La isla del tesoro

"Quince hombres sobre el baúl del muerto...
¡Yujujú y una botella de ron"
Robert Louis Stevenson. La Isla del Tesoro.

Pues durante mi viaje de ida a San Francisco me leí este libro que pensé que me iba a durar para todo el viaje. Pero la verdad es que no. La culpa es del viaje larguísimo en un avión que no tenía pantallas personales de esas de ver películas o por dónde va el avión y la programación que ponían y que si quería tenía que verla en una pantalla esquinada de la que además tenía tapada una parte.

Esa programación incluía the Imitation Game que ya había visto, una película de Vince Vaughn como becario de Google, una de un batería en una academia de jazz o algo así y otra que ni me acuerdo. De esas solo ví la del jazz que no está mal, aunque es un poco quiero y no puedo.

Respecto a la Isla del Tesoro tengo que decir que de pequeño tenía unos libros de esos de novelas en cómic que se llamaban novelas ilustradas o grandes novelas ilustradas o algo así, en los que venía la Isla del Tesoro que me leí centenares de veces. También me ví la película antigua y la moderna en la que Charlton Heston era Long John Silver y la música era de los Chiftains. Incluso intenté leermela en inglés, pero fue demasiado para mí. Había demasiados términos de jerga y marineros de los que no entendía nada.

Así que al final me he decidido a leerme el libro. Este que podéis ver en la imagen y que compré con el diario El País hace veinte años según la información de la edición. ¡Veinte años esperando en la balda!

El detonante ha sido que los padres de Anniehall me regalaron de cumpleaños esta revista monográfica sobre el libro. Y, claro, no iba a leerme la revista sin haberme leído el libro...

No sé si sabéis que este libro lo escribió Robert Louis Stevenson a partir de una historia que se inventó para entretener a su hijo (bueno, el hijo de su mujer). El caso es que es una historia que siempre se ha asociado con lectores juveniles y no me extraña, pero hay mucho más.

Es una historia fascinante en la que el protagonista, Jim Hawkins, se convierte en hombre y pasa de una vida más o menos gris en una pensión cerca de la costa en Inglaterra a verse en algunos instantes convertido en capitán de la Hispaniola y en encontrar un fabuloso tesoro. Descubre la aventura, la acción, la mentira y él también aprende a mentir y a sobrevivir cuando lo tiene bastante difícil. También hay otros protagonistas como Long John Silver o el Caballero Trelawney o el doctor que tienen sus papeles destacados en la historia. Incluso Ben Gunn y su trozo de queso tiene su momento de gloria y se te quedan grabados para siempre.

Es un libro fantástico que yo creo que se puede leer con provecho a cualquier edad. La mía ha sido ya la mediana edad, pero no me arrepiento de haber esperado ni de habérmelo leído en este momento. Igual que tampoco me hubiera arrepentido de leérmelo en cualquier otro momento.

Unos párrafos:
"―[...] Pero sé cómo os las gastáis. Me obligaréis a que acabe con ellos en la isla, en cuanto la mercancía esté a bordo, y será una lástima. Y es que nunca estáis contentos hasta que no estáis borrachos. ¡Que me parta un rayo! Estoy harto de navegar con tipos como vosotros.
―No te pongas así, John el Largo  ―exclamó Israel―. Nadie te va a llevar la contraria.
―¿Cuántos buenos barcos te crees que he visto ir a la deriva? ¿Y cuántos valientes muchachos secarse al sol en el muelle de las Ejecuciones? ―gritó Silver―, y todo por esa maldita prisa de siempre, la prisa, la prisa, me oyes".

"―Durante treinta años he surcado los mares y he visto cosas buenas y malas, mejores y peores, bonanzas y tormentas, escasez de alimentos, cuchillos desenvainados y tantas cosas más. Pero te voy a decir una cosa: nunca he visto que de la bondad saliera nada bueno. El que da primero da dos veces es mi frase favorita; los muertos no muerden es mi lema, amén, que así sea".
Supongo que muchos de vosotros ya os lo habréis leído, pero si no yo os recomiendo que lo intentéis y os embarquéis en busca de aventuras, rodeados de piratas y con un loro que grita ¡doblones de a ocho!


4 comentarios:

  1. Es un libro maravilloso. Las novelas de aventuras del siglo XIX son maravillosas, en general. Que igual es que yo soy muy del XIX, pero lo son. Qué bien que lo hayas disfrutado.

    ResponderEliminar
  2. Sí, Gordipé. Es un libro fantástico. Y eso que me sabía la historia de memoria!

    Yo también soy muy del XIX y también de medio XX.

    ResponderEliminar
  3. Yo he visto varias adaptaciones al cine y la tele, tantas que no sabría identificar ninguna, aunque sí que he visto la de Charlton Heston, que de hecho creo que dirigía su hijo.
    El libro empecé a leerlo en inglés, pero creo que era en una de esas versiones de vocabulario reducido, y sí, siempre he querido leerlo entero, así que me anima que es posible llegar a hacerlo alguna vez :-)

    pd. Cada vez que decís algo como "estoy en la mediana edad", me da un bajón horrible, porque yo os saco unos ¿cuatro? ¿cinco? años, y pienso "en qué estaré yo!"

    ResponderEliminar
  4. La mediana edad es indefinida, es lo bueno que tiene, Loquemeahorro. Yo tengo 42 años que es una edad estupenda y mediana.

    ResponderEliminar