer una historia completa de la IIGM. Ya lo he hecho y leer otra (como podría ser la de Beevor de más de mil páginas) no me apetece. Al menos de momento.

Algo parecido me pasa con este libro. Me daba la impresión de ya haberlo leído.

Respecto al tema... puff. Es difícil hablar de estas cosas sin pisar callos, pero a mí me ha ratificado en mi opinión de que fue una guerra llena de barbaridades, de desgarros, de injusticias y de atrocidades en los dos bandos. Esos rencores, esos ojos inyectados en sangre, ese tomarse la justicia por su mano, ese acusar y juzgar (si acaso) sin pruebas, ese cainismo que aún sigue latente entre nosotros te hace ser consciente de que todo lo que lleve a sembrar el odio puede tener consecuencias terribles.

Somos muy afortunados por vivir en esta etapa de la historia de España y deberíamos esforzarnos en entender a los demás y en no sembrar la discordia y los rencores porque eso puede tener consecuencias terribles. Porque seguimos siendo los mismos, o muy parecidos. Saltamos enseguida, somos rencorosos, mentirosos, no sabemos ser justos, no sabemos perdonar... y así nos va.

Unos párrafos:

"—Ya ve, me dieron una medalla y soy Caballero Mutilado por la Patria. ¿Y usted dónde perdió la suya?
 —En el frente de Córdoba, de un morterazo, pero como a mí me tocó hacer la guerra en el otro lado no soy Caballero Mutilado. Sólo soy un jodio cojo".

 "Los milicianos se organizan en sus propias agrupaciones ayunas de disciplina, pero henchidas de entusiasmo revolucionario: «Exterminio», «Venganza», «Las Águilas Libertarias», «Los Linces de la República», «Las Hienas Antifascistas», «Los que no Corren», «La Rehostia», «Los Tigres de la República», «Los Leones de Carabanchel», «Los Vengadores de Cuatro Caminos», «Los Caballeros de la Muerte», «Los Desesperados», «Los Aguiluchos Feroces», «El Batallón de Hierro». Algunas son tan pintorescas como la de Teodoro Mora, dirigente de la construcción de la CNT madrileña, que constituye una unidad de navajeros en la creencia de que los moros que ha traído Franco temen el arma blanca. Teodoro Mora desaparecerá en la defensa de Toledo sin haberse acercado lo suficiente a un moro como para probar su aserto".

 Bueno, pues un buen libro para el que quiera tener una visión general del tema con una cierta objetividad sin tomar partido por ningún bando. Tenéis otras reseñas más intresantes en los blogs de Carmen, Paula, Juanjo y Bichejo. ¡Corred a leerlas!


5 comentarios:

  1. Me apetece 0. Pero la verdad es que tengo ganas de leer a Eslava Galán...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pues ya me desaparecen los comentarios hasta en mi propio blog...

    Decía, Saramaga, que es un libro bastante ameno y más centrado en historias particulares y anécdotas que propiamente en una historia -digamos académica- de la guerra civil.

    ResponderEliminar
  3. A mí no es un tema que me apasione. La guerra civil española no me gusta nada, pero creo que, aunque no profundiza, está bien para tener una visión general.

    yo pensé que sabías que no era una novela, pero a mí me pareció muy distraída y me gustó.

    ResponderEliminar
  4. Vives decepcionado, oh líder. Aunque yo también pensé al principio que con lo de historia se refería a novela.

    Muy de acuerdo con tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, pues blogger ha entrado en una de esas fases en las que se traga los comentarios...

    Decía, Carmen, que a mí si me parece interesante y entretenido, pero al ser cosas que ya sabía y al no ser una novela, pues... pues que no me ha aportado nada nuevo.

    Bichejo, son unas reflexiones bastante simples. Una guerra civil tiene que ser algo terrible.

    ResponderEliminar