Los ingleses, esos grandes desconocidos

Saludos de nuevo. Ya estamos de vuelta después de casi cuatro días por Londres. Nos lo hemos pasado genial, hemos visto un montón de cosas, hemos comido muy bien, hemos paseado. Nos hemos comportado como auténticos turistas. Ya hablaremos del viaje en sí más adelante, ahora os quiero hablar de los ingleses, así, en general.

Para empezar, lo primero que se nos viene a la cabeza pensando en un inglés es que suelen ser extravagantes. Realmente es que hacen lo que les da la gana. No les importa lo que puedan pensar de ellos porque realmente a nadie le importa. Es algo admirable.

Los ingleses, y me refiero a los de una cierta educación, tienen la capacidad de convencerte de cualquier cosa. Les deben de enseñar retórica en el colegio o cosas así porque son capaces de llevar una conversación a donde les da la gana y que creas que te están alabando cuando realmente te están poniendo a parir. Esto me ha pasado con un inglés que trabaja con nosotros en un projecto europeo. Fue capaz de quitarle el liderazgo de una tarea a otro español, darmelo a mí y que el otro ni se enterara de nada y se quedara tan contento.

Juntando estos dos primeros elementos podemos encontrarnos con alguien vestido como un adefesio y al que no se puede llevar la contraria. El domingo, mientras íbamos en el metro se quedó un sitio libre al lado de una anciana que iba con abrigo, guantes y bufanda. Hacía un calor impresionante, pero ella iba bien tapada. Se quedó el sitio libre y murmuró algo como que había un sitio libre. Yo no me senté por si quería sentarse otra persona. Entonces subió el tono de voz y me dijo que me sentara. Me lo ordenó y yo le hice caso sin rechistar. Aquí en Madrid, si una vieja con la ropa raída y abrigo y guantes me dijera que me sentase pasaría olímpicamente. Es la forma de decirlo (o también que soy un calzonazos y en cuanto me dicen algo, lo hago).

Otra característica de los ingleses es su visión de aprovechar la oportunidad. De todo de lo que se pueda sacar beneficio, se saca. Las tiendas están abiertas todos los días, te cobran un pastón por entrar en los sitios (las 17 libras por entrar en la Torre todavía me duelen). Tienen parques privados, cosa que llama la atención. Pasar al lado de uno de estos parques hace que te entren unas ganas locas de entrar. Seguro que si estuviera abierto no querrias entrar. Los sitios públicos como las estaciones están llenos de tiendas. Las tiendas de souvenirs están todavía llenos de toda clase de merchandising con Lady Di.

Otra de las cosas que me chocó es que en bastantes pubs hay ofertas en la puerta de 'English breakfast served all day'. Que quieres tomarte un desayuno a las 10 de la noche? ningún problema. Saqué una foto de uno de esos carteles y ya la he puesto.

Otra cosa curiosa es que, por ejemplo, el Travel Pass que compramos se estropeaba a los dos o tres viajes y tiene en todas las salidas a un par de personas para abrir y cerrar las puertas automáticas. Supongo que sería mejor hacer mejores tarjetas, pero si no lo han hecho será porque no.

Llama la atención con lo aparentemente educados que son, lo guarros que son. Fuimos a ver un musical y al terminar e ir a salir, el suelo estaba lleno de botellas vacías de agua y de cerveza rodando cuesta abajo. Anniehall notó que hay muchas inglesas con el pelo bastante grasoso y el Domingo vió que muchas iban con el pelo mojado por la calle por lo que dedujimos que lo de la ducha semanal sigue siendo realidad.

Tienen orgullo de ser británicos. El domingo fue el aniversario del desembarco de Normandía y había bastantes banderas inglesas en las ventanas (aunque a lo mejor era por el mundial...). Homenajean a todos sus héroes, no se olvidan de su pasado y lo exponen como ejemplo. Gente como Livingstone, Cook, Nelson, los más dudosos Drake o Rhodes, todos tienen sus monumentos. Eso es algo que da una cierta envidia. Son conscientes de la importancia de la tradición. Imborrable la imágen del soldado en la Torre de Londres con ventimuchos grados y una humedad del 100% con su gorro que no le dejaba ni ver y que tiene que dar un calor de desmayarse ahí plantado.

