No me gusta el calor

Ya están las señoras del tiempo (yo no me acostumbro a decir meteorólogas y me parece que queda mejor señoras del tiempo que mujeres del tiempo, aunque eso, como todo, es cuestión de gustos) diciendo que ha llegado el buen tiempo.

¡El calor no es buen tiempo! Más de 30ºC es una barbaridad que le pasa factura al cuerpo humano. Hay una regla elemental para saber si hace más calor de la cuenta o no: si sudas es que hace demasiado calor.

El sudor es un mecanismo de defensa del cuerpo humano para no colapsarse. Es un mecanismo para no morir. Así que si estás sudando es porque tu cuerpo no quiere despedirse del mundo de los vivos.

Yo entiendo que 20ºC para pasarte el verano en la piscina puede no ser adecuado. Entiendo que haya gente que quiera irse a torrarse encima de un trozo de arena ardiendo, bueno, no lo entiendo, pero lo respeto. Que notes el asfalto blandito bajo tus pies, no es buen tiempo. Es el infierno.

Eso por no hablar de las noches. Como buen macho tengo en mi casa una estación meteorológica. A prácticamente todos los tíos nos gusta tener esa información de temperatura, humedad y demás datos absurdos tanto dentro como fuera de casa. Esa estación meteorológica marca en verano a las 4 de la mañana temperaturas por encima de los 30ºC fuera y un poquito más suaves dentro de casa. El aire acondicionado es una bendición, pero tiene su lado oscuro: irritación de garganta, sequedad, ruido...

Llega la época en la que dejaré de dormir medianamente regular para casi no dormir cocinado en mi propio jugo, que es algo bastante asquerosito. He tenido que pasar ya a mi desodorante de verano. Sí, sí, tengo desodorante de verano y de invierno. El de verano es bastante asquerosito, pero hace que no huela como un babuino del zoo, porque otro de los problemas del sudor son los olores inenarrables que te encuentras, sobre todo en el transporte público.

Ahora, con la jornada de verano tengo que pasar andando a las 3 de la tarde por la Avenida de América, que es una plaza gigantesca en la que solo hay unos mini árboles en tiestos porque no hay tierra porque debajo hay una estación de autobuses. Me armo de valor y me imagino como Lawrence de Arabia penando en el desierto.

Todo esto son minucias comparadas con lo más horrible de todo. Es algo tan desagradable que casi no me atrevo a decirlo... ¡En verano me suda el bigote! Bueno, no es que tenga bigote, lo que me suda es la parte de la cara entre la nariz y el labio. Es algo desagradabilísimo. Además es algo relativamente reciente. Hace 10 años no me pasaba. No sé si tiene que ver con mi tonelaje actual o con el hehco de acercarme a la vejez, pero antes no me pasaba y no consigo acostumbrarme.

El verano tiene una parte positiva, aunque también la podría tener sin hacer tanto calor y es el tomarte cervecitas en las terrazas. Eso es lo único positivo que le encuentro al calor.

¡Que muera el calor y viva el buen tiempo!

15 comentarios:

  1. Lo firmo todo salvo el último párrafo: las cervecitas en las terrazas igual se pueden tomar en primavera o en otoño. Odio el verano. Sólo de pensar en el calor que hará ya tengo calor.

    ---

    (Llego aquí desde la ventana de Teresa y me ha gustado mucho vuestro blog)

    ResponderEliminar
  2. Pues bienvenido. Me alegro que te gusten nuestras tonterías.

    Pásate siempre que quieras

    ResponderEliminar
  3. Yo también me exaspero cuando oigo hablar de "buen tiempo" refiriéndose a unas condiciones atmosféricas en las que sólo dan ganas de cerrar los ojos y dejarse morir...

    Y eso que no me ha tocado soportar un calor húmedo de esos que se sufren en la costa. El calor de la meseta torra, pero no aplasta como el de otros sitios. De lo malo, no es lo peor...

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí que me den calor. Lo prefiero al frío. Claro que los mesetarios no sabemos de terminos medios.

    Por cierto, me ha llegado lo de la estación meteorológica, ahora entiendo por qué no soy lo suficientemente macho, siempre me lo había preguntado :)

    ResponderEliminar
  5. He visto la luz!!! Gracias al ND acabo de entender por qué mis compañeros de trabajo, cuando les pido ideas para los regalos de reyes de mi padre y mi hermano, me contestan invariablemente: "Una estación meteorológica". Hasta ahora me había resistido, pero el año que viene caen, fijo.

    A mí me gusta el calor, pero eso es porque soy muy friolera y a menos de 20 grados, lo paso fatal.

    Ah! Y a mí también me suda el bigote ;oD

    ResponderEliminar
  6. Juanjo, me estás empezando a preocupar. Te salva lo del Atleti, pero lo de no poder no pensar en nada y no tener estación meteorológica...

    ResponderEliminar
  7. Y puedo estar haciendo una cosa y pensar en otra, estremecedor...

    ResponderEliminar
  8. ND...coincido en todo. Bueno, sudor de bigote no tengo. Odio el verano y para mi buen tiempo son nubes y claros, tormentas..variedad...sol, sol y mas sol es una tortura. Odio el verano, seria feliz si viviera en una alternancia de otoño/invierno/otoño/ invierno....
    Lo de las estaciones metereologicas y los machos es totalmente cierto....mmm...lo mismo me inspiro y escribo algo sobre el tema.
    Ya me contaras que tal la breve historia...

    ResponderEliminar
  9. ...seguimiento que se me ha olvidado...ah y ya funcionan los comments desde el movil

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Cómo se nota que sois de secano. Si hubierais crecido en un sitio en el que todo el verano se pasaba lloviendo y cuando tenías plan playero te pasabas mirando el cielo todo el tiempo hasta que llegaba el momento diríais otra cosa. Mira, creo que eso también da para un post.

    ResponderEliminar
  13. Molinos: ya estoy con la Breve Historia, de momento, bien. Aunque he de decir que con los números tan grandes me pierdo, ya sé que eso dice bastante poco de mí como ingeniero, pero cuando se habla de trillones de trillones o que en la 10e-43 parte de un segundo ya estaba hecho el universo... puff.

    Anniehall: eso ya lo tenemos hablado. El que esté todo el rato lloviendo tampoco es buen tiempo. Para mí el buen tiempo se enmarca en unos 25ºC, brisa y sol y nubes.

    ResponderEliminar
  14. Coincido plenamente

    Para mí buen tiempo es 20 grados, brisa y huevos fritos ( sol y nubes)

    ResponderEliminar
  15. Tampoco puedo con el calor. Y en la ciudad de las calles sin nombre hace un calor que te mueres, y yo sin aire acondicionado.

    ResponderEliminar