José Alfredo, el Rey

Creía que ya le había dedicado algún post a José Alfredo, pero el buscador de blogger me dice que no, así que he decidido subsanar ese error lo más rápidamente posible.

Me encantan las canciones de José Alfredo. A Anniehall también. De hecho ya hemos contado que cuando nos conocimos terminamos cantando canciones de Mª Dolores Pradera y supongo que alguna sería de José Alfredo. Tenemos un recopilatorio en el coche y es de esos discos que cuando tenemos la rara ocasión de ponerlos (porque vamos solos o porque los niños están dormidos) vamos cantando todas las canciones. Y es que las letras son buenísimas, todo eso aderezado con las guitarras y trompetas mexicanas lo convierten en un éxito seguro.

Las canciones son sobre todo de amor, de desamor, de venganza, de odio, de sentimientos, sentimientos comprensibles, aunque a veces te hacen saltar una sonrisa diciendo 'pero qué cabrón es!'.

Os voy a poner algunas estrofas, la mayoría ya las conoceréis, pero a mí me encantan.

"Ando borracho, ando tomado
porque el destino cambió mi suerte.
Ya tu cariño nada me importa
mi corazón te olvidó pa´siempre.
Fuiste en mi vida un sentimiento
que destrozó toditita mi alma.
Quise matarme por tu cariño,
pero volví a recuperar la calma.
Yo, yo que tanto lloré por tus besos.
Yo, yo que siempre te hablé sin mentira
Hoy solo puedo brindarte desprecio
Yo, yo que tanto te quise en la vida."



"Por qué volviste a mí?
Siendo tan grande el mundo,
habiendo tantos hombres,
por qué volviste a mí?
Después de aquel ayer
que tú lo maldeciste
y luego lo destruiste
a qué quieres vover?
En mí ya no hay amor.
En mi alma ya no hay nada.
Mi vida aventurera
contigo se acabó.
Por qué volviste a mí
buscando compasión
sabiendo que en la vida
le estoy poniendo letra
a mi última canción?"



"Porque yo a donde voy
hablaré de tu amor
como un sueño dorado
Y olvidando el rencor
no diré que tu adios
me volvió desgraciado
Y si quieren saber de mi pasado
es preciso decir otra mentira
les diré que llegué
de un mundo raro
que no sé del dolor
que triunfé en el amor
y que nunca he llorado."



"No quiero ni volver a oir tu nombre.
No quiero ni saber adonde vás.
Así me lo dijiste aquella noche,
aquella negra noche de mi mal.
Si yo te hubiera dicho no te vayas
qué triste me esperaba el porvenir.
Si yo te hubiera dicho no me dejes
mi propio corazón se iba a reir.
Por eso fue que me viste tan tranquilo
caminar serenamente bajo un cielo más que azul;
después, ya ves, me aguanté hasta donde pude
y acabé llorando a mares donde no me vieras tú."



"No vale nada la vida
la vida no vale nada.
Comienza siempre llorando
y así llorando se acaba.
Por eso es que en este mundo
la vida no vale nada."



"Deja que salga la luna.
Deja que se meta el sol.
Deja que caiga la noche
pa que empiece nuestro amor.
Deja que las estrellitas
me llenen de inspiración
para decirte cositas
muy bonitas, corazón
Yo sé que no hay en el mundo
amor como el que me das
Y sé que noche con noche
va creciendo más y más.
Cuando estoy entre tus brazos
siempre me pregunto yo
cuánto me debía el destino
que contigo me pagó.
Por eso es que ya mi vida
toda te la entrego a ti,
tú que me diste en un beso
lo que nunca te pedí."



Por tu amor que tanto quiero y tanto extraño
que me sirvan una copa y muchas más
que me sirvan de una vez pa todo el año
que me pienso seriamente embarrachar
Si te cuentan que me vieron muy borracho
orgullosamente diles que es por ti
porque yo tendré el valor de no negarlo
Gritaré que por tu amor me estoy matando
y sabrán que por tus besos me perdí.
Para de hoy en adelante ya el amor no me interesa
cantaré por todo el mundo mi dolor y mi tristeza.
Porque sé que de este golpe ya no voy a levantarme
y, aunque yo no lo quisiera, voy a morirme de amor.