Bueno, son gente peculiar, pero te hace sentir envidia de no ser británico. Además ya no se puede poner como excusa el jamón para no irse allí, porque hay un montón de pubs y restaurantes con el jamón ahí puesto. La próxima semana tengo que irme a Glasgow por trabajo, veremos si este post lo hago extensivo a los escoceses o hay diferencias...

3 comentarios:

  1. Habéis tenido un tiempo increíble! Parrques con gente en bikini!!! Me alegro de q lo hayáis pasado bien. A ver, unas anotaciones:

    1. La retórica inglesa nos da mil vueltas. Aprenden a defender una idea en el colegio, aunque no crean en ella. El famoso "discuss", busca argumentos a favor y en contra. Da gusto escuchar entrevistas en BBC 4: los periodistas barren al q sea, no les dan masajes como en Espania si son de su cuerda.

    2. No tienen estilo vistiendo. Les falta un chip. En Londres puedes encontrar gente de nuestar edad q sí, pero es minoritario. Aquí cualquiera de nosotros es "glamuroso".

    3. Parques privados: hay algunos jardines q pertenecen a un grupo de casas y tienen llave los residentes, pero no son parques. Los parques son públicos y, aparte de por ej los Kew Gardens, son gratuítos. Todos los museos son gratis (salvo la exposición del momento). En esto deberíamos aprender los demás. da gusto ir a la tate y encontrarte niños sentados delante de un cuadro pintando en sus cuadernos. Los muesos tienen tienda (me encantan esas tiendas, lo compraria casi todo) y restaurante, café./ Esto va muy bien porque hay gente q va allí a pasar el día.

    4. Ah, el "all day english breakfast" está genial: q me dices si terminas la juerga a las 4 pm...

    5. Travel pass: Mejor la oyster si vienes frecuentemente.

    6. Guarros: dicen q la mayoría se bañan y no duchan (la gente mayor, sobre todo). En los paises dle norte spr han sido menos limpios q en el sur (sudor etc). No los disculpo eh?

    7. El British Pride. Lo de las banderas q visteis era por el mundial, se vuelven locos. Cierto q hay un grupo q se sienten orgullosos de ser british. Su caracteristica mas general es el sentido del humor, asi q tambien se rien de esto y de si mismos. Los escoceses (o los del norte) son en principio mas simpaticos, pero el sentido del humor sera similar. No tienes q estar riendote todo el rato para ser gracioso. http://divagandodivagando.blogspot.com/2009/12/autoflagelacionself-deprecation.html

    Para entender mas de esto y otras cosas recomiendo este libro de antropologia-folk: "Watching the English" (Kate Fox) o "Notes from a small island" de Bill Bryson.

    di, con sindrome de estocolmo

    ResponderEliminar
  2. Tú eres mucho más experta que yo en el análisis del inglés. Nada que decir a tus matizaciones. La diferencia entre jardín y parque para mí es muy pequeña, porque aquí en Madrid los parques son como jardines (eso sí, sin flores y sin árboles).

    Por cierto, gracias por tus consejos. Cuando hagamos el relato del viaje ya entraremos en detalle.

    El libro de Bryson lo tengo, pero todavía no le he echado el diente. En este viaje me he comprado el nuevo que ha sacado que se llama 'At home'. He empezado a leerlo y tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no siento envidia de no ser británico, es más, estoy profúndamente agradecido por no serlo. Envidio ese orgullo colectivo y el reconocimiento a lo suyo y a los suyos, pero creo que no compensa.

    Espero con envidia sana el relato completo del viaje.

    ResponderEliminar