De mujeres

Hace unas semanas que sigo a Susan Sarandon en twitter. Me gusta desde que de adolescente me deslumbró en Thelma y Louise, supongo que una película muy propia para deslumbrarse en la adolescencia. Además de buena actriz parece una señora seria, con sensatez y cabeza. Así que hace unos días alguien retuiteó algo suyo y le di a seguir sin mirar mucho. Luego miré su perfil con más deteninimento y me decepcionó un poco que lo primero que aparezca en su descripción sea "mother".

Y es que debo confesar que tengo bastantes prejuicios contra las mujeres que lo primero que dicen al presentarse es que son madres. Del mismo modo que no entiendo que en tu imagen de WhatsApp pongas una foto de tus hijos. Soy madre y adoro a mis hijos pero no creo que ser madre me defina y creo es que una mujer es mucho más que una madre por muchos hijos que tenga. O al menos creo que debería serlo. No me gusta que la tarjeta de presentación de una mujer sean sus hijos, me gustaría más ver a la mujer con la que pretendo comunicarme antes que a sus hijos. Además es algo que en general se acepta naturalmente cuando lo hace una mujer pero que resulta extraño si lo hace un hombre. No debería, lo sé, pero sucede así que es otro motivo más para que no me guste.

Pero me desvío. A pesar de esa pequeña decepción he continuado siguiéndola y hoy me he encontrado un enlace a este artículo escrito por ella. Por si estáis perezosos os diré que trata de promocionar una campaña que pretende conseguir que  en 2020 se incorpore una mujer a los billetes de 20$. Se elige el año 2020 para conmemorar el centenario de la décima novena enmienda a la constitución estadounidense que fue la que permitió el voto a las mujeres (sospecho que solo a las blancas, supongo que eso irá en otra campaña).

La cuestión es que mientras lo leía he pensado que en España somos unos adelantados porque ya en los ochenta los billetes de 500 pesetas incorporaban un retrato de Rosalía de Castro. A continuación he recordado que Rosalía desapareció junto con el billete cuando lo sustituyeron por la moneda. Entonces me he puesto a pensar en los euros y me ha dado la impresión de que tampoco en monedas ni en billetes hay mujeres, o al menos no hay muchas.

Por si acaso se me escapaba algo he ido a buscarlo y el panorama es bastante desalentador. Aparte de la reina Beatriz de Holanda aparecen muy pocas mujeres en las monedas de euros y céntimos. Y las pocas que aparecen son más bien alegorías o similares: la sembradora y la Marianne francesas, una joven representando al pueblo en las letonas, el rapto de Europa por Zeus en las griegas y Venus en una italiana. Bien es cierto que en general las monedas de euro no representan figuras humanas pero en los escasos motivos de personajes ilustres se trata siempre de hombres.

En los billetes no hay hombres ni mujeres así que ahí al menos hay igualdad. Salvo que nos fijemos en las firmas de los presidentes del BCE, que eso también habría que mirárselo.

Así que a pesar de mi optimismo inicial parece que vamos para atrás. Me ha pasado un poco como cuando en Cachitos veo vídeos de la tele de los ochenta y me sorprendo por la cantidad de cosas que hoy no se emitirían por no herir susceptibilidades hiper sensibles y por la maldita corrección política. Qué pena.

Habrá que hacer una campaña europea también: 'Ponga una mujer en la moneda de 2€'.

9 comentarios:

  1. Pues a mí, ésas que se presentan como "madres" me caen muy bien. Quizá yo sea un adelantado y no solo vea a una madre, sino a una mujer orgullosa de sus hijos, relegándose a un segundo plano por ellos.

    Ahora caigo que esto te lo dice un tipo que firma como "paterfamilias" ;-)

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo en que hay muchísimas mujeres que parece que les gusta diluirse bajo el concepto madre... y no me gusta. Como no soporto lo de las fotos de los hijos en los WhatsApp, y en esto ganan las mujeres aunque los hombres no le van a la zaga, por lo menos en muchos de mis amigos. Yo soy padre y feliz con mi hijo pero procuro no anularme como persona pasando a ser sólo o principalmente Padre lo que me defina.

    Normalizar la presencia de las mujeres en billetes y monedas llevará tiempo como pasa en muchos otros ámbitos. Aunque otros no lo vean bien, abogo por la discriminación positiva hasta que avancemos socialmente en esta normalización.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Mira que bien, vi la foto de Susan Sarandon con el billete pero no sabía de qué iba el tema.

    Sobre lo de las madres y todo eso ya lo hemos hablado mil veces. Yo jamás digo que soy madre, y no es por falta de orgullo y amor a mis hijas, es que como tú dices no me define ser madre. ¿Si no hubiera tenido hijos sería menos yo?

    Lo de que vamos para atrás pues depende. Ayer vi el nuevo episodio de Mad Men y a finales de los 60 era alucinante el machimos que había, contra el que no se podía protestar y que los propios hombres se jaleaban entre sí o ni siquiera percibían. Algo hemos adelantado pero nos queda mucho , muchísimo por recorrer. Y en mi opinión definirte como madre no ayuda a recorrer ese camino.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bien escribes y lo poco que te prodigas!

    Definirte en relación a otro nunca es un paso adelante. Primero eres tú, y luego ya, madre, esposa, amiga o lo que sea. Y eso, para mí, es fundamental. No implica que no adores a tu pareja, tus amigos o tus hijos, pero sí que no te definen.

    ResponderEliminar
  5. Odio a blogger, se acaba de comer un comentario larguísimo. A ver si soy capaz de reproducirlo.

    Pater, no entiendo que relegarse a un segundo plano, o diluirse como dice Desafectos, tenga valor y además no creo que sea necesario. Ni por los hijos ni por nada.

    Desafectos, soy de las que no confían en la discriminación positiva pero sé que podríamos encontrar muchas mujeres con tanto valor como los hombres que aparaecen en monedas. Se me ocure, por ejemplo, Santa Teresa que está de quinto centenario.

    Moli, sí, lo hemos hablado mucho. Sé que estamos mejor que en los sesenta pero no sé si mejor que en los ochenta. En algunos aspectos creo que vamos para atrás y esas nuevas corrientes de 'crianza', como la llaman ahora, están apoyando un modelo en el que el hombre no pinta nada, se queda de mero palmero. Pero lo dejo, que daría para un post y para meterme en otro jardín.

    Gracias, Bich. En lo importante sí solemos estar de acuerdo.

    ResponderEliminar
  6. Amén a todo, amiga, a lo de presentarse como madre y a lo de los billetes, también estaba pensando (mientras lo leía) en lo que has dicho al final, que solo se ven figuras femeninas alegóricas o mitológicas.

    Y por supuesto, estas siempre son jóvenes y guapas. Por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es otra, es verdad Loquemeahorro, ellos pueden ser un adefesio pero ellas guapas y estupendas siempre.

      Eliminar
  7. Yo creo que avanzamos pero cuesta mucho, mucho y a menudo no es sólo culpa de los hombres.
    Nunca había pensado en lo de los billetes, curioso.
    Como curiosidad, de los 8 buques científicos que recuento ahora en España (igual me dejo alguno), 2 tienen nombre de científicas. No es mucho, pero hace 10 años, no había ninguno.

    ResponderEliminar