En fin, que me encanta, que es de esos cantantes que me puedo poner una y otra vez y que nunca me canso de oirlo. Eso es lo que diferencia a un clásico del que no lo es. Creo que es una definición que le oí a José Luis Garci. Decía eso, que un clásico es esa película que la ves una y otra vez y nunca te cansas de verla. A mí esa definición me vale. ¿Y a vosotros?

12 comentarios:

  1. Me encanta la música mexicana. Me gustan todas.


    Me voy, me voy, me voy a MEXICOOOOOOOO!!!!!!

    (ojalá)

    ResponderEliminar
  2. Otra de las cosas que me inculcaron mis padres fue el amor por la música mejicana.

    El corrido del caballo blanco
    Juan Charrasqueado
    (esta no me se el título)pero decía: Por la lejana montaña, va caminando un jinete, lleva en su pecho una herida e iba buuuuuuscando la muerte.
    El Rey y un sinfín de ellas más.

    Ahora te digo una cosa... la canción Un mundo raro, creo que se llama, es preciosa, pero la vesi-ón de la destrozacanciones por excelencia (bajo mi punto de vista9 Tamra "la buena" es para echar a correr.

    ResponderEliminar
  3. Qué grande José Alfredo! Órale José Alfredo! se te ha olvidado hablar de sus corifeos, ND.

    Y... pos cuándo nos vamos, Divita? O es que estás que te vas, que te vas, que te vas y te vas... y no te has idooooo

    Croque, el corrido del caballo blanco es de mis preferidas. La otra creo que no la conozco. Y estoy contigo en lo de Tamara y sus destrozos. Anda que no podía dedicar esa voz a mejores afanes. Aunque el culpable pienso yo es ese infame disco de boleros que hizo Luis MIguel. Sus versiones iban en esa línea horrorosa para nosotras. Y luego ella se apuntó al carro.

    ResponderEliminar
  4. Sí, José Alfredo es un grande. Tampoco he puesto las que más me gustan, he puesto trozos de letras que me parecen buenísimos.

    La del caballo blanco es impresionante, ojalá que te vaya bonito, no me amenaces...

    De un mundo raro hay muchísimas versiones, pero la original es la original...

    ResponderEliminar
  5. Me encanta Mª Dolores Pradera. A él sólo lo he escuchado en "Las Mañanitas", versión que me envió un amigo mío mexicano.

    Sé que cuando escucho a Mª Dolores Pradera (pocas veces, la verdad) es como si le escuchara a él.

    ResponderEliminar
  6. A nosotros también nos encanta la Pradera, Pater Familias, y ella canta un montón de canciones de José Alfredo.

    ResponderEliminar
  7. ND, Anniehall, me caeis fenomenal y me encanta vuestro blog. Os entiendo perfectamente (me declaro fan de Doña Concha Piquer). Con todo, lo siento, de verdad que lo siento, pero no os puedo seguir en esto.

    Me voy corriendo a leer otros post :-)

    Fdo: una seguidora que os seguirá siguendo

    ResponderEliminar
  8. Jolín, y yendo hacia atrás me he topado con el Master... Qué barbaridad...

    ResponderEliminar
  9. Qué Master, Carmen? El Master del Universo o el master de juglaría? ;-)

    ResponderEliminar
  10. Gracias Carmen, que sepas que también somos muy de copla. Siéntete como en tu casa.

    ResponderEliminar
  11. ¡El mEster, el Mester!

    Ja, ja, ja.

    Ay, no me lo vais a perdonar...

    ResponderEliminar
  12. Sí, mujer, que somos muy indulgentes nosotros.

    ResponderEliminar