Escribiendo a pachas

Aunque el espíritu con el que nació este blog era otro al final ha resultado que, salvo en dos excepcionales ocasiones que ya me gustaría a mí que fueran más, los únicos que escribimos aquí somos ND y yo.

Por suerte varias personas ya nos han comentado que está bien esto de escribir a medias con el pariento. Además parece que poco a poco vamos ganando lectores así que tan mal no lo estaremos haciendo.

Sin embargo a mí a veces me parece que damos un poquito de grima. Para empezar yo últimamente sólo escribo cosas lacrimógenas y esa vena sarcástica que conseguía sacar antes a veces parece que ahora esté esclerótica. Luego me da por sacarnos parecidos y esto es lo que se me pasa por la cabeza:
  • Cuando nos ponemos tiernos me da la sensación de que somos peor que el algodón de azúcar. Una versión bloguera del colmo de la ñoñería: la pareja retratada por la Basilio en ese gran hito del ridículo amoroso ‘Juntos’. Ay, Dios, cosa más cursi no se ha escrito ni se ha cantado. Resulta de lo más osado ‘colarnos juntos en el autobús’ y ‘saltar en rojo los semáforos’. Sí, esto va a ser lo que los franceses llaman ‘amour fou’.



  • Cuando nos recriminamos cosas pienso más en Pepe Blanco y Carmen Morell en plan ‘me debes un beeeeso, no te lo perdoooono’. No chicos, no, como Pimpinela, no, me niego. Nuestros gustos son mucho más cañís (y también mucho más antiguos) que esos dramas de culebrón de los hermanos incestuosos de los cardados y la barba tipo Parada. Qué grima los tres, madre. Parada y Pimpinela. Si ya le añadimos a Marujita Díaz y el famoso ‘pero que paquetón tengo, Machús, mira mi paquete’ Aaaaarrrrgggg (de esto os ahorro el vídeo).



  • Y siendo lo anterior malo, la peor de las comparaciones se me ocurre cuando recuerdo asuntos como el del sable que NO usamos para cortar la tarta nupcial. Entonces pienso que somos igualitos que Pepa y Avelino en Matrimoniadas. Vale que ND no es calvo y que a mí me faltan todavía unos kilillos pero… al tiempo.


Con lo que a mí me gustaría que nos pareciéramos a Kate y Spencer en ‘La costilla de Adán’, a Bogie y Lauren en cualquiera o a Cary y Audrey en ‘Charada’…

Pero, chicos, la cruda realidad es la que es. Terrible.

Aquí os dejo esta reflexión gilipollesca para que votéis por el parecido más razonable. Se admiten aportaciones innovadoras.

4 comentarios:

  1. Ya he llegado tarde para impedir este aquelarre. Esto de dejar votar a la gente es muy mala idea. La gente, que es muy mala, vota para hacer daño.

    Imagínate que sale en la votación que yo soy Pepa y que tú eres el Parada (el boca chocho, como le llama mi hermano)...

    Creo que has abierto un melón que va a ser muy amargo...

    Yo nos veo más una pareja tipo epi y blas. Yo epi, que para eso elijo, y tú blas, pero blas con tetas.

    ResponderEliminar
  2. ahhhhhhhhhh!!!! pochlín y pocholina en la costilla de adan. Yo voto porque seais esos.
    Hala ND a morderse el dedo para simular unas lagrimas...
    venga pinpinelas pasarlo muy bien en London y seguir escribiendo que yo me lo paso mu bien.
    abrazuchos

    ResponderEliminar
  3. Imposible elegir. ¿Y sabéis por qué? Porque sois tan majos y tan originales que habéis creado una propia categoría. Cuando, a partir de ahora, alguien se atreva a escribir un blog a medias con la parienta dirán "Mira, como el desgraciaíto y la Anijol (con la venia del Chico, bien sûr)...

    ResponderEliminar
  4. Gracias gracias gracias!! pero que majos que sois

    Soy Anijol de incognito (y sin tildes) en Londres y ND que se ha ido a imprimir las tarjetas de embarque pero acaba de llegar y os ha 'visto'

    Besos sin niebla que nos esta haciendo bueno

    ResponderEliminar