Imagenes del viaje

Como ahora tengo mi cámara nueva he decidido poner algunas de las fotos que tomé durante este último viaje. La verdad es que todavía no tengo ni idea de profundidad de campo, de apertura o tiempo de apertura ni de casi nada. Pero poco a poco iré profundizando. De momento os voy a martirizar con unas cuantas fotos. Para que no os quejéis debéis saber que la selección original era inmensamente mayor (Anniehall lo sabe).

Empezamos por las fotos de hielos. El vuelo pasó por Groenlandia y por Canadá por lo que cuando el sol dejó de dar de lleno en la ventanilla pude hacer algunas fotos. Me maravilla el hielo. Esas extensiones inmensas e inhabitables me han fascinado siempre.




Luego, llegando ya a San Francisco me encontré con esta especie de cañón o de gargantas que me pareció muy curiosa, casi como las raíces de un árbol:


Poco después me encontré la que supongo que será la famosa falla de San Andrés o parte de ella. Era curioso ver lo recta que iba todo el rato:


Y la entrada en San Francisco fue gloriosa, la verdad. Pude ver desde el avión el Golden Gate, la bahía y toda la ciudad de San Francisco:



Durante el congreso estuvimos en la Universidad de San José que es que era un sitio muy agradable con ardillas y todo (yo creo que las ponen a posta en todos los parques americanos) y dónde había una estatua dedicada a los atletas negros Tommie Smith y John Carlos que se enguantaron la mano y la levantaron durante el himno americano en los juegos olímpicos de México 1968 y que eran estudiantes de la Universidad:



Hizo un tiempo buenísimo y el jueves tuvimos más de 30 grados. Ese día, cuando acabó el congreso, nos fuimos a Santa Cruz, una ciudad costera al sur de San José donde paseamos por el muelle, fotografiamos focas y después nos fuimos a ver un faro y el atardecer:






En el viaje de vuelta de San Francisco a New Jersey pasamos por un montón de sitios reconocibles, pero os pongo solo dos fotos. Una de Salt Lake que podría ser un cuadro de Rothko y otra de Chicago ya por la noche:



Antes de Chicago me encontré una mancha de esas de los test de Rorschach, pero a tamaño pantano:


Y, finalmente, llegué a Newark donde perdí el vuelo de vuelta, pero esa ya es otra historia. Aquí os dejo una foto de Manhattan desde Newark:


6 comentarios:

  1. ¡Flipo con las fotos! Qué gozada de vuelo. El viaje ya nos contarás, porque lo de perder el vuelo, jajajaja. Estoy deseando leer la explicación.
    Por cierto, magnífico novato, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Sara. Lo del vuelo ya lo contaré, sí.

    Y respecto a las fotos, es que tiré muchísimas y alguna sale aceptable.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué chulas las fotos! Vaya sitios...

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Nisi. Ya te digo que de momento están tiradas al tuntún. Tengo que empezar a aprender algo de fotografía.

    ResponderEliminar
  5. Siempre he dicho que lo verdaderamente bnotable de viajar en avión no es el ahorro de tiempo si no las vistas.

    ResponderEliminar
  6. Si tienes suerte pueden ser espectaculares, Pseudosocióloga.

    ResponderEliminar