Liberdade

Hoy hace mucho calor. Mucho. El Papa ya se ha ido. Ha estallado una tormenta, pero la humedad hace que estemos peor que si no hubiera llovido. He terminado de leer el último libro de Javier Reverte sobre el paso del noroeste. El libro sobre los judíos es bastante denso, demasiado para estos calores. Entonces he cogido un libro que compré en Oporto de Pessoa y he leído esta poesía que se llama libertad. Me ha hecho pensar. Sobre todo el principio, porque es como me sentía en ese momento, y la última estrofa, por la visita papal.


Ai que prazer
não cumprir um dever.
Ter um livro para ler
e não o fazer!
Ler é maçada,
estudar é nada.
O sol doira
sem literatura.

O rio corre bem ou mal,
sem edição original.
E a brisa, essa,
de tão naturalmente matinal,
como tem tempo não tem pressa...

Livros são papéis pintados com tinta.
Estudar é uma coisa em que está indistinta
A distinção entre nada e coisa nenhuma.

Quanto melhor é quando há bruma.
Esperar por D. Sebastião,
Quer venha ou não!

Grande é a poesia, a bondade e as danças...
Mas o melhor do mundo são as crianças,
Flores, música, o luar, e o sol que peca
Só quando, em vez de criar, seca.

O mais do que isto
É Jesus Cristo,
Que não sabia nada de finanças,
Nem consta que tivesse biblioteca...


Creo que se entiende bastante bien, pero he encontrado una traducción buscando un poco y aquí os la pongo (cambiando algunas cosas, permítaseme el atrevimiento):

¡Ay qué placer
no cumplir un deber,
tener un libro que leer
y dejarlo de hacer!
Leer es un fastidio,
Estudiar es nada.
El sol calienta
sin literatura.

El río fluye, bien o mal,
sin edición original.
Y la brisa, esa,
que de tan naturalmente matinal,
como no tiene tiempo, no tiene prisa…

Los libros son papeles pintados con tinta.
Estudiar es una cosa que se encuentra indistinta,
entre la nada y cosa alguna.

Cuánto mejor, si hay bruma.
¡Esperar por D. Sebastián
quiera venir o no!

Grandes son la poesía, la bondad y la danza…
Mas lo mejor del mundo es la infancia,
Las flores, la música, el claro de luna y el sol que falla
cuando en vez de crear las cosas nos las seca.

Pero más que esto
fue Jesucristo,
que no sabía nada de finanzas,
ni consta que tuviera biblioteca…

4 comentarios:

  1. Pessoa me gusta mucho, ¡ pero qu´´e bien elegida esta poesia para estos calores!.
    Que os pase pronto.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar, 112. Y es agradable conocer a gente a la que le gusta Pessoa. El poema es muy bueno y muy profundo.

    ResponderEliminar
  3. Pessoa es un tipo curioso. Escribio muchisimo y publico poco con su nonmbre y la mayoria bajo heteronimo ( no me funcionan las tildes, perdona). Y son obras tan diferentes entre si, que parecen realmente de autores distintos.
    No he leido que tuviese personalidad multiple, pero su obra lo parece.
    No recuerdo haber leido por el blog muchas reseñas tuyas de poesia,pero veo que le das a todo (aunque la II G.M. se lleva la palma ultimamente).
    Aunque comente poco si os leo.

    ResponderEliminar
  4. La poesía de Pessoa me gusta mucho. La prosa se me hace muy difícil, muy densa. Me leí el libro de desasosiego y, aunque era muy brillante a ratos, se me hizo pesado.

    Es cierto que ponemos poca poesía en el blog. Habrá que solucionarlo! ;-)

    ResponderEliminar